Home PERU Piura: pobladores arrojan agua de desagüe al alcalde de Querecotillo en protesta...

Piura: pobladores arrojan agua de desagüe al alcalde de Querecotillo en protesta por paralización de obras (VIDEO)

1140
0

Un grupo de pobladores manifestó su insatisfacción arrojando agua residual al alcalde del distrito de Querecotillo, en la provincia de Sullana, Alex Seminario, como una forma de protesta ante los recurrentes problemas de colapso en el sistema de alcantarillado de la localidad. Los ciudadanos confrontaron al burgomaestre cuando este llegó para supervisar las motobombas recién instaladas en la zona.

En entrevista con Exitosa, el alcalde de Querecotillo (Piura), Alex Seminario, reveló que ya denunció a los pobladores que le arrojaron agua de desagüe por una obra paralizada que genera contaminación en su vecindario.

El burgomaestre tildó de “desadaptados” a los ciudadanos que le tiraron aguas servidas cuando se encontraba realizando una visita a su jurisdicción.

“Se ha hecho la gestión para poder intervenir pero dada la maldita burocracia que existe en las autoridades, hasta el día pueden solucionar”, fue la respuesta de Seminario sobre las incomodidades que llevaron a los ciudadanos a manifestarse de tal manera.

Pronunciamiento del alcalde
Según precisó, se trata de “dos o tres desadaptados” que “siempre han estado en contra” de su gestión. Seminario sostiene que la paralización de la obra se debe a la burocracia existente en las autoridades, lo que ha dificultado la solución del problema que involucra una tubería de desagüe colapsada.

El alcalde explicó que se han tomado medidas temporales, como el uso de bombas para mitigar la situación, pero la falta de presupuesto local ha obligado a buscar financiamiento a nivel regional. Aunque se reconoce el descontento de la comunidad, Seminario instó a evitar actos violentos como el acontecido el pasado sábado.
Los hechos se registraron en la mañana del último lunes en el Barrio Sur luego de que la autoridad distrital llegara al lugar para constatar las condiciones en las que se encontraba su jurisdicción. Ahí se pudo dar cuenta del estado de insalubridad en la que viven sus pobladores.

Las imágenes de la escena muestran como los vecinos llenaron baldes con el agua estancada y se los arrojaron a la autoridad edil. La indignación suscitada por la falta de soluciones definitivas al problema de afloramiento del alcantarillado.

“Para que veas cómo vivimos, ya estamos cansados”, fueron las palabras de los pobladores que decidieron tomar la radical decisión.