Conecta con nosotros

Especial

Plan Estratégico de Desarrollo Nacional (PEDN): Perú al 2050

Publicado

el

Pedro Castillo en el Congreso 28 julio

Germán Alarco
Profesor de la Universidad del Pacífico

 

El pasado 28 de julio no solo escuchamos el Mensaje presidencial con motivo de las Fiestas Patrias, sino que apareció publicado en el Diario Oficial El Peruano el Plan Estratégico de Desarrollo Nacional (PEDN): Perú al 2050. Esto último es un hecho de importancia, ya que la historia de los PEDN durante las últimas décadas de neoliberalismo fue desafortunada.

Hay que recordar que el Instituto Nacional de Planificación fue cerrado en 1992 durante el gobierno de Fujimori. El Plan Bicentenario se aprobó solo un mes antes de la terminación del gobierno aprista en 2011. El segundo gabinete del gobierno de Humala frenó y canceló su actualización; años después se trabajó una nueva versión que nunca fue aprobada ni por ese gobierno, ni el de Kuczynski, Vizcarra y Sagasti. Enhorabuena por su aprobación durante el actual gobierno de Castillo.

Sin embargo, llama la atención que esta aprobación no haya sido mencionada en el Mensaje del 28 de julio; donde solo se hizo una referencia general a la política general de gobierno 2021-2026 emitida en octubre de 2021. Al respecto, se debe señalar que solo hubo una referencia inicial a sus 10 ejes, pero que no tuvieron vinculación alguna con el recuento de actividades realizadas y medidas propuestas por sectores administrativos que dominó el discurso presidencial.

En un artículo previo señalamos que la política general de gobierno 2021-2026 omitió tres temas fundamentales: la importancia de la transición ecológica, avanzar en la diversificación productiva y la reducción de las elevadas desigualdades. Precisamente estos son los elementos centrales de la Recuperación Transformadora propuesta por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) en 2020 para nuestra región. En esta ocasión vamos a reseñar la estructura y algunos capítulos del PEDN al 2050; limitando nuestros comentarios a aspectos puntuales. He aquí una primera lectura rápida del PEDN. Ojalá que este Plan sea útil y no un simple saludo a la bandera.

Alcances

Mediante el Decreto Supremo que aprobó el PEDN al 2050 se dispone su publicación en la plataforma digital única del Estado peruano para orientación al ciudadano y en las sedes digitales de las entidades cuyos titulares lo refrendan. Solo quedaría pendiente que todos los sectores administrativos validen los indicadores y metas de los objetivos nacionales, y culminen la formulación de indicadores y metas de los objetivos específicos y acciones estratégicas del PEDN al 2050.

Inmediatamente después se iniciaría la actualización del PEDN al 2050 a cargo del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (CEPLAN), sobre la base de los aportes que reciba, para ser sometido a la Presidencia del Consejo de Ministros. La siguiente etapa corresponde a la articulación de los planes estratégicos con el PEDN al 2050 Todas las entidades que integran el Sistema Nacional de Planeamiento Estratégico articulan sus planes estratégicos a los objetivos nacionales, objetivos específicos y a las acciones estratégicas previstas en el PEDN al 2050. Los sectores formulan y aprueban su Plan Estratégico Sectorial Multianual (PESEM) articulados al PEDN al 2050.

Plan Estratégico de Desarrollo Nacional (PEDN): Perú al 2050

Estructura PEDN 2050

El documento de casi 500 páginas tiene 13 capítulos más la presentación, las referencias bibliográficas y los anexos. Las primeras secciones presentan la visión del país al 2050, la metodología utilizada para el PEDN y el marco de referencia para su desarrollo: Constitución Política, Políticas del Acuerdo Nacional, Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre otros.

El siguiente grupo de secciones incluye el análisis del contexto: global, Perú en Latinoamérica, la situación actual del país en 2021 en sus diferentes facetas, y perspectivas nacionales (demográficas, ambientales, económicas y políticas). Posteriormente, se plantean cinco escenarios de futuro al 2050: crisis social, desarrollo tecnológico avanzado, crisis económica, crisis climática y desastre mayor.

