Se rinde más, pero aún faltan

29
0
Se rinde más, pero aún faltan

El portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Ígor Konashénkov, comunicó que 1.730 combatientes del batallón nacionalista ucraniano Azov y militares ucranianos que se encontraban parapetados en la planta metalúrgica Azovstal, situada en la ciudad de Mariúpol, se entregaron a las tropas rusas.

De acuerdo con el vocero, entre los combatientes hay 80 heridos. Detalló que 771 integrantes del batallón neonazi Azov se rendieron durante el último día. Sin embrago, el comandante adjunto del regimiento de Azov, Svyatoslav “Kalina” Palamar, grabó un nuevo mensaje de video para los ucranianos. Dijo que su comando todavía se encuentra en el territorio de Azovstal en Mariupol.

 

40 MIL MILLONES

El Senado de EE.UU. aprobó la asistencia a Ucrania de 40.000 millones de dólares. El proyecto fue aprobado por 86 senadores. 11 miembros de la Cámara votaron en contra de la iniciativa. “La ayuda está en camino, una ayuda que podría asegurar que los ucranianos salgan victoriosos”, comentó sobre la decisión el líder de la mayoría demócrata del Senado, Chuck Schumer.

 

ARMAS

Después de que las Fuerzas Armadas de Ucrania atacaran durante una semana con el uso de obuses estadounidenses M777, Estados Unidos anunció que enviará aún más de estas armas, lo que se debe a la supuesta eficacia de estos obuses. Según datos preliminares, se entregarán otras 50 armas de este tipo y casi 100 mil municiones para ellas.

Entre tanto Reino Unido también otorgará más de 1,300 millones de euros en ayuda militar a Ucrania. En el paquete se establece misiles de crucero ante buque Harpoon con un radio de acción de hasta 260 kilómetros y drones de última generación.

 

DATO

La televisión rusa, emitió videos de un ataque a los sistemas de artillería M777. Como resultados, el ministerio informó que por lo menos dos cañones quedaron dañados.

Artículo anteriorNo será fácil para ningún gobierno acceder a la compra de fertilizantes
Artículo siguienteFiscal Pérez afirma que no se equivocó al pedir prisión preventiva para Keiko Fujimori