Home ACTUALIDAD LA LIBERTAD: Denuncian que demolieron colegio pese a encontrarse en buenas condiciones

LA LIBERTAD: Denuncian que demolieron colegio pese a encontrarse en buenas condiciones

6010
0

Asociación Peruana de Consultoría (APC) advierte que este hecho es una de las consecuencias de las improvisaciones que se dan en los convenios de gobierno a gobierno.

Cientos de escolares de la institución educativa Santo Domingo de Guzmán, ubicada en el distrito de Chicama, provincia de Ascope, La Libertad, continúan recibiendo clases en instalaciones precarias, soportando cerca de 30 grados de calor, lo que pone en peligro la salud de docentes y alumnos, tras la demolición de plantel que se encontraba aún en buenas condiciones.

Ello, pese a que Defensa Civil de la Municipalidad Distrital de Chicama determinó que las aulas prefabricadas actualmente en uso “no brindan la seguridad necesaria” y constituyen “un peligro eminente” para estudiantes y docentes.

Según el presidente de la Asociación Peruana de Consultoría, Elías Tapia, la situación se originó cuando la empresa China Civil Enginneering Construction Corporation (CCECC) sucursal del Perú demolió el plantel para edificar una Escuela Bicentenario, en el marco del acuerdo gobierno a gobierno (G2G) con el Reino Unido, bajo la asistencia técnica del consorcio británico-finlandes Koulu.

El especialista manifestó estar de acuerdo con algunos padres de familia que han señalado estar en contra de la demolición del colegio, pues estaba aún en buenas condiciones. “Se está dilapidando 95 millones de soles que es el costo del nuevo plantel. Con eso se pudo construir 4 colegios en otras zonas que realmente lo necesitan”, opinó.

Sobre las condiciones de las aulas provisionales que debían acoger a los alumnos en tanto se ejecuten las nuevas obras entregadas por la constructora china, indicó que no han provisto suficientes. “Han levantado solo 15 aulas de contingencia en una losa deportiva para que los niños reciban clases, cuando por la cantidad de alumnos (más de 700) se necesitan ujn promedio de 21”, enfatizó.

Por tal motivo, la dirección del plantel se ha visto obligada a adquirir 5 módulos con paredes de madera y techos de calamina, que son verdaderos hornos por el calor al que se exponen alumnos y docentes

Elías Tapia, dijo que “este hecho es una de las consecuencias de las improvisaciones que se dan en los convenios de gobierno a gobierno, por el que muchas veces el país ganador de la buena pro contrata empresas extranjeras para ejecutar las obras, sin que haya control sobre eso”.

Al respecto, los padres de familia advirtieron que el anterior colegio no presentaba grietas en las paredes ni pisos, y que recientemente se había construido nuevas aulas, por lo que no se explican por qué se tuvo que demoler. “Ha sido un abuso y despilfarro del dinero del Estado. El colegio estaba todavía en buenas condiciones”, dijo Luis Guiver Maldilla, padre de familia de la zona.