Home Sin categoría Lideresa de olla común en Comas fortalece su compromiso social con los...

Lideresa de olla común en Comas fortalece su compromiso social con los más necesitados

2014
0

• Recibió apoyo del Midis para continuar con emprendimiento de venta de desayunos desde muy temprano; luego prepara almuerzos para sus vecinos.
Rosa Ancajima es una madre de familia de 55 años, realiza acciones diversas en la cocina de la olla común Génesis en Comas y es beneficiaria del proyecto Mi Emprendimiento Mujer del programa Foncodes del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis).

Dedicada a la venta de desayunos desde hace ochos años, Rosa mantiene un ritmo de vida muy activo, ya que, por las mañanas, y desde muy temprano, prepara los insumos para la venta de soya, quinua, avena y deliciosos sánguches que mantienen satisfechos a su larga lista de comensales.

Rosa se enteró del proyecto “Mi Emprendimiento Mujer” del Midis y decidió participar, logrando ser considerada en el primer grupo de mujeres, de los distritos de Villa María del Triunfo, San Juan de Miraflores, San Juan de Lurigancho y Comas, que se benefició con capacitaciones y equipos para fortalecer sus pequeños negocios.

En la actualidad, tras recibir un módulo acondicionado para la venta de desayunos, esta madre de familia cuenta con su propio negocio, dejando atrás la pequeña mesita de manera que la obligaba a trasladarse de un lado a otro con sus productos.

“Este carrito era lo que me hacía falta para poder emprender mi negocio de desayunos. Me siento muy contenta porque el apoyo que nos brinda el Midis es de gran ayuda para salir adelante; paralelamente nosotras seguimos prestando ayuda social en los comedores y ollas comunes”, asevera Rosa Ancajima.

Incansable y con un altísimo compromiso social, Rosa concluye todas las mañanas su trabajo con los desayunos y se traslada a la olla común Génesis en Comas para reunirse con sus compañeras cocineras y preparar el almuerzo que beneficia a 60 comensales.

“Gracias a mi emprendimiento estoy muy feliz, esto me incentiva a seguir con la olla común que me permite cocinar para los casos sociales”, afirma sonriente doña Rosa.

Esta madre comprometida en garantizar la alimentación de sus vecinos, trabaja día a día por mejorar su negocio aplicando los conocimientos obtenidos durante las capacitaciones que recibió de Foncodes sin dejar de lado el apoyo que brinda a sus compañeras cocineras para ofrecer lo mejor de ella en beneficio del prójimo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here