Pamela Cabanillas que estafó con entradas en conciertos llegó a Lima extraditada desde España

    3133
    0

    Pamela Cabanillas Sánchez, quien sería la líder de la organización criminal “Los QR de la Estafa”, llegó este jueves por la noche a nuestro país, proveniente desde España, para responder a la justicia por estafar miles de peruanos con entradas falsas para distintos conciertos, como el de Daddy Yankee.

    Como se recuerda, el 1 de marzo, Cabanillas fue capturada en el distrito madrileño de Carabanchel, España, luego de que el Poder Judicial del Perú dictara 18 meses de prisión preventiva en su contra por los presuntos delitos de suplantación de identidad, estafa agravada y falsificación de documentos.

    La detención de la apodada ‘Mommy Yankee’, se produjo después de un trabajo coordinado entre la Policía Nacional del Perú y la INTERPOL de Italia y España.

    A través de redes sociales, la ‘Mommy Yankee’ comunicó que se entregó voluntariamente a las autoridades peruanas.

    “Dejo constancia que mi cuerpo no tiene ningún moretón, ningún arañón ni golpe”, dijo en un video difundido en su Instagram.

    Asimismo, a través de sus stories precisó que actualmente se encuentra embarazada de cuatro meses. “Me entregó voluntariamente a las autoridades europeas para mi extradición solicitada, seguidamente la Interpol peruana me escoltó hasta el avión”, indicó.

    Según la Fiscalía, Pamela habría estafado a miles de personas de forma sistemática, entre marzo y octubre del 2022. El monto generado producto de este hecho ilícito asciende a S/85,957.

    Hasta antes de ser señalada como líder de una organización criminal dedicada a estafas de gran escala, Pamela Cabanillas, de 19 años, vivía como cualquier chica de su edad. Su nombre saltó, en octubre de 2022, a las primeras planas de los diarios y su caso acaparó noticieros peruanos e internacionales. Cientos de personas cayeron víctimas de la “entrada clonada” en los conciertos de Daddy Yankee, Bad Bunny y Coldplay. Todos ellos mencionaron ante la policía su nombre para referirse a la culpable del engaño.

    En su momento, Pamela Cabanillas reconoció que estafó a un grupo de personas, pero negó que con ese ilícito haya amasado casi 2 millones de soles como deslizó la policía peruana. Detalló, además, que el monto que había sacado por timar a cientos de fanáticos de Bad Bunny, Daddy Yankee y Coldplay fue de “150 mil” y “ya se lo había gastado” en finos tragos, costosas zapatillas y ropa de marca.