El futuro deseado se muestra en términos de la imagen futura del territorio: sistema de ciudades y centros poblados; vías y medios de comunicación; económico-productivo y ambiental; propuestas e ideas para un mejor planeamiento estratégico con enfoque territorial; y visión futura del Estado en el territorio. Le siguen los lineamientos y objetivos estratégicos. El documento termina con un capítulo sobre implementación, y de seguimiento y evaluación de PEDN.

Visión al 2050

Tiene un enunciado general estándar, poco original, y luego otros cinco relativos a diferentes facetas. Al respecto, se postula que al 2050 somos un país democrático, respetuoso del estado de derecho y de la institucionalidad, integrado al mundo y proyectado hacia un futuro que garantiza la defensa de la persona humana y de su dignidad en todo el territorio nacional. Estamos orgullosos de nuestra identidad, propia de la diversidad étnica, cultural y lingüística del país.

Se respeta nuestra historia y patrimonio milenario, y protegemos nuestra biodiversidad. El Estado constitucional es unitario y descentralizado. Su accionar es ético, transparente, eficaz, eficiente, moderno y con enfoque intercultural. Juntos, hemos logrado un desarrollo inclusivo, en igualdad de oportunidades, competitivo y sostenible en todo el territorio nacional, que ha permitido erradicar la pobreza extrema y asegurar el fortalecimiento de la familia.

Los cinco enunciados complementarios se refieren a: i) Que las personas alcanzan su potencial en igualdad de oportunidades y sin discriminación para gozar de una vida plena; ii) gestión sostenible de la naturaleza y medidas frente al cambio climático; iii) desarrollo sostenible con empleo digno y en armonía con la naturaleza; iv) sociedad democrática, pacífica, respetuosa de los derechos humanos y libre del temor y de la violencia; y v) estado moderno, eficiente, transparente y descentralizado que garantiza una sociedad justa e inclusiva, sin corrupción y sin dejar a nadie atrás.

Algunas críticas

Nadie podría estar en desacuerdo con los temas que se abordan en la visión al 2050; pero como señalábamos en Alarco y castillo (2021) esta no pasa el filtro de ser retadora y menos para un horizonte al 2050. Esa combinación de buenos deseos plausibles es de poca envergadura a la luz de los retos que se pueden vislumbrar en diversos escenarios prospectivos hacia el 2050. Se ignoran los cambios tecnológicos en robótica-inteligencia artificial, infotecnología (Big Data) y biotecnología en curso. ¿Se olvidaron de la problemática de desempleo y subempleo masivo que pueden generar y que se agrava a partir de la pandemia del covid-19?, ¿el peligro de las dictaduras digitales?, ¿cómo garantizar la libertad de elección de los individuos?, ¿cómo satisfacer las necesidades básicas en un mundo con poco empleo?, ¿dónde quedó la mayor inestabilidad social y política que se podría generar?

¿No se requerirá de Estados Nacionales más fuertes para gravar y redistribuir el ingreso evitando un colapso económico, social y político?, ¿cómo crearemos ciudadanos resistentes a los cambios por venir? Le falta también atender algunas palabras clave como sociedad y territorio integrado, solidaridad, ciencia y tecnología, seguridad alimentaria y energética y de una nueva educación basada en el pensamiento crítico, comunicación, colaboración y creatividad (Noah Harari, 2018).

Plan Estratégico de Desarrollo Nacional (PEDN): Perú al 2050

Contexto global

El documento plantea que este implica una serie de dinámicas que se manifiestan en el mundo, y que plantean retos y oportunidades, tanto de índole política como económica. Se abordan tres conjuntos de temas: las relaciones comerciales, económicas y de inversión del Perú con los principales bloques; las principales tendencias y megatendencias globales y las oportunidades para el país de los cambios tecnológicos.

