¡Congresistas que no quieren adelanto de elecciones! Sus ingresos monetarios se elevaron

    1517
    0
    ¡Congresistas que no quieren adelanto de elecciones! sus ingresos monetarios se elevaron

    Sospechoso. 54 parlamentarios que se han opuesto a la iniciativa del adelanto de elecciones para este año, habrían obtenido mejores ingresos, bienes y otros rubros desde su primer día en el Legislativo, según el Centro Liber, donde se puede ver las declaraciones juradas de los congresistas, respecto al año 2022.

    La publicación de La República señala que uno de ellos es el legislador Alejandro Muñante, tercer vicepresidente de la Mesa Directiva, tuvo una variación anual en sus ingresos mensuales en 2022, de S/ 23.217,20. Un año antes, el congresista de Renovación Popular dijo que no tenía ingresos en el sector privado ni público.

    Otro que pelea por no irse de su curul y que no se adelanten las elecciones es el congresista Jorge Montoya, que incrementó sus ingresos en el rubro ‘otros’ en S/ 104.834,00. José Cueto tuvo S/ 108.140,80 y Noelia Herrera en S/ 144.544,09.

    Sigue informándote: CGTP exige salida inmediata del presidente de EsSalud

    Por su parte, Avanza País, con el congresista Alejandro Cavero, en 2021, reportó cero ingresos en sector privado y público, sin embargo, en 2022, al ser elegido congresista sus ingresos mensuales variaron de S/ 15.600. En 2020, el actual legislador en el rubro ‘otros’ reportó un ingreso de S/ 58.186,98, pero en 2021 ascendió a S/ 313.548,17.

    Junto a Ilich López, Cavero impulsó impedir el debate del adelanto de elecciones y a la par con otras dos similares, fueron rechazadas. López informó que en 2021 no obtuvo ingresos en el sector privado ni público, y el año pasado su ingreso económico cambió a S/ 15.600. Aragón y Wilson Soto, tuvieron ingresos de S/ 23.217,20 y S/ 11.897,20, respectivamente.

    No solo la derecha, congresistas de izquierda como Perú Libre y Bloque Magisterial también obtuvieron ingresos monetarios diferentes a lo que percibían antes.

    Todo deja entrever que la mayoría de legisladores que se oponen a votar a favor del adelanto de elecciones 2023, se debería a una sola cosa, no perder el salario que les habría cambiado la vida.