Home Columna Mentiras y quimeras saturan al Perú

Mentiras y quimeras saturan al Perú

1329
0

En Otro Lenguaje
Por: Jaime Asián Domínguez (*)

Solo en el Perú, un asesino de policías está cerca de inscribir un partido político para tentar la presidencia de la República. Gracias Jurado Nacional de Elecciones.
Solo en el Perú, el Congreso -con más del 90% de desaprobación ciudadana- es capaz de reponer la bicameralidad y, encima, reelegirse inmediatamente. Otorongada.
Solo en el Perú, un sentenciado por corrupción y prófugo de la justicia es premiado con más de dos millones de soles al año dizque para su partido político.
Solo en el Perú, las instituciones se ponen cabe entre ellas sedientas de poder, como acaba de ocurrir con la fiscal de la Nación Patricia Benavides, el Parlamento y la JNJ.
Solo en el Perú, su Presidenta sale a decir: “Estamos viendo cómo formalizamos esa minería ilegal” demostrando total inacción frente a esta mortal actividad.
Solo en el Perú, se ha creado un forado de alrededor de 40 mil policías y los pocos patrulleros que quedan en pie están para llorar frente a una descontrolada violencia delincuencial.
Solo en el Perú, mafias extranjeras pueden lotizar las calles para cobrar cupos, extorsionar, auspiciar la prostitución y hacer lo que se les da la reverenda gana.
Solo en el Perú, resulta fácil vender quimeras a la gente, sobre todo en tiempos electorales, como aquello de convertir la capital en una “potencia mundial”. Chanchada.
Solo en el Perú, los bonos están a la orden del día, pero falta algo muy importante: enseñarle a la gente a pescar, que en buena cuenta es darle trabajo y no la cosa fácil.
Solo en el Perú, la clase política es proclive a lavarse las manos ante los problemas coexistentes, al estilo “Songo le dio a Borondongo, Borondongo le dio a Bernabé”.
Los pájaros visitan al psiquiatra, las estrellas se olvidan de salir, la muerte pasa en ambulancias blancas, pongamos que hablo del Perú, como diría el gran Joaquín Sabina.

(*) Periodista y Consultor de contenidos


“Los bonos están a la orden del día, pero falta algo muy importante: enseñarle a la gente a pescar, que en buena cuenta es darle trabajo”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here