El contenido se ve interesante, pero desordenado al iniciar con las relaciones comerciales y económicas del país cuando se debió comenzar con las tendencias globales. Por otra parte, solo se examinan las oportunidades que se pueden generar para el país soslayando los problemas que se pueden suscitar. Habría que enfatizar más en los impactos de la pandemia del covid-19 y de las nuevas tecnologías para el mediano y largo plazo; asimismo en cuatro temas clave hasta el 2030: estanflación, nuevas cadenas logísticas, desglobalización y conflictos geoestratégicos. Los capítulos relativos a Perú en Latinoamérica y situación actual del Perú al 2021 contienen información interesante pero desordenada.

Potencialidades productivas

El PEDN reconoce que, a pesar de los sólidos fundamentos macroeconómicos registrados en la última década, aún la economía no puede salir de la trampa del ingreso medio que permita incrementar el bienestar para todos los peruanos. Este resultado se debe a la magra participación de la productividad en el crecimiento económico y una dependencia de los recursos naturales, la cual, al ser una economía pequeña y abierta, ha sido fuertemente afectada por choques (positivos o negativos) ocurridos en China y Estados Unidos.

Sin embargo, cuando se examina la lista de productos propuestos por CEPLAN encontramos los mismos vinculados al sector agropecuario y minero. Más alrededor de los mismo, sin tomar en cuenta los cambios actuales y los que se vislumbran a nivel internacional al 2030 y menos al 2050. Los productos que se proponen son: (i) pimientos dulces, frescos o refrigerados; (ii) cebollas frescas; (iii) arvejas verdes; (iv) arándanos, aguaymanto, granada, lúcuma, mango, etc.; (v) higos frescos; (vi) toronjas; (vii) manteca de cacao; y (viii) bulbos de amarilis. En cuanto a lo positivo se habla del índice de complejidad económica pero el concepto no se vincula concretamente al Perú.

Escenarios largo plazo

En el ciclo de planeamiento estratégico para la mejora continua, en el análisis de futuro, se identifican y analizan los eventos futuros como tendencias, riesgos y oportunidades, para que partir de ello, se construyan los escenarios disruptivos, los mismos que describen situaciones futuras posibles de ocurrir (en el mediano y largo plazo).

El CEPLAN elaboró cinco escenarios alternativos. El primer escenario muestra las consecuencias de una crisis social a causa de los conflictos y manifestaciones sociales; el segundo escenario analiza los desafíos que enfrentaría el Perú por la ocurrencia de un desastre de gran magnitud; el tercer escenario muestra el impacto que sucedería ante disrupciones tecnológicas. el cuarto escenario cuenta los desafíos a los que se enfrentaría el Perú con una grave crisis económica internacional; y un último escenario de crisis climática.

Objetivos nacionales

El PEDN propone cuatro objetivos nacionales cada uno: 1) Alcanzar el pleno desarrollo de las capacidades de las personas sin dejar a nadie atrás; 2) gestionar el territorio de manera sostenible a fin de prevenir y reducir los riesgos y amenazas que afectan a las personas y sus medios de vida, con el uso intensivo del conocimiento y las comunicaciones, reconociendo la diversidad geográfica y cultural, en un contexto de cambio climático.

3) Elevar los niveles de competitividad y productividad con empleo decente y en base al aprovechamiento sostenible de los recursos, el capital humano, el uso intensivo de la ciencia y tecnología, y la transformación digital del país; y 4) Garantizar una sociedad justa, democrática, pacífica y un Estado efectivo al servicio de las personas, en base al diálogo, la concertación nacional y el fortalecimiento de las instituciones.

En cada uno de los casos se acompañan de los retos y acciones inmediatas; indicadores asociados a los objetivos nacionales; los objetivos específicos y las acciones estratégicas.

Colofón

El PEDN al 2050 contiene elementos interesantes y relevantes. Es un documento que debe ajustarse para lograr un balance y articulación entre sus diferentes capítulos. Hay algunos como el diagnóstico nacional sin ningún orden En la parte económica domina desafortunadamente una visión estándar y donde le falta mirar más hacia el futuro. No todo es competitividad y productividad. Hay que hablar de seguridad alimentaria, energética y de fertilizantes; de actuar decididamente contra las elevadas desigualdades, entre otros.

