Deudos de la tragedia de Mesa Redonda cumplen 22 años pidiendo justicia.

    1092
    0

    A pesar del decreto supremo y de las comisiones creadas por los gobiernos de Alejandro Toledo y Ollanta
    Humala, los afectados aún no reciben el resarcimiento mínimo que les corresponde.

    CASI SE HA BORRADO DE LA MEMORIA de los limeños el pavoroso incendio de Mesa Redonda que, el año 2001, dejó 458 muertos y 138 niños huérfanos. Lo peor es que el sufrimiento de los deudos no acaba.

    Ello porque, en una larga historia de lavada de manos por parte de la Municipalidad Metropolitana de Lima y del Ministerio de Vivienda, no se ha cumplido con otorgarles el resarcimiento mínimo que dispuso un decreto supremo de la época. 

    Efectivamente, en 2002 se facultó a la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales (SNBE) a entregar tres predios para que los deudos, que habían perdido todo, pudieran rehacer sus economías familiares. Recién tres años después esa entidad cumplió cediendo a la MML los tres predios en el centro de Lima, uno de los cuales fue ocupado inmediatamente. Pero, oh sorpresa, tres años después, sin mayor explicación la municipalidad devolvió los predios a la SNBE. Se inició así un calvario más doloroso que el incendio mismo. 

    Ello, a pesar de que los gobiernos de Alejandro Toledo y Ollanta Humala crearon sendas comisiones encargadas de resarcir a los deudos, lo cual en la práctica nunca ocurrió. Más bien, la Asociación de Deudos bajo la presidencia de Rubén Pahua Huaccachi, los mismos deudos tuvieron que luchar por buscar soluciones. Efectivamente, tras 20 años de ocupar el local ubicado entre los jirones Miró Quesada y Andahuaylas, la asociación logró que el Ministerio de Cultura cambiara la calificación de monumento histórico que tenía y que se le concediera zonificación comercial. Pero el problema seguía, pues la asociación era solo ocupante de facto y no tenía la propiedad. 

    Aquí se inicia el capítulo más indignante de esta historia, que cuando la asociación se dirige a Bienes Nacionales, esta superintendencia le responde que quien les puede dar la propiedad es la presidenta Dina Boluarte y vayan a pedir el título a Palacio de Gobierno. Todo un atrevimiento con los deudos y con a jefa de Estado, a quien los deudos han solicitado una audiencia para exponer sus 22 años de sufrimiento.

    ALGO MÁS

    BRAZOS CRUZADOS

    La SNBE tiene un superintendente encargado, el abogado José Mas Camus, designado en octubre del 2022 por el gobierno de Pedro Castillo, responsable del trato faltoso a los