Home COLUMNISTAS MUNA: el museo del amor

MUNA: el museo del amor

3233
0

Por Edwin Cavello Limas

La gestión del Ministerio de Cultura continúa manejándose al caballazo. La ministra Leslie Urteaga -desde que fue designada titular de Cultura-, solo se ha dedicado a colocar allegados sin experiencia en el sector. Lo lamentable es que personajes como Rossana Acuña Delgado —quien estuvo trabajando de la mano de Pedro Castillo en Palacio de Gobierno— han llegado al MINCUL para llenar de más gente improvisada un espacio tan importante como el MUNA.

Actualmente Rossana Acuña es la responsable de la Unidad Ejecutora N° 008, y desde su llegada al Ministerio de Cultura ha venido colocando personajes que mediante órdenes de servicio se la llevan fácil. Uno de ellos es el señor Edwin Alvarado, un ex policía que funge de administrador del museo, y que llegó al MUNA los primeros días de agosto por recomendación de Acuña Delgado. Según nuestra fuente, este señor sacaría ventaja de su cargo utilizando las instalaciones del museo para otros fines que más adelante explicaré.

Otro de los personajes que aterrizó en el MUNA por orden de Acuña Delgado es Leslie Mantilla, que, tras recientemente recibirse como bachiller de arquitectura en julio pasado, tuvo la fortuna de ser convocada ese mismo mes para trabajar en el MUNA sin tener ninguna experiencia.

Lo grave es que estos personajes que vienen siendo colocados por Rossana Acuña no se dedicarían especialmente a sus funciones establecidas, sino que utilizarían las instalaciones del MUNA para amoríos en horario de trabajo. Amar no es un pecado porque hasta Dios amó, pero aquí se estaría cometiendo el delito de peculado de uso, ya que existirían funcionarios que se apropian o usan ilegalmente los bienes y recursos del Estado para fines personales. Según nuestra fuente, el señor Edwin Alvarado y Leslie Mantilla habrían sido sorprendidos por el personal de limpieza besuqueándose en las oficinas del MUNA.

Esto resulta lamentable y es una muestra más de la pésima gestión de la ministra de Cultura Leslie Urteaga, ya que permite que el MUNA ahora sea llamado Museo Nacional del Amor.

La congresista Martha Moyano, en agosto pasado al visitar el MUNA, ya le dio ultimátum a la gestión para entregar el museo en diciembre. Mientras esto ocurre en Pachacámac, en la sede central del MINCUL se ha planificado gastar más de 1 millón de soles en publicidad. Luego le dicen a los artistas que no hay plata, cuando en realidad la utilizan para maquillar la desastrosa gestión que vienen haciendo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here