Home Sin categoría CGTP: historia viviente de lucha junto al pueblo

CGTP: historia viviente de lucha junto al pueblo

2706
0

Por Valentín Pacho *

La Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) el 14 de junio conmemora 55 años de su reconstitución, pero fue fundada en 1929 por José Carlos Mariátegui. Su historia de lucha en 94 años contra los gobiernos de turno y poderes económicos, está escrita con la sangre de sus mártires, ha tenido que enfrentar y resistir las etapas más difíciles de crisis y muchas de ellas sangrientas, mientras que los partidos políticos históricos ya desaparecidos, con excepción de Acción Popular (AP) y el Partido Aprista (PAP) minimizados sin credibilidad. Sin embargo, la CGTP leal a sus principios de clase, ha mantenido y mantiene su capacidad de convocatoria y confianza de los trabajadores y sectores populares del pueblo; se sienten representados por la central mariateguista.

Si bien la CGTP desde su fundación fue declarada ilegal por los gobiernos de Luis M. Sánchez Cerro y Oscar R. Benavides hasta la década del 40; pero las acciones de lucha de los sindicatos se incrementaron a pesar de las represiones, los trabajadores elevaron su conciencia política, pero requerían unificar las acciones de lucha

PRIMER INTENTO DE LA UNIDAD SINDICAL EN EL PERÚ

En 1943, con ocasión del congreso de la central de los sindicatos de Chile, fueron invitados una delegación de sindicalistas peruanos entre ellos apristas y comunistas y de otras tendencias, allí pactaron constituir una sola central unitaria. Y, fundaron la Confederación de Trabajadores del Perú (CTP) en 1944. Pero la actitud sectaria y hegemonista de los sindicalistas apristas resquebrajó la unidad, coparon la Dirección Ejecutiva de la CTP, Durante las décadas del 50 y 60 la dirigencia aprista, se caracterizó por su actitud de conciliación con los gobiernos de la oligarquía del banquero Manuel Prado y de Fernando Belaunde Terry; las protestas y huelgas fueron reprimidas violentamente. Mientras que la CTP controlada por apristas guardó silencio cómplice.

 CONSTITUCION DEL CDUS

Frente a la conducta oportunista de la CTP, la gran mayoría de las organizaciones sindicales representativos, se retiraron. Y, en 1966, constituyeron el Comité Unitario de Defensa Sindical (CDUS, lo que dio nuevo viraje, se intensificaron acciones unitarias de lucha contra las políticas antipopulares de gobiernos de turno; el CDUS logró mayor simpatía y apoyo del movimiento sindical y de sectores populares.

CONGRESO NACIONAL RECONSTITUYENTE DE LA CGTP

Al fragor de la lucha de los sindicatos y organizaciones sociales a nivel nacional los integrantes del CDUS llegaron a la conclusión de convocar el congreso nacional para los días 9 al 14 de junio de 1968, al que participaron la inmensa mayoría de las federaciones nacionales de rama, federaciones departamentales y sindicatos estratégicos del sector privado y público; concluyó con la aprobación de programa y resoluciones y el último día 14 de junio se decidió por unanimidad: la reconstitución de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), para retomar el camino de José Carlos Mariátegui, por eso se conmemora cada 14 de junio su reconstitución.

LA CGTP Y EL GOBIERNO DE JUAN VELASCO ALVARADO

El 3 de octubre de 1968, fue derrocado el gobierno de Fernando Belaunde mediante el golpe militar encabezado por el general Juan Velasco Alvarado, quien anunció que era institucional y por ende Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada. La CGTP, los partidos políticos de derecha y el Partido Comunista Peruano (PCP) rechazaron el golpe militar. Pero el 9 de octubre se produjo el acontecimiento de gran trascendencia: los yacimientos de la industria petrolera Brea y Pariñas de la refinería de Talara a cargo la empresa norteamericana International Petroleum Company, fue tomada y expropiada por el Ejército por orden del gobierno de Velasco Alvarado: dicho acto fue la demanda de muchas décadas del pueblo peruano.

