“Tarde o temprano, el poder va a demostrar cuál es tu lugar en la sociedad”

546
0
Luis Francisco Palomino

Luis Francisco Palomino, escritor.

 

Entrevista:

Luis Torres Montero.

 

Luis Francisco Palomino nos trae Nadie nos extrañará (colección la jauría, 2019), nueve historias de personajes envueltos en una individualidad inquietante, otros hacia la sordidez del espanto o el vacío, capturados por la telaraña del barrio como un veneno arrecho e irremplazable.

– ¿Cuál es el hilo conductor de Nadie nos Extrañará?

-Cierta precariedad en la que se vive, la inseguridad en las calles, caminar en lugares donde puede pasar cualquier cosa, también donde encuentras una aventura, una celebración de la vida, expande el territorio de escritores como Oswaldo Reynoso o Julio Ramón Ribeyro.

Cuento - Colección La Jauría - Libro “Nadie nos extrañará” - Luis Francisco Palomino

-¿Te sientes un escritor de San Juan de Miraflores?

-Totalmente. He vivido toda mi vida en este distrito. Y lo conozco a la perfección, el modo de vida y su gente; tengo la sensación de aparecer siempre en una avenida principal de San Juan de Miraflores; me pasa cuando estoy en San Juan de Lurigancho, San Martín de Porres, o Comas.

-Hay otras normas sociales.

-Por ejemplo descubrí que no había Cuarentena en San Martín de Porres, te hablo del año pasado, la gente en las calles chupando; en cambio, en Miraflores y Barranco no había nadie. Siento que estos textos muestran otra Lima, ya no es la de Enrique Congrains.

-Los personajes tienen una intención oculta por momentos hacia la agresión sexual. Como Roberto, en Ropa Interior, o Débora en Mal de Altura.

-Vivimos en una sociedad hipersexualizada en el que el sexo se reprime mucho por motivos religiosos, se le considera algo de lo que nunca hay que hablar. Turbo Berguer inicia con un violador de niños; el sexo no se contiene, se desborda en la fantasía de los personajes.

-Hay un reciclaje de labores como la historia del senderista vigilante de condominios en Ropa Interior.

-Lo que se critica es el uso excesivo de la fuerza. El personaje protege de cierta manera la propiedad privada con una escopeta. Es uno de los cuentos más simbólicos del libro.

-En El Reto del Maniquí juegas con el humor para luego enterrarlo con la acción desproporcionada ¿Así es el Perú?

-Claro, y luego llega el aprovechamiento político, yo voy a salvar a este niño, le voy a llevar comida. Tarde o temprano, el poder va a demostrar cuál es tu lugar en la sociedad. Por ejemplo lo que ocurrió en las marchas. Hay muertes y no pasa nada.

-Te refieres a Inti Sotelo y Jack Bryan Pintado …

-El personaje en una primera versión se llamaba Inti. No presentí lo que iba a pasar, es que la realidad en el Perú se repite cada cierto tiempo, es nuestra condena. Ahí estará siempre el tráfico, la corrupción, el odio, la delincuencia, las calles enrejadas, los políticos, el abuso, las violaciones, y nosotros como aves de paso.

EL DATO

Palomino prepara 10 cuentos más para su siguiente libro. En un pin pon de respuestas le encantará celebrar el fin de la pandemia en Moyobamba. Ama el cuadro El jardín de las delicias, de El Bosco.

Artículo anteriorLanza nuevo tema musical para los enamorados
Artículo siguienteAmbulantes se apoderan de La Victoria