Home ACTUALIDAD Día de la Niña y Niño Peruano

Día de la Niña y Niño Peruano

812
0

Angela Teresa Hernández Cajo
Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables

Hoy es el Día de la Niña y Niño Peruano, un día importante para ratificar en nuestro país el reconocimiento de las niñas, niños y adolescentes como sujeto de derechos. Este compromiso, nos exige continuar con la implementación y prestación de servicios orientados a crear espacios seguros para las niñas, niños y adolescentes que se encuentran en cada rincón del Perú; pero sobre todo nos debe llevar a unir esfuerzos para prevenir y erradicar toda forma de violencia contra ellas y ellos porque merecen crecer en un entorno seguro, feliz y amoroso, donde puedan desarrollar todo su potencial.

Esta fecha, creada por la Ley N° 27666, es también una ocasión para reflexionar sobre todo lo ganado en el reconocimiento de sus derechos y en la creación de servicios para la atención de las situaciones de riesgo de desprotección, desprotección y violencia.

Sin embargo, existen grandes desafíos, como la eliminación de la tolerancia social que aún existe en nuestro país respecto de la violencia contra nuestras niñas, niños y adolescentes. Las estadísticas indican que más del 76% de casos de violencia contra esta población vulnerable, que representa 8 de cada 10, tiene como agresor a una persona de su entorno más cercano, por ello, la importancia de crear conciencia en nuestra sociedad sobre la necesidad de proteger a nuestras niñas, niños y adolescentes, trabajando con las familias para prevenir situaciones de riesgo y vulneración de derechos, especialmente, para prevenir la violencia, la desprotección, las desapariciones, entre otros.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, continúa trabajando sin descanso para asegurar el bienestar, el desarrollo integral, el buen trato y la protección de la niñez. Con nuestra Estrategia Familias igualitarias y libres de violencia: “Con Punche Familias”, promovemos desde el seno familiar prácticas de crianza respetuosas, a fin de que padres, madres y cuidadores fortalezcan el autoestima de sus hijos e hijas, enseñen con el ejemplo que la violencia no es la respuesta ni el camino hacia una sociedad saludable, prioricen la comunicación no violenta y, les alienten a expresarse libremente.

Asimismo, a través de la Estrategia Ponte en Modo Niñez, trabajamos con los gobiernos locales y regionales, a fin de contar con espacios públicos seguros para las niñas, niños y adolescentes, promoviendo una cultura de respeto y bienestar para la niñez. A esta gran apuesta debemos de sumarnos como ciudadanos para erradicar todo acto de violencia en el vecindario, la escuela, el trabajo, los espacios públicos, el transporte público, las instituciones, entre otros, para construir una sociedad libre de violencia.

Debemos recordar que las consecuencias de la violencia en la vida de un ser humano que está en proceso de desarrollo, pueden causar daños irreparables y hasta irreversibles en sus vidas, quitándoles la oportunidad de desarrollarse y de contar con un proyecto de vida digno y constituirse en ciudadanas y ciudadanos de bien.