Home Columna Todo el Perú está secuestrado

Todo el Perú está secuestrado

1886
0

En Otro Lenguaje

Por: Jaime Asián Domínguez (*)

Luego de la liberación de Valeria, escuchamos al mandamás de la Dirincri, general PNP Luis Flores, pedirle a la población mayor confianza en el trabajo de su institución. El jefe policial debería entender que ese no es el problema, la gente siempre está a la espera de una mejor performance contra el crimen organizado y la delincuencia común. La demanda, que retumba en costa, sierra y selva, es que haya una política de gobierno en serio y no meros balazos al aire porque estamos a merced de mafias del terror y el delito en todas sus modalidades.

La encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), difundida ayer, es reveladora: el 81% de los connacionales percibe que la seguridad está peor que hace un año, una cruda realidad que lógicamente impacta en la desaprobación de la presidenta de la República, Dina Boluarte, que ya anda en 84%. El “Plan Boluarte”, tan promocionado por el primer ministro Alberto Otárola en desmedro del “Plan Bukele”, no existe ni por asomo y la muestra, como vemos a diario, es la andanada de secuestros, extorsiones, crímenes por encargo, asaltos y arrebatos.

Tras la aparición de la escolar, secuestrada durante cinco días, el ministro del Interior, Víctor Torres, incurrió en lo mismo: prometer que la PNP dará con la ubicación y capturará a los plagiarios. Además de ser una función connatural de la Policía, necesitamos pasar de la anécdota al diseño y ejecución de una estrategia que tenga como columna vertebral la inteligencia operativa. Si desde el Ejecutivo no discurre el convencimiento de devolverle la tranquilidad a las calles, la anarquía seguirá abriéndose paso y pronto resultará irreversible.

Y, ciertamente, no podemos pasar por alto el accionar de los magistrados que le meten goles al Perú liberando a facinerosos, como ocurrió con siete “angelitos” extranjeros detenidos en su búnker de Pachacámac.

(*) Director de medios y Consultor de contenidos

——

“Necesitamos pasar de la anécdota al diseño y ejecución de una estrategia que tenga como columna vertebral la inteligencia operativa”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here