Home COLUMNISTAS Crisis del Colegio de Abogados de Lima en Democracia

Crisis del Colegio de Abogados de Lima en Democracia

2992
0

Principio de Legalidad
Jorge L. Rioja Vallejos*


Los 219 años de creación del Ilustre Colegio de Abogados de Lima cumplidos el 31 de julio del año en curso permiten recordar la génesis institucional que data de 1726 fundada en la “Hermandad de los Abogados” cuya finalidad era piadosa y de ayuda mutua. La Junta Directiva en funciones el 04 de agosto desarrollo una ceremonia para celebrar dicho aniversario, el acto solemne ha llamado la atención a propios y extraños dada le fecha de celebración 4 de agosto y no 31 de julio, asumimos que es producto de la crisis del sistema la misma que ha contaminado todas las instituciones garantes del estado de derecho como el CAL; realidad que se ve expresada en la suma de voluntades tanto de Directivos y algunos delegados para pretender modificar el Estatuto.
Ante la convocatoria para modificar el Estatuto para completar disque el mandato, expresar nuestro rechazo a la pretendida prorroga, los intereses de grupo no pueden ni deben estar por encima del interés de todos los miembros de la orden; los plazos previstos deben respetarse y no contribuir con dichos actos a la sistemática violación de la ley generando inseguridad jurídica, que resulta compatible con la realidad de la gestión pública del país, como la ley que autoriza el viaje de la Presidente a Brasil, respecto de la cual no se conoce una letra de parte de la Junta que nos representa.
La temporalidad del mandato es la que establece el Estatuto, y en esa perspectiva me adhiero al pronunciamiento de los Ex Decanos en todos sus términos, el hecho de haber asumido en fecha distinta como parte de la crisis institucional que confluye con la crisis del sistema de gobierno la misma que cada día se agudiza no da legalidad, mucho menos si sumamos a que en 90 días no harán lo que no han hecho en 21 meses de gestión, es mejor que no distorsionen la aplicación de la ley, el ejemplo empieza en casa, la seguridad jurídica debe ser parte del ADN institucional, Exigir se cumpla la ley – El Estatuto- no es dar golpe (ni de estado ni gremial ni nada parecido), Sí, lo es modificar el Estatuto para beneficio propio.
Colegas de la Junta Directiva y delegados, la institución que ahora gestionan y representan nos pertenece a los más de 80 mil agremiados y sus cargos tiene inicio y fin establecido en el Estatuto, no es posible ver que hombres y mujeres que hicieron el juramento de respetar la Constitución y la Ley ahora pretenden modificarlo, considero es una decisión errónea que no corresponde. En esta línea de reflexión requerimos a los colegas delegados nos hagan saber mediante que disposición o norma legal les hemos otorgado mandato para modificar el Estatuto (legislar); ya que su función es representativa para acompañar la gestión de la Junta Directiva, la facultad normativa debe ser expresa y no fáctica; deben entender que la temporalidad que dicen les afecta no es responsabilidad de los agremiados entre otros serían la pandemia y la conducta no adecuada de algunos colegas que han privilegiado sus intereses personales a los intereses de todos.
De otro lado espero prime la cordura y el buen saber para no lesionar la integridad de la institución rectora del foro nacional y se sumen al desafío de recuperar el prestigio venido a menos en los últimos tiempos.

*Abogado – Fedatario Juramentado con Especialización en Informática, Doctor en Derecho y Ciencias Políticas, Maestro en Derecho Constitucional, ex candidato invitado a Defensor del Pueblo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here