Home Locales Más de 46 000 llamadas a la Línea 100 fueron malintencionadas

Más de 46 000 llamadas a la Línea 100 fueron malintencionadas

800
0

• Registro se dio entre los meses de enero y marzo de 2024, el MIMP exhorta a la población a ser responsable.

Durante los primeros tres meses del año 2024, la Línea 100 del Programa Nacional Aurora del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), recibió un total de 106,738 llamadas. Sin embargo, 46,281 de estas llamadas (43.4 %) fueron catalogadas como malintencionadas, mientras que 25,083 (23.5 %) fueron abandonadas.

En cuanto a las llamadas efectivas que la Línea 100 atendió de casos reales de violencia hacia las mujeres e integrantes del grupo familiar, se registraron 35,374 llamadas (33.1 %).

Las llamadas malintencionadas o fraudulentas incluyen aquellas en las que las personas permanecen en silencio o emiten insultos, mientras que las llamadas abandonadas son aquellas en las que la consulta se interrumpe abruptamente sin concluirse. Por otro lado, las llamadas efectivas son aquellas que resultan en la atención y seguimiento de casos reales de violencia.

Ante esta situación, el Programa Nacional Aurora del MIMP hace un llamado urgente a la población para que haga un uso responsable de este importante servicio y demuestre empatía hacia las víctimas de violencia, quienes podrían estar en una situación de necesidad extrema al realizar una llamada a la Línea 100.

Atención las 24 horas del día
La Línea 100 opera los 365 días del año, con un equipo especializado disponible las 24 horas del día. Este servicio ofrece información, orientación, consejería y apoyo emocional a personas afectadas por situaciones de violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar, así como a aquellos que conocen algún caso.

Los casos atendidos a través de la Línea 100 son reportados al Centro de Emergencia Mujer para una intervención inmediata por parte de los especialistas del MIMP, con el fin de brindar el apoyo necesario a las víctimas.

Además, la Línea 100 trabaja coordinadamente con el Centro de Emergencia Mujer, el Servicio de Atención Urgente, el Servicio de Atención Rural y coordina con la Policía Nacional del Perú y otros servicios públicos a nivel nacional para garantizar una respuesta integral frente a la violencia de género.