Home PALADARES Inter un paso adelante. Derrotó al Milán 2-0 y el martes define...

Inter un paso adelante. Derrotó al Milán 2-0 y el martes define pase a la final de Champions.

1259
0

Por Juan Palacios Casas

Al Inter le bastaron solamente 174 segundos para asegurar con dos goles la primera semifinal. Una victoria frente al AC Milán que se plasmó en los primeros once minutos del partido ponen a los “nerazzurri” en condiciones favorables para disputar la próxima final de la Champions ganada por última vez en la temporada 2010-11.

La noche de San Siro marcaba una jornada histórica, particular y muy especial. Una ciudad paralizada y dividida por los clubes más grandes de la localidad y una rivalidad excitante los enfrentaba dentro de un contexto único.

Inter capitalizó los horrores defensivos del rival y dentro del escenario menos imaginado ha sacado ventaja de un partido donde el resultado pudo ser mayor ante un Milán AC que propio de la presión del score adverso prematuro nerviosismo, falta de coordinación y automatismos estuvo cerca de la catástrofe en los primeros 45 de juego.

Con la llave clasificatoria en ventaja, aunque sin la garantía total porque aún queda el partido de vuelta este “Derby Della Madonnina”, uno de los clásicos más trascendentales en el mundo futbolero pone a los interistas en mejor posición de cara a conseguir el boleto a la final de Estambul.

Evidenciando una amplia superioridad a lo largo del juego, este Inter destacó por su fuerza colectiva, mejor manejo y contundencia para resolver este enfrentamiento frente al eterno antagonista que decepcionó a su afición en su condición de local.

ALINEACIONES:

A.C. MILÁN: Maignan; Calabria (Kalulu), Kjaer (Thiaw), Tomori, Hernández; Krunic, Tonali, Bennacer (Messías), Diaz (Pobega); Saelemaekers (Origi) y Giroud. DT: S. Pioli.

INTER: Onana; Darmian, Acerbi, Bartoni; Dumfries, Mkhitaryan (Brozovic), Barella, Calhanoglu (Gagliardini), Dimarco (de Vrij); Dzeko (Lukaku) y Martínez (Correa). DT: S. Inzaghi.

ÁRBITRO: Jesús Gil Manzano (España)

ESCENARIO: Estadio San Siro de Milán