Madre de Dios es la región del mercurio

    1175
    0

    180 toneladas de mercurio contaminan cada año el ambiente en Madre de Dios. ¿Y las autoridades? Por el Día del Compromiso Internacional del Control del
    Mercurio conoce las tres formas en que la minería ilegal y el mercurio amenazan nuestra amazonia.

    En el marco del Día del Compromiso Internacional del Control del Mercurio ue se conmemora hoy, se destacan acciones para generar consciencia sobre su impacto en el planeta, pues se trata de uno de los productos químicos más peligrosos para la salud humana, según la OMS. El Perú ha ratificado el Convenio de Minamata, por lo que se compromete a reducir, y cuando sea posible eliminar, el uso de mercurio. Sin embargo, este insumo se emplea a gran escala en la minería ilegal. 

    “La minería ilegal es aquella que se realiza en zonas prohibidas como las áreas naturales protegidas y cuerpos de agua, como los ríos, o con equipamiento o prácticas prohibidas”, explica César Ipenza, experto en derecho ambiental, quien detalla que, entre los mayores impactos de este metal están: 

    La contaminación del ambiente y su fauna: 

    Madre de Dios es una de las zonas amazónicas más biodiversas del Perú, pero también es la más afectada por el mercurio utilizado en la minería ilegal. Según un estudio de la ONG canadiense Artisanal Gold Council, aproximadamente 181 toneladas de este metal tóxico son arrojadas cada año al suelo, aire y agua de esta región. Esta amenaza afecta gravemente la fauna amazónica, ocasionando el envenenamiento de peces que son fuente de alimento de animales terrestres y de especies únicas en el mundo que hoy están en peligro, como el delfín rosado o la nutria gigante.

    Perjudica la salud pública:

    Al contaminarse ríos y lagunas, la pesca llega con alto nivel de mercurio a los mercados locales. Según la OMS, la ingesta de alimentos infectados con este metal tóxico puede ocasionar disfunciones cognitivas y motoras, además de síntomas como temblores, insomnio y pérdida de memoria. En 2013, por ejemplo, Puerto Maldonado llegó a tener el 78% de su población con niveles de mercurio superiores a estándares internacionales.

    Afecta los territorios indígenas:

    Entre los impactos de la minería ilegal e informal está la deforestación en zonas no autorizadas, como los territorios indígenas. En Madre de Dios, por ejemplo, entre 2019 y 2022, la deforestación aumentó hasta 448% en las comunidades nativas de Puerto Luz, Tres Islas, Barranco Chico y Boca Inambari, según reportó el Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP). 

    Los mineros extraen oro mezclando mercurio líquido en el sedimento excavado de los ríos amazónicos. Su uso ilegal y descontrolado contamina territorios que los nativos emplean para la caza, la pesca y la recolección. Incluso el vapor de mercurio afecta directamente a los comuneros indígenas, que viven alejados de los centros de salud en zonas urbanas. 

    LA CAMPAÑA “CONSECUENCIAS” 

    Una de las iniciativas nacionales que se preocupa por generar conciencia en torno a esta realidad es ‘Consecuencias’, una campaña impulsada por el proyecto Prevenir (de USAID) el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), el Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre Osinfor), el Fondo de Promoción de las Áreas Naturales Protegidas del Perú (Profonanpe), entre otros aliados y empresas. Todos buscan informar sobre los delitos ambientales y proponen convocar a la juventud peruana como defensora de la Amazonía.

    Pueden sumarse a esta iniciativa a través de las redes de Facebook e Instagram de la campaña o buscarlos en la web como consecuencias.pe