Congreso de la República regreso a bicamelaridad: La razón, reelección, más presupuesto y curules

    1658
    0

    El Congreso de la República desató una tormenta al reabrir el candente debate sobre la bicameralidad. En medio de una votación cargada de tensión, no se lograron las ansiadas 87 adhesiones necesarias para aprobar la propuesta sin someterlo a referéndum.

    Las bancadas de Fuerza Popular, Avanza País, Renovación Popular, Acción Popular, Alianza para el Progreso, Podemos Perú, Somos Perú, junto con la mayoría del Bloque Magisterial y los no agrupados, brindaron su apoyo al dictamen del fujimorismo, pero no fue suficiente.

    Faltó tan solo un voto: hubo 86 a favor, 35 en contra y tres abstenciones. Poco después, los promotores de la propuesta recurrieron a la reconsideración y a una cuestión previa para mantener el tema en debate.

    La votación tuvo previamente un tenso debate con actos de agresión. Los promotores de la propuesta buscaron la ayuda de la congresista Francis Paredes, del Bloque Magisterial creyendo que podrían conseguir su apoyo. En este momento, se produjo un bochornoso incidente cuando, visiblemente enfadada, María del Carmen Alva, de Acción Popular, se dirigió al escaño de Paredes, la agarró del cuello, la tomó del brazo y ejerció presión para intentar cambiar su postura.

    ¿Qué dice el dictamen?
    El dictamen que aprobaba la bicameralidad establece que el Congreso de la República se compone de dos cámaras fundamentales: el Senado y la Cámara de Diputados, y establece los requisitos indispensables para ser miembro de estas instituciones.

    Según la propuesta, el Senado estaría formado por 60 senadores: un representante elegido por cada departamento, mientras que los restantes serían seleccionados a nivel nacional en un distrito electoral único. Por otro lado, la Cámara de Diputados estaría compuesta por 120 diputados.

    Para acceder al Senado, se establecen ciertos requisitos indispensables: ser peruano de nacimiento, tener al menos 45 años al momento de la postulación, haber sido congresista o diputado anteriormente y tener derecho a voto. En el caso de la Cámara de Diputados, los requisitos también son rigurosos: Para ser elegido, se debe ser peruano de nacimiento, haber cumplido al menos 25 años al momento de la postulación y tener derecho a voto.

    El proyecto “alienta la reelección”
    La parlamentaria de Cambio Democrático, Ruth Luque, calificó esta maniobra como una reelección camuflada, ya que el proyecto plantea que, para ser senador, es requisito haber sido congresista o diputado.

    “Esta propuesta encubre una reelección, va en contra del sentir del pueblo y de este Congreso, que cuenta con menos del 6% de aprobación. ¿Cómo podemos darle a los congresistas cuestionados la posibilidad de ser reelegidos?”, manifestó.

    Según la parlamentaria, los impulsores de la bicameralidad “han intentado imponer un tema que debería ser consultado con la población”. “¿Por qué tanto miedo? Si no pueden obtener legítimamente los 87 votos, que permitan al pueblo decidir sobre este asunto”, subrayó la representante de izquierda.

    Además de las dos cámaras con 130 diputados y 60 senadores, la propuesta legislativa de la bicameralidad también modifica algunas reglas del juego, como la eliminación de la cuestión de confianza obligatoria y la eliminación de la circunscripción electoral para los pueblos originarios.

    Se prevé un aumento en el presupuesto
    La presidenta de la Asociación Civil Transparencia, Adriana Urrutia, afirmó que no se están creando las condiciones necesarias para una discusión profunda sobre el cambio al sistema bicameral.

    “Para cambiar el sistema unicameral por el bicameral, se requiere un conjunto de modificaciones en la Constitución, y lo que ha hecho el Parlamento ayer es proponer que este cambio se vote sin un debate exhaustivo del texto sustitutivo. Por lo tanto, es necesario que el Parlamento discuta en profundidad esta reforma”, señaló.

    Además de la falta de respaldo popular para la propuesta, se suma el hecho de que el presupuesto del Congreso aumentaría para atender a las dos cámaras, las cuales sumarían un total de 190 parlamentarios, cada uno con su propio despacho y equipo de asesores.En la actualidad, la representación nacional maneja un presupuesto de 928 millones de soles para el año 2023. Esta cifra representa un incremento del 43% en comparación con lo registrado en 2021, cuando los legisladores actuales asumieron sus curules, con 649.6 millones de soles.