Home ACTUALIDAD Estudiante Yesenia Contreras, prima hermana del ministro de Economía, gana contratos del...

Estudiante Yesenia Contreras, prima hermana del ministro de Economía, gana contratos del Estado por 35 mil soles

1307
0

DICE EL refrán “Dios ciega a quienes quiere perder” y al ministro de Economía, ciego de sentimiento por su prima hermana, su contratación va a hacerlo despedirse del despacho de la manera más triste

Yesenia Contreras Bardales es el nombre de la joven estudiante de Derecho de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma que ha puesto a su primero, el ministro de Economía, Alex Contreras, ya no al borde sino en la acera del frente del ministerio de Economía. Ello, porque algún admirador despechado ayudó a un programa televisivo
opositor a revelar que la señorita ha tenido más suerte que 33 millones de peruanos, al conseguir contratos en el ministerio de Justicia, por 35 mil soles, sin concurso, sin convocatoria, sin recomendación, sino solo por sus propios méritos académicos.
Por supuesto, el ministro ha negado todo, pero ni los medios ni la opinión pública no le han creído nada. Su renuncia o despido es cuestión de horas, culminando una larga crisis de gestión económica que ha perjudicado gravemente el gobierno de Dina Boluarte.
ESTUDIANTE APLICADA
Este escándalo económico-afectivo nace por las aspiraciones de Yesenía, quien no dudó en presentarse en el portal Linkedin como toda una emprendedora legal, aunque todavía sin título: “Tengo experiencia en brindar consultorías en materia legal, con enfoque hacia Derecho civil y penal. Además, cuento con sólidos conocimientos en Derecho Administrativo, Derecho procesal penal, Derecho Tributario, Derecho aduanero y Comercio Exterior, Derecho de la propiedad intelectual, Derecho procesal laboral, Criminología y criminalística. Caracterizada por ser una persona proactiva, organizada, con capacidades analíticas, habilidades interpersonales y buen trabajo en equipo. Mis intereses se orientan hacia la rama de Derecho civil”, escribió ya hace algún tiempo. Y ¡zas!, se le hizo. Coincidiendo con el nombramiento de su primo hermano en el MEF, el ministerio de Justicia, entidad que se encuentra permanentemente a la caza de talentos, ubicó su perfil y decidió enrolarla en sus
filas.
Pero Yesenia, hasta ese momento solo se había dedicado a la venta de termos decorativos y a la confección de camisas, que promocionaba en su cuenta de Facebook y no tenía certificado de Registro Nacional de Proveedores (RNP), por lo que voló a tramitarlo. Casi inmediatamente le llegó su primera orden de servicios, por 10,500 soles; luego vino otra del 15 de junio de 2023 por 7 mil soles, a esta le siguió una tercera del 15 de agosto por 10,5 mil soles y en noviembre cerró el año con una orden por 7 mil soles. Todos los contratos provinieron, nada menos, que del Tribunal de Transparencia del Minjus. Y la función por la que recibió los 35 mil soles fue digitar y actualizar documentos.
Lo único malo es que la contratada, Contreras Bardales, y el ministro, Contreras Miranda, son primos hermanos. Los padres de ambos Contreras son hermanos y hasta vecinos. Viven, uno al lado del otro, en el distrito de San Martín de Porres, según Reniec. Y Dios perdona el pecado, pero el escándalo.
MI NÚMERO ES EL CERO
Apenas se realizó el destape, la Oficina de Comunicaciones del MEF inició un vano intento de operación desmontaje, más lo único que pudo hacer fue negar todo. Así, lanzó un comunicado acusando al programa que emitió el informe de “irresponsable” y de no comunicarse con la entidad para constatar los hechos, de lo que llamó una información “falsa”, argumentando que no existe ninguna traba para que un familiar en cuarto grado de consanguinidad o afinidad acceda a un contrato. “No se encuentran dentro de los alcances del impedimento de la Ley de Contrataciones del Estado”, aseveró.
Además, muy indignados los voceros añadieron que “Rechazamos tajantemente cualquier intromisión o influencia del ministro Alex Contreras en procesos de contrataciones en el MEF o cualquier otra entidad/institución del sector público, incluso si se trata de familiares que no se encuentren en el marco de las restricciones de la ley”. Pero de nada valen los acaloramientos, porque en política un aforismo milenario dice que “No basta que la mujer del César sea honesta, si no también que lo parezca”. Es decir, por un mínimo de decoro la primísima no debió postular a una entidad del Estado o cuando el ministro se enteró, en alguna de sus sobremesas, debió pedirle su retiro voluntario inmediato. Ahora cualquier disculpa es demasiado tarde.
LA OTRA PRIMA.
Yessenia no es la única familiar que trabajó para el Estado. También Sandra Mendoza
Miranda, recibió cuatro órdenes de servicio en la ATU y en la municipalidad de Ate, por 20,500 soles.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here