A partir de aquel acto político del 9 de octubre marcó la nacionalización del petróleo, luego siguió la Reforma Agraria, demanda de larga data por el campesinado, seguidamente la nacionalización de la gran minería, teléfonos, electricidad, transporte, la pesca, los puertos, crearon las respectivas empresas públicas, promovió la reforma de la educación, dio nueva legislación laboral con estabilidad, la comunidad industrial, control de la banca, estableció relaciones diplomáticas y comerciales con los países socialistas, etc. Tales medidas plasmados en el proyecto Plan Inka, fue considerado “proceso revolucionario” lo cual dio un viraje de 180 grados en la política peruana. Tal medida fue apoyada por la CGTP y demás organizaciones sociales populares y varios partidos políticos como el Partido Demócrata Cristiano, el Partido Comunista Peruano (PCP) y sectores de la intelectualidad progresistas, contó con el respaldo de las grandes mayorías expresadas en multitudinarias manifestaciones populares. Mientras que la oligarquía, los banqueros, APRA, AP, PPC y grupos conocidos de la ultraizquierda y el imperialismo desataron campaña contra las políticas del gobierno de Velasco Alvarado. La historia ha demostrado que la CGTP ha estado en la línea correcta, leal a sus principios: hoy cuanto quisiéramos que se nacionalice por ejemplo el gas.

LA CGTP Y EL HISTORICO PARO NACIONAL CONTRA EL GOBIERNO DEL FELÓN MORALES BERMÚDEZ

La oligarquía y los partidos políticos de la derecha promovieron la conspiración en las filas de la fuerza armada y se produjo el golpe militar para defenestrar al gobierno del general Juan Velasco Alvarado, traicionado por su propio entorno encabezado por el felón general Francisco Morales Bermúdez Cerruti, quien impuso políticas de desmontaje y retroceso de todas las medidas trascendentales, se entregó a los dictados de los poderes económicos industriales y banqueros y del Fondo Monetario Internacional (FMI), lo cual produjo la peor crisis y dictó el gran paquetazo cuyas consecuencias fueron funestas para la clase trabajadora y sectores populares y la inmensa mayoría del pueblo peruano.

Ante la negativa del gobierno de Morales Bermúdez de rectificar su política económica, intensificó las represiones violentas contra las protestas de los sindicatos y organizaciones populares, incluido con secuestros y deportaciones, aceleró la indignación de las masas, plasmado en el histórico Paro Nacional realizado el 19 de julio de 1977, fue el acontecimiento más contundente de condena y rechazo del movimiento sindical y popular encabezado por la CGTP contra el gobierno de Morales Bermúdez: marcó el fin del régimen anti popular

La venganza del gobierno del felón Morales Bermúdez no se hizo esperar: mediante el nefasto Decreto Supremo 10-77-TR, ordenó despido masivo- selectivo del contingente de los mejores dirigentes sindicales del sector privado y público, el 90 % integrantes de la CGTP, liquidó a toda una generación de los cuadros más importantes de la central, mariateguista; el enemigo supo donde golpear.

LA CGTP EN LA DÉCADA DE VIOLENCIA Y DE CRIMENES DEL 80

En 1980, se inicia el segundo gobierno del arquitecto Fernando Belaunde Terry, líder del partido Acción Popular (AP) pero al mismo tiempo se inició las acciones armadas del grupo denominado “sendero luminoso” (SL), también en esos años surgía el proceso de la unidad de los partidos políticos de la izquierda peruana, pero no compartían con SL,

Durante el gobierno belaundista: fue el cogobierno de los partidos AP, APRA, PPC. Por lo tanto, la política del gobierno se caracterizó por continuar las políticas de Morales Bermúdez, sometido al Fondo Monetario FMI, priorizó el pago de la deuda externa, lo cual condujo a una nueva crisis económica.

Luego en 1985, dio paso al primer gobierno de Alan García del Partido Aprista, cuya política económica profundizó la crisis, condujo a la peor inflación, en conclusión: se recuerda al primer gobierno del APRA como un desastre y cargado de corrupción.

