Home ACTUALIDAD Ministerio del Interior arma a la PNP con fusiles a “dedo” y...

Ministerio del Interior arma a la PNP con fusiles a “dedo” y a bajo costo

982
0


A pocas horas de que se presente en el Congreso la anunciada moción de censura contra el ministro del Interior, Víctor Torres, y que alcance una desaprobación del 75% de la ciudadanía, el Ministerio del Interior ahora buscaría favorecer a empresas armamentísticas por medio de la compra de fusiles. Un reportaje difundido este domingo 24 de marzo, reveló la serie de coordinaciones iniciadas por el Ministerio del Interior (Mininter), bajo el mando de Víctor Torres Falcón, y la empresa israelí Emtam Karmiel, a la que requirieron un total de 7.000 fusiles para la Policía Nacional del Perú por un costo de US$24 millones de dólares.
Si bien esta contratación no levanta suspicacia inicial, el informe de los periodistas Ángel Páez y Doris Aguirre revelado este fin de semana, detalla una serie de entramados y negociaciones llevadas a cabo para que este proceso sea adjudicado “en tiempo récord” por el Comité de Evaluación del Ministerio del Interior. Este mismo fue instalado el pasado 8 de marzo por la Secretaría General de dicha institución, y en muy poco tiempo, concluyó con el proceso de elección.

Como resultado de este, se reveló que la empresa israelí Emtam Karmiel sea la encargada de otorgar los 7.000 fusiles marca EMTAN MZ-4 por el millonario monto. Dicha adquisición se habría realizado sin que ninguna otra empresa se haya presentado y, según fuentes del Mininter, la adjudicación se dio “sin que se hayan efectuado pruebas de evaluación como de precisión y resistencia entre diferentes modelos”. Ello, pues según el informe, hasta la fecha dichas pruebas no se habrían reportado.


Un contrato de “Gobierno a Gobierno” que terminaría siendo una contratación “a dedo”

Los motivos que han generado señalamientos respecto a que este podría tratarse de un caso de posible contratación irregular “a dedo” recaen en la falta de opciones y ofertas para este proceso. Según los reporteros, hasta la fecha “no se tienen noticias sobre la presentación de otras ofertas” de este tipo. En cambio, la modalidad escogida para esta contratación recae en el tipo “de gobierno a gobierno”.

Fuentes del Ministerio del Interior señalaron que la institución escogió el modelo israelí “por su bajo precio, sin tomar en cuenta otros valores de relevancia como operatividad, precisión y el aspecto técnico”. Incluso, según lo detallado por el informe, el modelo escogido por el Comité de Evaluación del Mininter, era conocido como “una versión Low Cost”, es decir, de bajo costo, de otro tipo de armamento militar estadounidense.
Como si esta sospechosa adjudicación que ha llevado a significar el desembolso de un total de 64 millones de dólares no fuera lo suficientemente sospechosa, el medio pudo acceder también al Decreto Supremo que el Gobierno de Dina Boluarte planea publicar para hacer oficial esta compra.


El documento, llamado “decreto Supremo que autoriza al Ministerio del Interior a suscribir el acuerdo de Estado a Estado para la adquisición de fusiles de asalto CAL 5.56 X 45 mm para la Policía Nacional del Perú con CUI N°2540919″; hace real la contratación con la que, mediante decreto supremo, “se autoriza al Ministerio, sus organismos públicos adscritos, suscribir un acuerdo de Estado a Estado”.

Llegado el momento adecuado, la decisión de acreditar esta contratación será refrendada tanto por Boluarte, en calidad de presidenta de la República del Perú; como por Víctor Torres Falcón, actual titular del Ministerio del Interior que se encuentra en la cuerda floja por el Congreso de la República. Ello, luego de que su intervención en el Legislativo durante la interpelación iniciada en su contra no haya llenado las expectativas de los parlamentarios.

PÉSIMA GESTIÓN

A pocas horas de que se presente en el Congreso la anunciada moción de censura contra el ministro del Interior, Víctor Torres, una encuesta realizada por Ipsos , entre el 21 y 22 de este mes, revela que el titular de dicha cartera alcanza el 75% de desaprobación de la ciudadanía, un porcentaje que sintoniza con los reclamos de todos los sectores, que ven afectados sus negocios, el quehacer diario, la seguridad y hasta la vida misma en cada crimen que se produce.
El director de Estudios de Opinión de Ipsos, Guillermo Loli, explicó a este diario que esto corrobora que “la delincuencia es el principal problema del país”. “No se ve un plan claro, serio (del gobierno), de empezar a solucionar el problema. El ministro actual transmite muy poca capacidad para luchar contra este problema del país”, acotó Loli.