Home ALVARO GARCIA Dr. Jesús Antonio Rivera Oré expone sobre “Valores Deontológicos y Éticos, Versus:...

Dr. Jesús Antonio Rivera Oré expone sobre “Valores Deontológicos y Éticos, Versus: Corrupción e Impunidad”

1778
0

Por un Transparente Ejercicio de la Abogacía

  • Valores Deontológicos y Éticos, Versus: Corrupción e Impunidad

 Por: Dr. Jesús Antonio Rivera Oré

En los últimos dos años la corrupción se ha posicionado como el primer problema a resolver en el país. Las delaciones de pago de sobornos por las contratistas brasileñas como el tráfico de influencias y el negocio de procesos y resoluciones dentro del Poder Judicial han afectado el clima de Gobernabilidad, debido a la creciente desafección ciudadana con la clase gobernante y la clase política.

Ante tal contingencia que impide avanzar en la construcción del ideal del desarrollo y el bienestar, son visibles dos agendas de trabajo: una en el campo de la Justicia que busca identificar y sancionar a los corruptos, asegurando el resarcimiento de los daños; y otra en la del Congreso, inmerso en la actualización de las leyes y normas para permitir una mejor labor de control y de prevención en el futuro.

Mientras tanto, y en un contexto que la gestión y la administración gubernamental están en movimiento acorde con la mecánica presupuestaria, hay incertidumbre por doquier ya que no queda claro cómo actuar o qué hacer para reducir la corrupción y, en mejores condiciones, construir infraestructura y mejorar la calidad de los servicios sociales a fin de devolverle la confianza a los ciudadanos y así fortalecer la democracia.

Ante esa disyuntiva, se ha visto por conveniente explorar acerca de la calidad de la formación profesional en Derecho y la calidad del ejercicio de la Abogacía.

Ética y Conducta Humana

La corrupción es una práctica muy antigua en la historia de la humanidad. Siempre se ha visto facilitaba por el juego cómplice de varios factores determinantes, principalmente ocurre en las frágiles democracias y, allí donde el ejercicio profesional (funcionarios) y el ejercicio del poder público (autoridades) no se rigen por cánones morales sino por criterios oscuros al margen de los deberes que proclaman honrar y cautelar o juran defender.

Deontología y Cultura

La Deontología es una rama de la ética que estudia o trata acerca de los deberes o también, teoría de los deberes. Según el notable economista y escritor inglés J. Bentham, es el arte o la virtud de un individuo para hacer lo conveniente en todo momento y en todo lugar, sin la intervención del legislador o apoyo de la ley solo motivado por el afán de maximizar la dicha de la existencia humana.

 Estado y Crisis de Institucionalidad

En un contexto de severa crisis de institucionalidad, no se puede exigir cambio de actitud en el desempeño de los servidores públicos y los profesionales solo con la presencia y gestión de la legislación, las normas y las codificaciones éticas y/o deontológicas, si es que no se crean las condiciones mínimas para una mejor interacción con los ciudadanos y eso pasa por hacer la reforma integral del Estado.

Corrupción y Política Anticorrupción

Qué tanto se conoce del flagelo de la corrupción. En opinión del profesor argentino Jorge F. Malen Seña no todo acto puede ser calificado a priori como corrupción; ha precisado que, para ser tal debe reunir las características siguientes: 1) Violación de un deber posicional; 2) Sistema normativo referencial; 3) No siempre entraña una acción penalmente antijurídica; 4) Expectativa de obtener un beneficio extra-posicional; y 5) Realizarse en secreto.

 Sistema de Administración de Justicia

El Sistema de Administración de Justica es entendido como una organización compleja con una supra-estructura sistémica, integrada y funcional limitada al campo judicial cuyo órgano rector es competente para conducir la gestión (planificación, organización, dirección y control) del conjunto de tratados, legislación, normas, instituciones, ciudadanos, relaciones, costumbres, valores, instrumentos, procedimientos, recursos y medios en bien de la sociedad para asegurar la vida, la paz y las libertades en común.

Formación en Derecho

Los aspectos tratados y que explican un contexto problemático de carácter estructural como es un Estado imperfecto afectado por la crisis de institucionalidad además de la creciente corrupción que ha penetrado importantes organismos como el Sistema de Justicia y que requieren de urgentes reformas para poder avanzar en la construcción de la visión del desarrollo, reponen en el consciente colectivo la idea de observar la calidad de la formación, especialización y ejercicio profesional en el Derecho.

Valores y Cultura de Profesionalidad

La enseñanza, formación y práctica de valores morales y el ejercicio de una cultura de profesionalidad, todavía es incipiente en Perú.

En Perú, hay casos muy ilustrativos solo con mirar los titulares que ofrecen los diferentes medios de comunicación que dan cobertura a los procesos judiciales. Afines de 2018, un abogado, Catedrático y Rector de una reconocida Universidad admitió públicamente que, durante varios años se hicieron cobros ilegales a los estudiantes, para poder mejorar las finanzas de la Institución y la solución pasó por la renuncia de todas las autoridades,  y el ofrecimiento de la devolución del dinero; pero eso fue suficiente.

 Para concluir

Todos los aspectos tratados confirman la existencia de una diversidad de codificaciones, ya sea como normas jurídicas o como normas morales (caso de Chile), que proponen un marco de principios éticos (teoría de los valores),  y/o deontológicos (teoría de los deberes) que procuran reglas básicas para asegurar un correcto desempeño profesional de los Abogados, y un transparente ejercicio de la Abogacía.

Ello, además, fortalece la idea de afirmar la Educación Cívica en el Sistema Universitario con la reincorporación de la Ética (valores) o la Deontología (deberes) con enfoque transversal o principio de la transversalidad, en los planes de estudio o las mallas curriculares en la enseñanza, formación, entrenamiento y especialización en el campo del Derecho y en las Ciencias Políticas. Ojalá que así sea, dentro de muy poco, por el bien de la Abogacía y del país.