Congreso condecora a María del Carmen Alva con grado de Gran Cruz pese a antecedentes

    2452
    0

    Como si haber llegado a picos de desaprobación del 79% durante su periodo como presidenta del Congreso fuera un logro digno de admirar, la congresista María del Carmen Alva fue condecorada con la máxima distinción  por el Parlamento.

    Alva, cuando se emitía el voto a la ansiada Bicameralidad  fue captada presionando a Francis Paredes en el último pleno. La congresista que desairó a dos presidente (Sagasti y Castillo) y enfrentó a periodistas, recibió ‘por su loable labor’  la Medalla en el Grado de Gran Cruz, al mismo tiempo que se develó  su respectivo cuadro por haber sido la expresidenta del Legislativo.

    La cuestionada parlamentaria  ha sido el centro de críticas, no solo por intentar presionar a Paredes a cambiar su voto a favor de la bicameralidad, sino por negar insistentemente el hecho e incluso minimizar sus actitudes hostiles.

    Como se sabe, la Medalla en el Grado de Gran Cruz es un galardón que se entrega a “los más destacados parlamentarios, los más altos jefes de las Fuerzas Armadas y las más altas personalidades ciudadanas” por sus destacables acciones.

    En este caso, sería en referencia a su paso por la presidencia del Congreso durante el que se registraron varios cuestionamientos relacionados con su manera de tratar no solo a otros congresistas, sino a gobernadores y otras autoridades nacionales e internacionales, a tal punto que incluso se presentaron mociones de censura en su contra.

    Ahora, con esta condecoración organizada por el Congreso, la misma legisladora insiste en que no ha tenido actitudes cuestionables y que es “su carácter” y manera de tratar a las congresistas que son “sus amigas”. Incluso ha afirmado no tener problemas de comportamiento.