Pero lo trágico de los gobiernos de Fernando Belaunde y Alan García durante la década del 80 fueron los crímenes y violación a los derechos humanos perpetrados por el terrorismo de Estado de ambos gobiernos y fuerzas paramilitares, así como por los crímenes de SL: miles de ciudadanos de la población vulnerable entre ellos dirigentes de organizaciones populares, fueron asesinados, secuestrados, torturados y desaparecidos; cuyas víctimas. La CGTP deslindó desde el principio con el grupo SL, y libró lucha frontal contra los gobiernos de Belaunde y García; perdió a los mejores dirigentes y militantes asesinados tanto por las fuerzas militares y por las huestes de SL, aunque también en esos años surgió el MRTA, pero de menor incidencia.

LA CGTP FRENTE A LA DICTADURA FUJIMONTESINISTA.

Durante los años de 1990 al 2,000, la CGTP tuvo que enfrentar a la feroz dictadura de la dupla Alberto Fujimori y su cómplice Vladimiro Montesinos; se intensificó el terrorismo de Estado, igualmente las acciones criminales de SL; continuaron con los asesinatos de dirigentes sindicales de la CGTP y de sectores populares, estudiantes etc., perpetrados por fuerzas militares y en otros casos por SL.

La dictadura fujimontesinista , impuso el modelo neoliberal, modificaron la legislación laboral para favorecer al empresariado, para liquidar al movimiento sindical peruano, en especial a la CGTP con el asesinato de su secretario general Pedro Huilca y otros dirigentes populares, privatizaron los recursos nacionales y las empresas públicas para ser entregadas a las empresas transnacionales, dispuso el despido masivo de trabajadores tanto del sector privado y públicos, institucionalizaron la corrupción generalizada en todos los organismos del Estado empezando de las fuerzas armadas, control de la prensa mediante sobornos, además del robo a caudales encabezado por Albero Fujimori y secuaces: La CGTP libró lucha heroica y resistió con grandes acciones de lucha, pero el fujimorismo no pudo liquidar a la CGTP.

LA CGTP Y RESISTENCIA ANTE LA DICTADURA NEOLIBERAL Y CORRUPTA

A raíz de la fuga del corrupto Alberto Fujimori a Japón en noviembre del 2,000, Valentín Paniagua presidente del Congreso asumió la conducción del gobierno , quien convocó las elecciones generales siendo elegido Alejandro Toledo con grandes expectativas, luego Alan García por segunda vez, Ollanta Humala también con promesas de cambios, seguidamente Pedro Pablo Kuczinski, reemplazado por su vicepresidente Martin Vizcarra: todos ellos corruptos descarados y continuadores del modelo neoliberal ; han conducido a la peor crisis política, social, económica y moral con fuerte influencia del fujimorismo. La CGTP enfrentó en condiciones difíciles contra los gobiernos corruptos aludidos,

Por ultimo en el 2021 con la elección de Pedro Castillo con esperanza de cambios frustrantes; los trabajadores y el pueblo peruano hoy están atrapados en las garras de la dictadura del Congreso corrupto, la derecha neofascista con su marioneta Dina Boluarte: régimen represivo y criminal en el que han sido asesinados 70 compatriotas, centenares de heridos y procesados solo por asumir el derecho a la protesta. Para la CGTP, consecuente con su historia y principios de clase, la lucha frontal continúa y sale nuevamente a las calles y plazas el 14 de junio en manifestación unitaria; para exigir: la renuncia de Dina Boluarte, cierre del Congreso corrupto, elecciones inmediatas, por una Asamblea constituyente.

SOLO CON UN PUEBLO EN LUCHA HABRÁ CAMBIOS: LA CGTP SIEMPRE ESTARÁ SIEMPRE PRESENTE

* Ex secretario general de la CGTP, ex senador de la República 1985-1990, ex secretario general adjunto de la Federación Sindical Mundial.