Home ACTUALIDAD USAID y PREDES fortalecen la Gestión del Riesgo de Desastres beneficiando a...

USAID y PREDES fortalecen la Gestión del Riesgo de Desastres beneficiando a más de 20 mil habitantes en estado vulnerable

844
0

Estudios demuestran que más de medio millón de habitantes de Lima Norte estarían en alto y muy alto riesgo, mientras en Lima Sur alcanzarían más de 800 mil personas

En Lima Sur (835,640) y en Lima Norte(550,000) habitantes, se encuentran expuestas a peligros, como un sismo de gran magnitud o fuertes precipitaciones, que podrían desencadenar otros peligros como deslizamientos y caídas de rocas. Esta situación hace necesario que, tanto población como autoridades, se involucren en la Gestión del Riesgo de Desastres (GRD).

En ese contexto, el Centro de Estudios y Prevención de Desastres (PREDES), que, mediante sus proyectos “Reduciendo el Riesgo de Desastres” en Lima Norte y Lima Sur, ha trabajado en la promoción de la Gestión del Riesgo de Desastres como un eje transversal del desarrollo urbano.

Durante los casi cuatro años de duración de estos proyectos, PREDES, ha realizado diversos estudios de riesgo a nivel distrital y comunitario que sirvieron de base para la ejecución de obras demostrativas de reducción del riesgo, como la construcción de muros de contención y la habilitación de zonas seguras y rutas de evacuación.

Además, se fortaleció la capacidad de respuesta de las municipalidades ante la ocurrencia de cualquier emergencia o desastre mediante la formación y capacitación de brigadas comunitarias y voluntarios en emergencias y rehabilitación. Con el mismo objetivo, también se brindó asistencia técnica a las municipalidades para la elaboración de sus planes específicos para la Gestión del Riesgo de Desastres.

En colaboración con los gobiernos locales, se realizó el acondicionamiento del primer ‘Almacén de Bienes de Ayuda Humanitaria de San Juan de Miraflores’, así como la implementación del Centro de Operaciones de Emergencia Distrital de Villa María del Triunfo y el de Villa El Salvador.

Por otro lado, el proyecto Lima Norte realizó un diplomado, dos cursos de especialización y un concurso de investigaciones, dirigidos a funcionarios municipales, dirigentes de organizaciones sociales e investigadores académicos, sobre la gestión del riesgo de desastres con enfoque de barrio e inclusión.

También se han capacitado y acreditado a 484 voluntarios en emergencia y rehabilitación, brindando a las municipalidades de Comas, Los Olivos y Puente Piedra competencias, recursos e iniciativas en el rol de la GRD.

Gilberto Romero Zeballos, presidente de PREDES, destacó el trabajo dedicado a la prevención de riesgos de desastres en ambos proyectos para fortalecer la resiliencia de las comunidades.

“Con cada proyecto ejecutado el nivel de experiencia y calificación de nuestros colegas se fortalece, convencidos que nuestra labor contribuye a reducir la vulnerabilidad de miles de compatriotas”, afirmó.

La intervención de Predes en los distritos de Los Olivos, Puente Piedra y Comas en Lima Norte, y San Juan de Miraflores, Villa María del Triunfo y Villa El Salvador en Lima Sur, fue posible gracias al financiamiento de USAID.

Dato

En Lima Norte donde habitan cerca de 2.5 millones de personas se estima que alrededor de 550,000 habitantes se encuentran en situación altamente vulnerable, es decir el 22% de la población. Esto se debe por la ocupación de laderas inestables y abruptas, cauces secos de quebradas y riberas del río Chillón, en viviendas de bajo nivel de resistencia ante sismos y lluvias.

En Lima Sur habitan cerca de 835,640 habitantes de San Juan de Miraflores, Villa María del Triunfo y Villa El Salvador serían afectadas por un sismo de gran magnitud de acuerdo a los estudios de Análisis del Riesgo de Desastres en nuestras zonas de intervención en el marco del proyecto Lima Sur.

Acerca de PREDES

El Centro de Estudios y Prevención de Desastres – PREDES es una Organización desde la sociedad civil, que promueve la Gestión del Riesgo de Desastres, la Adaptación del cambio climático y la Economía Circular, mediante el desarrollo y difusión del conocimiento; el fortalecimiento de capacidades; y el trabajo articulado con la población y los sectores público y privado; impulsando la participación protagónica de las comunidades vulnerables, con un enfoque de inclusión y de equidad, haciendo incidencia en las políticas públicas y en el fortalecimiento de la institucionalidad; para contribuir al desarrollo sostenible.