USO ADECUADO DEL CONDÓN

    1534
    0

    OBST. CELIA CAMIZAN MAJUAN

    El preservativo o condón es considerado no solo como un método de anticoncepción sino es el único que protege contra la mayoría de las infecciones de transmisión sexual (ITS). Su uso data desde 1000 a. C. donde lo fabricaban de lienzo, de intestinos de animales y otros. A partir de eso fue evolucionando hasta los actuales que se conocen de látex y polímero de nitrilo tanto para hombres como mujeres.

    En países como el nuestro dónde su distribución es gratuita en el ministerio de salud, sigue siendo un método de poco uso entre la población por los mitos que existen en ella. Es aquí donde recae la responsabilidad del acceso seguro a la educación sexual, desde las aulas.

    La Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública del Ministerio de Salud, estima que, en el Perú, 91 mil personas viven con VIH. Evidenciando estas cifras, que fueron en aumento en los últimos años, refleja el no adecuado uso del preservativo en nuestro país.

    El condón debe ser utilizado en cada relación sexual (vaginal, oral o anal) sobre todo si es un encuentro casual o de una pareja que no se puede descartar una ITS, recordar que todas y todos son sospechosos de tener una ITS hasta que se demuestre lo contrario. Se debe utilizar preservativo cada vez que haya acto sexual, para así evitar el contacto con las mucosas, el contagio de ITS o de embarazos no planificados. En caso de sospecha de falla del preservativo o accidentes en su uso debe acudir al centro de salud más cercano a su domicilio donde una obstetra le podrá aclarar sus dudas.

    En conclusión, no solo debemos fortalecer el uso del condón sino la forma adecuada de utilizarlo; Para eso, la DIRIS Lima Este le indica lo siguiente: sostener la punta y desenrollar todo el condón hasta la base del pene erecto. Después de la eyaculación y antes de que el pene se relaje, envuelva el condón en un pañuelo desechable o papel higiénico, agarre el borde del condón y deslícelo hacia afuera con cuidado. Asegurándose de que el semen no se derrame y tírelo a la basura donde otras personas no puedan tocarlo.