Home Portada Policías ebrios provocan pánico al disparar al cuerpo a civiles en balneario...

Policías ebrios provocan pánico al disparar al cuerpo a civiles en balneario de Cerro Azul

933
0


Le dieron los diablos azules. No se registraron personas heridas. Sin embargo, el hecho generó pánico entre los presentes, quienes tuvieron que correr para refugiarse.

El balneario de Cerro Azul fue escenario de un lamentable incidente protagonizado por tres suboficiales de la Policía Nacional del Perú (PNP) que, en estado de embriaguez, sembraron el terror entre turistas y comerciantes al realizar disparos al aire y apuntar, directamente, al cuerpo de la gente que estaba en el malecón. El hecho ocurrió la madrugada de domingo 31 de marzo en el malecón de Cerro Azul, en Cañete.
Se trata de los suboficiales Jordán Iván Tarrillo Segura, Johnny Josué Burgos Saavedra y Christian Jean Pierre Guayanai Chamorro, quienes serían de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) de Lima.

Las primeras investigaciones revelaron que los agentes de orden estaban en su día de franco y tuvieron un altercado con un grupo de personas. Asimismo, los policías estaban en evidente estado de ebriedad, pues no mantenían el equilibrio, rastrillaron sus armas y dispararon al aire.

Cerca de las 6:00 a.m. del domingo, cinco agentes de la PNP, vestidos de civil, se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas en unos stands del balneario.

Según testigos, incluso realizaban apuestas para elegir a qué señorita sacar a bailar. Indignados por el comportamiento de los efectivos, un grupo de turistas se acercó para llamarles la atención. Sin embargo, la reacción de los agentes fue desproporcionada y violenta: tres de ellos sacaron sus armas de fuego y comenzaron a disparar al aire.

En medio del caos, el suboficial Jordán Iván Tarrillo Segura, de 24 años, incluso despojó a uno de sus amigos de un arma de fuego y disparó durante una discusión con un grupo de jóvenes.

Afortunadamente, no se registraron personas heridas. Sin embargo, el hecho generó pánico entre los presentes, quienes tuvieron que correr para refugiarse.Se supo que habían llegado a Cañete como parte de un operativo policial, pero el consumo de alcohol descontroló la situación, derivando en un abuso de autoridad y poniendo en riesgo la vida de los ciudadanos.