Home 2023-08-24 Congreso: Raúl Doroteo, Javier Padilla y Silvana Robles despilfarran gasolina del estado...

Congreso: Raúl Doroteo, Javier Padilla y Silvana Robles despilfarran gasolina del estado a sus anchas

1723
0

Los congresistas Raúl Doroteo (Acción Popular), Javier Padilla (Renovación Popular) y Silvana Robles (Perú Libre) pidieron que se les reembolse el dinero que ellos gastaron gasolina en días que no cumplieron labores de representación parlamentaria.Así lo reveló ayer domingo Punto final.

El 1 de junio del año pasado, Doroteo solicitó a la Oficialía Mayor del Congreso que se le devuelva el dinero con el que adquirió combustible en la región Ica, entre el 6 y 8 de mayo. Doroteo gastó S/490.72. Ese fin de semana se celebró el Día de la Madre y se desconoce que actividades congresales realizó el acciopopulista.

No fue la única vez que Doroteo hizo esa maniobra. En noviembre del año pasado requirió el desembolso de S/318 por el gasohol que compró en la Panamericana Sur cuando fue a celebrar el cumpleaños de su papá Jorge Doroteo Neyra.

En Puno rechazan creación de nuevo penal tras propuesta del congresista Esdras Medina

Pidió lo mismo por el 25 de diciembre pasado. Y ese día ningún congresista trabaja porque es Navidad. Pero Doroteo despilfarró S/407 en nafta, supuestamente para cumplir con su representación.

Cuando celebró su onomástico, el 14 de febrero, volvió a viajar a Ica. En un grifo de Chincha pagó S/235 por gasolina y en una por Lurín S/171 por gasohol 95. También solicitó desembolso.

Cuando Punto final buscó la versión de Doroteo, el acciopopulista investigado en el caso Los Niños se mostró agresivo. “No voy a declarar, publica lo que quieras, falséalo, no hay problema”, respondió.

Pero Doroteo no es el único implicado en este presunto “gasolinazo”. Cuando se trata de despilfarrar los recursos públicos, sobre todo los del Congreso, este patrón de conducta se replica en las bancadas de derecha y de izquierda.

Javier Padilla, legislador de Renovación Popular, pidió que le depositen por el gasohol gastado el 9 de mayo pasado en Huacho. Ese día fue el cumpleaños de su hijo Joel Martín Padilla Noriega.

Sin embargo, Padilla niega que haya utilizado gasolina para visitar a su primogénito. Alega que no estuvo con él sino que cumplió actividades parlamentarias, pero no precisa cuáles.

Otra de sus colegas que usó los recursos del Estado de esta manera fue Silvana Robles, de Perú Libre. La vocera cerronista solicitó el reembolso por el combustible gastado el 28 de julio del año pasado. Ese día Robles se encontró en el hemiciclo, pero en su solicitud alega que consumió S/276 en un grifo de Chanchamayo, Junín.

Pidió lo mismo por el dinero que gastó en combustible el 6 de noviembre del 2022, día de su cumpleaños, y el 13 de enero de esta año, fecha en que se celebra el onomástico de su hermano Rocky Marlon Robles Araujo.

Además, la congresista de Perú Libre supuestamente realizó labores de representación a fin de año. La segunda semana de este 2023 pidió el desembolso por la gasolina comprada entre el 1 y 2 de enero en Junín.

Los congresistas no trabajan en Año Nuevo. ¿Qué hizo Robles esos días? Ella dice que en esas fechas estuvo entregando juguetes. Pero sus facturas la desmienten. El 1 de enero la perulibrista pagó S/80 en un grifo de La Oroya. Horas después volvió a hacer lo mismo en un grifo a su llegada a Lima.

Apañan despilfarro
Los congresistas tienen 48 pasajes aéreos asignados para cualquier región del país. Pero en caso de no usarlos, pueden solicitar que se les reembolse, en base al valor de esos boletos, el monto que gastan en combustible cuando visitan distintos departamentos, siempre y cuando haya sido para cumplir labores de representación. Pero en los hechos eso no sucede.

Estos casos escandalosos, en teoría, deberían ser vistos de oficio en la Comisión de Ética del Congreso, donde también están en la mira otros siete parlamentarios por el presunto recorte de sueldos a sus trabajadores.

Los congresistas implicados en el “gasolinazo” pudieron excusarse y pedir que les devuelvan el dinero debido a que al frente tuvieron a una gestión congresal que no fue rigurosa con ellos.

Corresponde a la Mesa Directiva aclarar y sacar a la luz qué reportes de labor parlamentaria presentaron en su momento los tres congresistas involucrados.

Caso contrario, quedaría otra vez en evidencia que en el Congreso el despilfarro de recursos públicos no es motivo de indignación. La normalización de este tipo de casos afectan los recursos públicos.

El caso de la legisladora Marleny Portero
Ayer, Cuarto Poder reveló que la acciopopulista Marleny Portero regaló sillas de ruedas en Lambayeque, como parte de su campaña “La ruta de la solidaridad”. El problema es que, en parte, eso fue posible gracias a los aportes de sus asesores.

La acciopopulista niega que se les esté recortando el sueldo a sus asesores y alega que ellos lo hacen de forma voluntaria.

Similar discurso tuvo su colega de bancada José Arriola cuando le descubrieron declaraciones juradas con las que comprometió a sus trabajadores a donar parte de su sueldo.