También cojea por el lado del diagnóstico político-institucional y sobre las imprescindibles reformas que se deben hacer no solo para llegar al 2050, sino al 2025 o al 2030.

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

Desgobernar, alea jacta est

Publicado

el

Pedro Castillo y Gabinete Aníbal Torres

Rudecindo Vega Carreazo

 

Los ajustes restantes son insustanciales para marcar un diferente estilo de gobierno. Es solo un reacomodo, un arreglo de la carga en el camino. Es un cambio para nada cambiar. Es lo mejor, para el ejecutivo y el congreso, al no haber cambio de Premier no existirá presentación de la política del gobierno ante el congreso ni solicitud de voto de confianza, respira tranquilo el ejecutivo y respira feliz el congreso porque no está expuesto a ejecutar “su bala de plata”. Lamentablemente es lo peor para el Perú. Desgobernar, “alea jacta est”, es un hecho consumado.

Más allá de cualquier punto de vista ideológico, político y judicial el gran problema del gobierno, ejecutivo y congreso, es el desgobierno nacional permanente. No tenemos gobierno, solo una administración pública que fluye en el cumplimiento de sus funciones sin ningún objetivo, meta ni norte alguno. Con o sin piloto, las cifras y datos de los diferentes sectores, presentados por el presidente como logros se dan a pesar del desgobierno mismo, por el solo quehacer del funcionamiento cotidiano de la administración pública. Es el funcionamiento de una institución sin tener jefes o el de una empresa en ausencia de su gerente, funcionan sí o sí. Maravillosas cifras tendríamos si sólo tuviéramos gobierno.

El gabinete Torres nada tiene por mostrar, nulo en gestión gubernamental, ni siquiera ha cumplido su rol constitucional de coordinar el funcionamiento de gobierno. El único signo diferente es la realización de los Consejos de Ministros Descentralizados que pudiendo haber sido un gran instrumento gubernamental fueron degradados a reuniones sin ningún impacto para los departamentos donde se realizaron ni mucho menos para el país. Son reuniones organizadas “informalmente” con pocos acuerdos concretos y mucha promesa y compromiso que lamentablemente ni actas tienen. Han existido ministerios e instituciones paralizadas con la realización de los CMD ya que no sabían ni donde, ni cuándo ni que se trataría en los mismos. El embalse y falta de cumplimiento de los compromisos asumidos no tardarán en generar un descontento nacional impredecible. Lo que pudo ser un gran instrumento de gobierno, los CMD habrán sido un instrumento de descoordinación y obstrucción gubernamental.

El Premier Torres continua porque es funcional al Presidente y a la oposición, es un abogado litigante que se encuentra en pleno proceso de defensa del Presidente más que del gobierno y con argumentos en ristre para una pobre y mediocre oposición. Le basta arremeter, atarantar, actuar como litigante para pasearse con la pusilánime oposición, a punta de enfrentamiento más que vocación de diálogo logró su voto de investidura y mantiene asustada a la oposición congresal con la sola posibilidad de hacer uso del voto de confianza. Qué pena por nuestro Perú, que mantengamos a un gobierno y oposición, ejecutivo y congreso, sin hacer nada por el país sólo por el temor de usar un voto de confianza que podría desencadenar una disolución congresal.

El Presidente prefiere el desgobernar o no gobernar con el premier Torres que arriesgar su gobierno con un nuevo gabinete que pida confianza y, la oposición congresal respira felicidad si no ve un pedido de confianza que le acerque a una disolución congresal. Mejor pelearse para la tribuna, mejor hacer un show mediático que arriesgar un recorte del mandato de sus cargos y provocar un adelanto de elecciones. Tan funcional es el Premier para el gobierno y la oposición que nunca renunció, solo puso su cargo a disposición y no fue aceptado. Tan funcional puede ser en estos tiempos que hasta podría seguir siendo Premier mientras el presidente y el congreso pierdan su mandato. Terrible y sombrío panorama nacional nuestro, por obra y gracia nuestra.

