Home COLUMNISTAS El pueblo empieza a despertar

El pueblo empieza a despertar

1587
0

En otro lenguaje
Por: Jaime Asián Domínguez (*)

Lo que está ocurriendo en Miraflores es extraordinario como gesto democrático. Ya era hora que el pueblo, en este caso un distrito, alce la voz y corrija su voto sobre la marcha. Los vecinos, con todo derecho, dijeron bueno es culantro, pero no tanto y han empezado el proceso de recolección de firmas para revocar al alcalde Carlos Canales. ¿El leitmotiv? Una gestión pobrísima en resultados, lo que denota que no está en condiciones de honrar el encargo que recibió en las ánforas.
Y no es que nos alegre la inminente salida del burgomaestre en funciones, no; lo que rescatamos es que, por fin, un grueso de la población apela a la prerrogativa ciudadana de destituir de sus cargos a autoridades que provengan de una elección popular cuando no dan la talla y, aquí, poco importa que se llame Carlos Canales, Juan Pérez o Perico, el de los Palotes. Lo otro que parece irrefutable es que su antecesor, Luis Molina Arles, hoy presidente de Serpar Lima, le dejó la valla alta.
Específicamente, en Miraflores, la agenda de reclamos pasa por temas que perturban la vida sobremanera: la cada vez más acentuada inseguridad, la deficiente limpieza pública, los controvertidos permisos para edificaciones que lindan con el peligro y, cómo no, licitaciones con todas las sospechas encima. Que lleven la figura de una rata gigante a los exteriores de la municipalidad evidencia la animadversión imperante y no se puede ignorar a tanta gente que pide un cambio.
Como decíamos, el país se muestra adormilado, pasivo, tolerante y condescendiente con la mediocridad de varios de sus alcaldes, regidores, gobernadores y ni hablar de los congresistas; por esa razón nos resulta aleccionador que Miraflores se ponga de pie y reclame un mejor administrador de su jurisdicción. Y cuidado que una situación similar podría enfrentar Rafael López Aliaga, quien juró ser alcalde metropolitano hasta el último minuto establecido y, como hemos visto, anda buscando alianzas para tentar la Presidencia. Y así no juega Perú.

(*) Comunicador y consultor de contenidos


“El país se muestra adormilado, pasivo, tolerante y condescendiente con la mediocridad de varios de sus alcaldes, regidores…”.