PNP niega evidencias sobre la muerte de Víctor Santisteban

    1702
    0

    El general Víctor Zanabria dijo que aún no se determina de dónde proviene el objeto que causó la muerte a la víctima 58 de la represión, pese a los registros audiovisuales del impacto de una lacrimógena disparada por la policía.

    Pese a la evidencia de los videos que registran el disparo de una lacrimógena por parte de un efectivo policial, y que ésta impacta en la cabeza de Víctor Santisteban, fallecido el último sábado en el centro de Lima, el general PNP, Víctor Zanabria, manifestó que aún se desconoce cuál fue el objeto “duro” y “contundente” que causó la muerte a la víctima número 58 de los hasta ahora muertos a manos de la represión en el marco de las protestas sociales.

    “Lo que nosotros vemos es una situación en la cual la persona cae y todavía no se determina de dónde proviene el objeto duro y contundente que le genera un trauma encéfalo craneano grave, con fractura de parietal. Ese impacto ha tenido que ser con bastante fuerza, porque los huesos de la cabeza son los más duros del cuerpo”, dijo en  Buenos días Perú.

    Al respecto, cabe recordar que días atrás el antropólogo forense José Pablo Baraybar había manifestado que “una lata de 100 gramos que viaja entre 75 y 150 metros por segundo es un arma letal y dependiendo donde caiga mata”.

    Además, tras la muerte de Santisteban, el abogado Carlos Rivera advirtió que “los que deben responder legalmente por este asesinato son el Jefe de la VII Región PNP, Víctor Zanabria; el ministro del interior Vicente Romero; e premier Alberto Otárola y la presidenta Dina Boluarte”.

    TORTURAS Y HUMILLACIÓN

    De otro lado, se conoció un nuevo caso de torturas a ciudadanos por parte de la policía. Edson Escobar, detenido el 7 de enero cuando acompañaba a su pareja hasta su casa aledaña al aeropuerto de Juliaca, narró cómo los agentes lo llevaron al interior del aeropuerto lo obligaron a arrodillarse junto a otro 15 jóvenes detenidos y lo torturaron. donde me obligaron a arrodillarme hasta las 4 p. m. Me humillaron y me torturaron”,

    “La Policía al momento de mi detención me obligaba a que reconociera que yo he sido el que ha quemado el kaspir. Me amenazaron de muerte”, agregó. “Yo soy tu Dios, tú tienes que arrodillarte ante nosotros. Nosotros, si queremos, te matamos y no pasa nada…Nos golpearon, nos maltrataron, nos echaron agua, incluso nos hicieron oler el gas lacrimógeno”,dijo.

    PROTESTAS CONTINÚAN

    Mientras los bloqueos de carreteras continuaron en diversas regiones del país, en Cusco cientos de manifestantes volvieron a protestar contra el Gobierno y el Congreso, y exigiendo justicia para las víctimas de la represión. En esta ciudad, también se produjeron enfrentamientos entre manifestantes y un grupo de personas que buscaba agredir a campesinos adultos mayores.

    En tanto, se realizaron distintas convocatorias para que las protestas continúen en los próximos días. En Ayacucho, se iniciará un paro nacional indefinido desde el lunes 6 de febrero. El presidente del comité de lucha del FREDEPA, Magno Ortega, pidió a la población abastecerse con alimentos y medicamentos.

    En Lima, cientos de manifestantes protestaron frente a las sedes de América Televisión y Panamericana, para protestar por la omisión de sus demandas y los abusos cometidos por la policía.

    Más tarde, representantes de distintas regiones, reunidos en la Plaza Bolognesi, acordaron conformar un Comité Colegiado de Lucha Nacional y anunciaron un paro nacional desde este viernes.

    Los representantes coincidieron en el carácter pluricultural y plurinacional de la lucha.