Home ACTUALIDAD Gabinete Otárola deja como herencia:recesión, inseguridad y descontento

Gabinete Otárola deja como herencia:recesión, inseguridad y descontento

757
0

“PARECIERA QUE EN ESTE PAÍS NADIE GOBIERNA” opinó un enfurecido turista que no había podido visitar
Machu Picchu y, encima, acabó atrapado en el aeropuerto Jorge Chávez con decenas de vuelos atrasados

Ola de calor en Lima anuncia el mes más furioso de El Niño y falta preparación para la emergencia
 Mientras tanto, presidenta Dina Boluarte busca algún pueblo que la deje asistir a su fiesta de carnavales

La imagen reflejaba lo que es el Perú hoy día. Un país, sin rumbo en el que cualquier cosa puede pasar y nadie se inmuta. Dónde sube el Impuesto Selectivo al Consumo para los más pobres, en el que se producen 4 mil secuestros al año y en el que las regiones no existen para un Estado centralista, lo cual produce un gran desasosiego social. Y lo peor, en el que no existe un mínimo de estabilidad institucional por la terquedad del primer ministro por mantener a ministros probadamente fracasados, que no generan confianza ni a los empresarios ni a los ciudadanos. Y todo ello, al borde del clímax de un período climático que amenaza ser el más duro de mucho tiempo.
ESTADO PARALIZADO
En este contexto, el aparato del Estado, que debería encontrarse en estado de alerta, se encuentra absolutamente desmoralizado y en crisis por la inminencia del relevo ministerial que no tiene cuando concretarse. Mientras tanto, nadie resuelve, nadie firma documentos, nadie se compromete y los problemas se van acumulando.
El ministerio de Transportes y Comunicaciones es el más afectado. El descubrimiento de la red de corrupción liderada por Martín Vizcarra y el hecho que un buen número de miembros de esa red siguieran trabajando en el actual régimen, ha obligado a una reorganización de 180 días, básicamente para cambiar personal de las entidades ejecutoras Provias Nacional y Provías Descentralizado.
Así que, adiós convocatorias a concursos para carreteras, puentes o caminos vecinales. Habrá que esperar hasta julio, que la emergencia se levante. Lo mismo pasa en el ministerio de Vivienda el que también ha tenido que ser intervenido por la Fiscalía, pues allí también seguía laborando otro grupo de la red vizcarrista. En ambos ministerios, se sabe que los viceministros imprimen sus CV para buscar dónde reubicarse lo más pronto.
El ministerio de Economía y Finanzas es otra noche. Ahí, ni el ascensorista le hace caso a Alex Contreras quien debe tocar el botón y hacer cola como cualquier otro funcionario, pues todos saben que ya embaló sus efectos personales y que se encuentra a la búsqueda de alguna posición internacional que lo acoja, claro siempre y cuando el primer ministro tenga a bien solicitarlo, de lo cual no está muy seguro.
En el ministerio de Cultura pasa algo parecido. Después de haber cancelado las visitas a Machu Picchu y de haber creado un papelón de nivel internacional ante los macro operadores turísticos, que son los que sostienen el flujo de visitantes hacia el Perú, ha acabado denunciando como responsables del tráfico del boleto turístico a los propios funcionarios de su ministerio.
Un poco más y se denuncia ella misma, por omisión de cumplimiento de funciones, al recién actuar ante las irregularidades de las que se quejaban las pequeñas agencias cusqueñas y los pobladores de Machu Picchu. En este edificio tampoco nadie le hace caso a la ministra.
En el ministerio de Desarrollo Agrario, donde se había guarecido el ala más discreta de los partidarios de Vizcarra también se viven momentos de terror. Hasta solo hace unos días se esperaba que Jorge Montenegro asumiera el cargo nuevamente y que todo siguiera igual, pero al haber aparecido su nombre dentro de los asesores que el expresidente envió a Vivienda, su candidatura se ha despintado y ahora los lagartos que pululan en el ANA, Senasa y PSI borran de sus computadoras cualquier vinculación con el gobierno del moqueguano.
MUERTE LENTA
La verdad es que la acción de la Fiscalía al apretar a los cómplices de los sobornos que Vizcarra habría recibido en el gobierno regional, le ha hecho un favor a Otárola, pues se puede librar del peso de llevarlo en la alianza de partidos con la que gobierna
(Fuerza Popular, APP, Somos Perú y Perú Libre).
El problema es que no encuentra candidatos serios y con equipo que puedan reemplazar en masa a los lagartos. Este hecho explica la tardanza del recambio ministerial y la etapa de muerte lenta en la que ha ingresado el gabinete, cuyos anuncios habituales de los lunes no entusiasman ni a los periodistas de la agencia estatal Andina.
FERRERAZO.
El Ejecutivo designó al exministro de Comercio Exterior Alfredo Ferrero Diez Canseco como embajador en EE. UU., con el encargo de promover inversiones y acuerdos comerciales con ese país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here