El presidente no necesita un abogado defensor, vocero o traductor necesita urgente un equipo de gobierno (gabinete ministerial y gabinete de consejeros) que le ayude y enseñe a gobernar. Pero este, demostrado está, no es un tema en la agenda y en el entendimiento del presidente. Para ayudar a gobernar, Kurt Burneo en el MEF es un gran jale, conoce la gestión pública, es un buen técnico con visión política. Ojalá desde el MEF, el superministerio nacional, ayude y enseñe a gobernar, no es posible esperar cambios, pero es legítimo abrigar esperanzas siquiera.

Un año de desgobierno ha demostrado que la “gran confrontación” ideológica que asustaba no se ha dado por las propias carencias del gobierno y la oposición, llegaron al ejecutivo y congreso con agendas cargadas de intereses particulares y prebendas, con vocación de asalto y copamiento más que de gobernar. No hay ideología ni política y por ello no hay visión de país ni programa gubernamental, el partido ganador en un año se ha dividido en 4 bancadas congresales y parece choteado del gobierno; la oposición dividida y partida en el congreso por la multiplicación de los tránsfugas se encuentra controlada, agazapada y cobijada con prebendas y repartijas desde el gobierno. Justamente, por ello, tampoco hay concertación democrática, porque no hay visiones estatales e intereses nacionales para ponerse de acuerdo de manera pública sino solo mezquinos y oscuros intereses particulares sobre los que se pactan bajo la mesa, como repartijas, de espaldas al país.

Desgobernar es el hecho consumado en nuestro Perú, es el mezquino y oscuro pacto de nuestros políticos, ejecutivo y congreso, y; de nuestros gobernantes, oposición y gobierno, es el pacto que privilegia los intereses particulares a los nacionales, los privados a los públicos, los personales a los generales; es el pacto oficioso que formaliza la repartija, la prebenda, la corrupción. No es el pacto que necesita nuestro país, no es lo que deseamos para salvar nuestra democracia y nuestro rumbo a la reactivación, el crecimiento y desarrollo. Es un pacto que avergüenza, duele y estropea nuestro país, no es el pacto que nos llene de orgullo y dignidad. Si la justicia (Fiscalía y Poder Judicial) no corrige esta situación corresponderá a los ciudadanos hacerlo y, en ambos casos, a costa de nuestro políticos y de nuestros gobernantes; la justicia podría hacerla más rápido (si lo quiere), a la sociedad civil, ciudadanía y al pueblo le tomara más tiempo. En ambos casos, el futuro del Perú y nuestros hijos no debe ser eternamente pateado para adelante, es hora de recuperar la viabilidad de nuestra democracia, estado de derecho y nuestro país; es tiempo de luchar, “aliquam pugnare”.

 

Seguir leyendo

Especial

Tributo a Gustavo Cerati en Teatro Latino en Paraguay

Publicado

el

Gustavo Cerati

El imitador de Gustavo Cerati junto a su banda Rasa se encuentra preparando los detalles para viajar a Paraguay, donde realizará el tributo a Soda Stereo este jueves 11 de agosto titulado “Cerati Vive, el mejor tributo a Soda, Me volverás a ver” y al día siguiente viernes 12 presentarán “Cerati, visualizer concert” en el Centro de Convenciones Bianca de Barranco. Entradas a la venta en Teleticket de Wong y Metro.

Tributo a Gustavo Cerati

Serán más de dos horas donde recordaremos a Gus con lo mejor de su carrera solista y un recopilatorio con los éxitos que encumbraron a Soda Stereo en el escenario barranquino.

Samamé y su banda Rasa harán dueto con Cerati, donde las pantallas gigantes del escenario proyectarán la imagen y voz del líder de Soda Stereo en un espectáculo en vivo producido por Eventos Morrison.

