Home Portada Discriminación salarial: Según INEI, mujeres ganan 500 soles menos que hombres

Discriminación salarial: Según INEI, mujeres ganan 500 soles menos que hombres

2676
0

Investigador Javier Mujica, afirma que el Perú tiene una legislación avanzada en derechos e igualdad en favor de las mujeres, pero se impone la cultura machista.

Según el último InformeTécnico “Perú: Comportamiento de los Indicadores de Mercado Laboral a nivel Nacional y de 26 Ciudades” del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), elaborado con los resultados de la Encuesta Permanente de Empleo Nacional (EPEN), durante el primer trimestre de 2023,
se registró una disparidad significativa en los ingresos mensuales promedio por trabajo entre hombres y mujeres en el país.
Las cifras indican que la remuneración mensual laboral para los hombres alcanzó S/1.765, superando los ingresos de las mujeres, que se situaron en S/ 1.297.
Esta diferencia de aproximadamente S/ 500 evidencia una brecha salarial entre los géneros. Frente a este escenario y en el marco del Día de la Igualdad Salarial (18 de setiembre), María José Gómez, directora de la Fundación Forge para Perú, Colombia y Ecuador, señala que es fundamental identificar y reflexionar sobre estos desafíos que conducen a la desigualdad para cerrar la brecha salarial de género en el Perú.
ESTEREOTIPOS DE
GÉNERO
“La disparidad en los salarios entre hombres y mujeres se debe a la discriminación en el trabajo, la segregación ocupacional y la falta de oportunidades para avanzar profesionalmente. Las mujeres pueden enfrentar obstáculos para trabajar a tiempo completo o progresar en sus carreras debido a responsabilidades de cuidado en el hogar. Estos problemas persisten debido a la presencia de estereotipos de género y la ausencia de políticas que promuevan la igualdad en el trabajo y en el hogar”, señaló Gómez.
“Las mujeres constituyen una parte significativa de la fuerza laboral y su remuneración afecta no solo sus vidas, sino también el crecimiento económico del país. Es crucial que las empresas, el gobierno y la sociedad se unan para eliminar estas barreras y garantizar que las mujeres tengan igualdad de oportunidades laborales.
Esto contribuirá a un Perú más justo y próspero para todos”, enfatizó la directora de Fundación Forge. María José Gómez exhorta que, en el Día de la Igualdad Salarial, debemos reflexionar sobre las cifras que revelan la brecha de género en el ámbito laboral peruano. “Debemos desafiar los estereotipos de género y promover alternativas de igualdad en el trabajo y el hogar. Esto nos llevará a un país más equitativo, donde sin importar el género, se tenga igualdad de oportunidades y salarios”, finalizó.
SE IMPONEN PREJUICIOS
Por su parte, el investigador en temas laborales, Javier Mujica Petit, señaló a Diario UNO: “La diferencia hay que medirla de dos maneras: uno es el ingreso que reciben las mujeres versus el ingreso que reciben los hombres, lo otro, es el tiempo que le toma a las mujeres conseguir ese ingreso, versus el tiempo que les toma
a los hombres conseguir el suyo. Entonces, a los hombres les toma menos tiempo conseguir ese ingreso, y a ellas les toma más tiempo que a los hombres conseguir
ese ingreso que es inferior al de los hombres. Es decir, las mujeres trabajan más y reciben menos, mientras los hombres trabajan menos y reciben más que las mujeres”.
“El Perú puede preciarse de contar con una legislación avanzada en el tema,
ha ratificado los dos convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) más importantes sobre el tema, que son el Convenio 100 sobre igualdad salarial
entre hombres y mujeres, y el Convenio 111 sobre no discriminación contra la mujer, incluyendo el aspecto remunerativo”, refirió.
Asimismo, destacó: “Y cuenta con normas constitucionales que hablan de la igualdad entre hombres y mujeres, del artículo 2 también en materia laboral. Además, tiene planes nacionales de acción que propugnan la igualdad general entre hombres y mujeres, incluyendo la igualdad en el mercado de trabajo y la igualdad remunerativa específicamente. Al Perú no le falta ni normas ni planes, el problema es de implementación, es decir que esta desigualdad no es jurídica, sino que es de hecho. Entonces, o no se están haciendo las cosas que se tienen que hacer o se están haciendo mal”.
“Esto tiene que ver con aspectos culturales, con prejuicios, ahora estos prejuicios como están penados por la ley, no son explícitos sino son normalmente implícitos, es decir, no se concede a la mujer la condición igual que debería tener respecto del hombre en materia remunerativa, no de manera abierta, pero sí de manera indirecta, cuando se segmenta su acceso al mercado de trabajo, en las ocupaciones menos remuneradas o en las posiciones dentro de las empresas menos apreciadas”, apuntó.
CULTURA MACHISTA
En la misma línea, indicó: “Entonces, esta discriminación es un reflejo de la cultura machista, evidentemente, luego desde el punto de vista operativo, en las empresas no suele haber una adecuada categorización de los puestos de trabajo, que permita establecer criterios remunerativos neutros, con los que se pueda pagar igual a hombres y mujeres por trabajo en las mismas circunstancias”. “Sumado a que no existe en nuestro país, un escenario de negociaciones colectivas, como existen en otros países del mundo, en los cuales empleadores y trabajadores de manera directa definen medidas para promover la igualdad de trato en las remuneraciones al interior de las empresas, incluyendo la igualdad remunerativa entre hombres y mujeres por trabajo e igual valor”, agregó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here