López Chau: si no cambia la ley, no puedo ser candidato en las próximas elecciones

    1843
    0

    Entrevista: JSP Schiappa-Pietra

    El actual rector de la Universidad Nacional de Ingeniería, ALC López Chau, tiene una brillante carrera universitaria y una vocación democrática expresada muy claramente cuando, hace pocos días, impidió la intervención policial de su universidad. En esta entrevista da cuenta de su sueño de reconstruir la Nación y de unir en una coalición a todas las fuerzas de centro, progresistas y de izquierda. También mide los impedimentos legales y los requisitos necesarios para una candidatura presidencial: primero el programa y la unidad, luego hablamos.

    HAYA O ENGELS

    JSP: A usted le viene el compromiso con la política desde joven…

    ALC: Más bien desde escolar. En 1967, la profesora Gorriti, que era directora del colegio Mercedes Cabello, visitó nuestro colegio, la Gran Unidad 2 de Mayo del Callao, y nos expuso que los estudiantes de Suecia habían salido a trabajar a las calles, alustrar zapatos,  limpiar casas, lavar carros y que el fruto de ese trabajo era donado para la gente pobre. Ella nos retó “¿cómo es posible que la juventud de otro país salga a trabajar y ustedes no puedan hacer lo mismo” y entonces salimos a trabajar voluntariamente. 

    JSPFue un movimiento nacional, que dio lugar al programa Jornada Estudiantil…

    ALC: Promovido por la Juventud Estudiantil Católica (JEC). Participaron alumnos de colegios como Alfonso Ugarte, Santa María, Maristas, Santa Úrsula. Había de clase alta, media y popular. El activismo social de esta naturaleza fue una experiencia muy valiosa.  En ese movimiento de escolares voluntarios encontré a Sofia Macher, Bertha Consiglieri o Marisa Jarque, que luego que entramos de lleno al activismo.

    JSP: Activismo que lo llevó al aprismo juvenil

    ALC:  Yo salía caminando del 2 de mayo que está en Chucuito, por la Calle Colon y era inevitable ver los días martes o jueves, a Haya de la Torre brindando sus coloquios en el local Partido Aprista. Fui entonces  capturado por las ideas de Haya de la Torre a los 15 años, pero me aparte del APRA a los 20 22 años

    JSP: ¿Cuando se produce la ruptura con el APRA Rebelde? 

    ALC: No, mi apartamiento fue posterior, no tuvo nada que ver con el APRA Rebelde. Lo mío fue simplemente lectura, una ruptura intelectual y política. Yo leía mucho, y la lectura me llevo a constatar que tenía dudas y cuestionamientos, entonces preferí ponerme de lado. 

    JSP: ¿Mariátegui entra en el escenario en su vida, en ese momento u otros pensadores? 

    ALC: El que entra, más bien, es Federico Engels, porque a nosotros-en el APRA- nos formaban para combatir a los comunistas.  Pero acabé convencido que Engels y no Haya de la Torre era quien tenía razón.

    JSP: ¿En qué momento entra a la UNI y se convierte en profesor universitario y luego en autoridad? 

    Yo ingreso a la UNI en 1987, al acabar mi maestría en la UNAM de México con honores. Entonces me invitan a trabajar en la UNI y como como existían mejores condiciones docentes decidí dejar San Marcos. He enseñado Macroeconomía, Política económica y Teoría del desarrollo, base de mi vocación por cambiar el Perú.

    JSP: Entonces usted es un economista que comanda Ingenieros, por ponerlo de alguna manera, no sé si le gusta, a los ingenieros. 

    ALC: Ja, ja, ja… Lo dice usted no yo. 

    EL SENDERISMO

    JSP: Desde su regreso al Perú hasta la década de 1990 se producen grandes cambios políticos ¿cómo los vivió usted desde la universidad? 

    ALC: En México yo me había casado con algunas ideas muy importantes como las de nación o de proyecto nacional, que consideraba que la izquierda debería incorporar en su programa. Apenas llego, me encuentro con el PCP-Sendero Luminoso, opuesto a esta concepción. Por ello, me propuse combatirlo ideológicamente, encontrando a un grupo de estudiantes ligados a Alfonso Barrantes. Otros grupos de izquierda en 1987 lograron ganar la Federación Universitaria a Sendero Luminoso, en Ayacucho. Fue un momento en el cual estábamos todavía en confusión y repliegue. 

    JSP: ¿Cuál era su crítica? 

