Ultraderecha realiza capacitaciones fantasma con recursos públicos

    1173
    0
    Ultraderecha realiza capacitaciones fantasma con recursos públicos

    Avanza País y Renovación Popular destinan recursos del Fondo de Financiamiento Público Directo a charlas y entrenamientos declarados ante la ONPE pero que no se realizan hasta la fecha..

    Capacitaciones fantasma. Un reportaje emitido por el programa Punto Final reveló que los partidos políticos Avanza País y Renovación Popular declararon ante la ONPE que gastaron miles de soles del financiamiento público en capacitaciones o charlas motivacionales durante el 2022, pese a que estas no se llegaron a realizar.

    Según informó el dominical, Avanza País aseguró ante la ONPE haber realizado pagos ascendentes a S/ 465.000 por cursos de capacitación a su militancia, a una empresa denominada Global Perú Comunicaciones SAC, ubicada en un local donde funciona una fotocopiadora.

    Lo curioso del caso es que los S/ 465.000 fueron facturados a Avanza País el 31 de diciembre del 2022, cuando Global Perú Comunicaciones tenía solo 15 días de funcionamiento. Además, se consignó que el gerente de esa empresa, Alexis Pérez Romero, de 34 años de edad,se dedica a la venta de zapatillas y gorras por internet.

    Consultado al respecto, el secretario general de la mencionada organización política, Luis Reátegui, reconoció que el servicio no se concretó, pero añadió que el partido está “regularizando” el tema.

    En tanto, Renovación Popular reportó un pagó de S/ 20.000 a Renzo Reggiardo, quien actualmente ejerce el cargo de teniente alcalde de Lima, por un acuerdo para brindar entrenamientos motivacionales.

    Aunque Reggiardo reconoció haber recibido el dinero, aseguró que este fue devuelto por no haber podido brindar el servicio. Sin embargo, en la rendición de cuentas presentada por Renovación Popular ante la ONPE, este servicio fue reportado como ejecutado.

    Finalmente, el reportaje también consigna los sueldos pagados por Perú Libre a su secretario general Vladimir Cerrón, y el salario mensual de S/ 7 mil a un presunto “militante y amigo de infancia” de Cerrón, por sus labores de limpieza en la sede del partido político.