Home PERU Ola de Calor: Alertan que deshidratación en niños puede ser muy peligrosa

Ola de Calor: Alertan que deshidratación en niños puede ser muy peligrosa

1432
0

 

Cuadro requerirá atención de emergencia cuando la diarrea persiste más de 24 horas o los niños están irritables y menos activos.

Las altas temperaturas que venimos soportando en Lima y otras regiones del país, tienen diversos efectos en la salud de los niños y adultos, entre ellos la deshidratación, que ocurre cuando perdemos más líquidos de los que ingerimos y que puede afectar las funciones vitales de nuestro organismo.

Según los doctores Tomy Villanueva, Director General del Hospital de Emergencias Pediátricas (HEP); y Víctor Toulier, jefe del Servicio de Medicina y Especialidades Pediátricas, la deshidratación es peligrosa cuando afecta a niños y puede presentarse debido al poco consumo de líquidos o a cuadros asociados a las altas temperaturas, como diarreas o vómito, fiebre y transpiración excesiva.

Los especialistas señalaron que un cuadro de deshidratación requerirá atención de emergencia cuando la diarrea persiste durante 24 horas o más; los niños se encuentran irritables, somnolientos y menos activos; no pueden retener ningún líquido. Cuando presentan sangre en las heces puede tratarse de una diarrea que además requiere antibiótico.

Afirmaron que los lactantes y niños conforman el grupo más vulnerable frente a la deshidratación, ya que pierden mayor proporción de líquido en caso de fiebres altas o quemaduras. Así mismo, los más pequeños no pueden avisar cuando tienen sed ni beber solos un vaso de agua.

El Director General del HEP sostuvo que una vez diagnosticada y clasificada la deshidratación (que puede ser leve o grave), el médico decidirá cómo abordar el déficit aproximado de líquidos y electrolitos, que puede ser por vía oral o intravenosa.

Síntomas de la deshidratación en niños:
El Dr. Toulier indicó que los padres y cuidadores deben estar alertas a los siguientes síntomas en lactantes y niños pequeños: llanto sin lágrimas, boca seca, ojos y mejillas hundidos, no mojar pañales durante más de tres horas y permanecer irritables.

El Dr. Villanueva manifestó que, aunque las altas temperaturas son inevitables, los cuadros de deshidratación en los más pequeños pueden prevenirse mediante el consumo de mayor cantidad de líquido e ingiriendo alimentos ricos en agua como frutas y verduras.