    ALC: Yo a Sendero lo calificaba de contrarrevolucionario, porque no tenía futuro porque era un partido que era como una banda, que no se le puede capturar, que tienen compartimentación, que asesina, que mata, pero que carecía de un programa. No tenía una teoría de desarrollo o de la acumulación. En el fondo no eran marxistas. Abimael Guzmán fundó una banda de expertos en matar, pero sin doctrina, que solo repetían cuatro o cinco frases hechas Era riesgoso en esa época sobrevivir en la UNI frente a esta ofensiva mortal. Tuve en mi aula un alumno que yo sabía que era de Sendero y que cuando mencioné que el “Imperialismo fase superior del capitalismo” era un panfleto, se enojó e hizo todo un discurso. Me acusó de burlarme de los teóricos del marxismo. Yo me limité a leer el prólogo de Lenin que decía que la obra era un panfleto. Allí comprobé que Sendero no le daba ni siquiera una formación cultural básica a sus militantes. 

    JSP: Luego vino el fujimorismo

    ALC: Si el mismo fundamentalismo y autoritarismo, pero liberal.

    —————-

    «Esta mañana le pedí a una joven estudiante que saliera, abrazara un policía y se tomara una foto para mostrarla como una muestra de buena voluntad. Ella quedó en hacerlo y estoy esperando que me la envíe».

    —————-

    “ESTA ES SU CASA”

    JSP: Ante la llamada “Toma de Lima” usted tuvo una actitud singular

    ALC: Consideré un deber que la UNI albergará únicamente a estudiantes universitarios, respetando las reglas de convivencia en las instalaciones, sin producir daños. Consulté esta idea con todas las autoridades y, luego, fue ratificada por sus órganos directivos. Por ello, pude decir a los invitados “Están en su casa, cuídenla”.

    JSP: Y cuando las fuerzas policiales quisieron invadir la universidad ¿cómo logró evitar esta violación de la autonomía?

    ALC: Apenas fui informado de que había vehículos y personal policial y militar, en la avenida, frente de la UNI listos a intervenir, llamé a la Presidencia del Consejo de Ministros. Conversé con el viceministro, quien estaba en contacto con el Premier. Escuchó mi explicación y, sobre todo, entendió mi posición firme. Al rato las tropas se retiraron. Fue un gesto de defensa concreta de la autonomía universitaria, del derecho a expresarse, que muchos sectores han apreciado.

    JSP: Lo que no ocurrió en San Marcos

    ALC: Lamentablemente, en Marcos se produjo una intervención policial que tuvo negativas consecuencias internacionales de imagen. Ver a tantos campesinos y gente de los Andes tirados en el suelo esposados, con un trato muy rudo y lo que posteriormente pasó con ellos en realidad era una práctica que no correspondía 

    JSP: ¿Qué opina del uso las FFAA y Policiales como forma principal de reacción política?

    ALC: Yo creo en la vía política y de dialogo como forma de resolver los conflictos. La vida política es la que construye la civilización. La vía militar es la vía de la barbarie. Ahora, es cierto, que también hay una gran dosis de violencia en las protestas, pero extremar la reacción a ello tiene las consecuencias que hemos vivido. En la UNI no estamos en contra de las instituciones como el Ejercito, la prueba es que tenemos programas de colaboración técnica ,de formación de su personal entre muchas tareas en común.

    Esta mañana le pedí a una joven estudiante que saliera, abrazara un policía y se tomara una foto para mostrarla como una muestra de buena voluntad. Ella quedó en hacerlo y estoy esperando que me la envíe.

    ¿SERÁ CANDIDATO?

    JSP:  Su gesto de defensa de la UNI ha catapultado su figura ante la opinión pública ¿piensa ser candidato presidencial si se adelantan las elecciones o prefiere quedarse como rector?

    ALC: Yo no pertenezco a ningún partido, por lo tanto, no puedo ser candidato hasta que no cambie la ley que obliga a ser militante por lo menos un año antes de postular. A lo que estoy apostando es que el Perú tenga coaliciones democráticas fuertes. Yo creo que el Perú necesita una coalición0 de partidos de centro, derecha o de izquierda, pero fuertes. Me pregunto ¿qué impide que se una el partido de Keiko Fujimori con el grupo Avanza País? y que disputen en doctrina que disputen en programa. ¿Qué impide que también que la izquierda y los progresistas se unan al centro en una gran coalición? Lo que une o desune debe ser el programa. Por eso, solo después de que uno tiene programas y propuestas, uno puede hablar de candidaturas.