Tributo a Gustavo Cerati

Usted no puede perderse el show de Miguel Samamé & Rasa, “Cerati 63, visualizer concert”, que se realizará este viernes 12 de agosto a las 9 de la noche en el Centro de Convenciones Bianca (Av. Grau 135, Barranco), entradas a la venta en Teleticket de Wong y Metro

 

Seguir leyendo

Especial

200 Años de la entrevista de Guayaquil

Publicado

el

José de San Martín y Simón Bolívar

José Luis Ayala

 

Teníamos la esperanza que con ocasión del Bicentenario de la Independencia del Perú (1821) y la entrevista de Bolívar con San Martín en Guayaquil (1822), se publicarían libros de análisis, reflexión y deslinde.

Es decir, que los científicos sociales meditaran, analizaran y reescribieran acerca de estos temas que deben ser necesariamente revisados. Las versiones oficiales nos han hecho mucho daño moral, de modo que el compromiso era y sigue siendo reescribir la historia del Perú.

No hubo conquista sino agresión de España contra el sistema político del Tahuantinsuyo. Menos Guerra del Pacífico, sino Ataque, agresión y conquista contra el Perú de Chile e Inglaterra. Tampoco Proceso contra Túpac Amaru y los indios seguidores. La sentencia estaba dada antes que terminara el injusto proceso judicial. El juicio contra los guerrilleros Tomás Laymes, Faustino Vilches y Gaspar Santisteban, que defendieron al Perú durante la Campaña de la Breña, fue de lo más injusto. Fueron asesinados en la plaza Huamanmarca de Huancayo, el jueves 2 de julio de 1884.

No es una novedad afirmar que el Perú oficial es antibolivariano, debido a intensa campaña que empezó con José de la Riva agüero y repetida por historiadores oficiales. El incesante odio a Bernardo Monteagudo por haber expulsado a más 400 españoles no ha terminado. En cambio, José de la Riva Agüero ocupa un lugar que no le corresponde. Entonces, es necesario revisar las versiones de José de la Riva Agüero, Rubén Vargas Ugarte y Jorge Basadre, quienes han logrado deformar el subconsciente colectivo.

Con ocasión del Bicentenario de la Entrevista de Guayaquil, Luis Britto García escribe: “Casi no hay episodio de nuestra Independencia que haya suscitado más hipótesis, especulaciones y elucubraciones que la entrevista de Simón Bolívar y José de San Martín en Guayaquil entre el 26 y el 27 de julio de 1822. La suponen unos despiadados pugilatos de fuerzas; otros, como Jorge Luis Borges, sinuosa pugna de caracteres. Sólo es posible comprenderla como el encuentro entre dos planes de liberación, el uno iniciado en Caracas, el otro en Buenos Aires. Ya el 10 de mayo de 1820 escribe Bolívar a Santander desde Cúcuta, primero, para condenar los intentos de mantener la esclavitud pues ‘me parece una locura que en una revolución de libertad se pretenda mantener la esclavitud’, luego, para fijar un objetivo estratégico: ‘si derrotamos a Calzada en Neiva, que no paren nuestras tropas hasta Guayaquil. En esa ciudad debe haber habido alguna revolución” (Lecuna, Simón Bolívar, Obras Completas, Vol. I; p. 435). 1

Simón Bolívar

Durante muchos años, mientras no se contaba con la documentación que ahora se tiene, se especuló mucho acerca de los argumentos históricos tanto de San Martín como de Bolívar. Hasta que ahora es posible tener documentos, que permiten referirse con propiedad a un hecho que marcó la guerra de la independencia contra España. Lo cierto es que la entrevista de Guayaquil marcó el final de la presencia de San Martín y ascenso de Simón Bolívar como libertador de América

Como bien señala Luis Britto García: “El 11 de julio de 1822 ocupa Bolívar Guayaquil al mando de dos mil combatientes y decide su incorporación a Colombia, vale decir, a lo que nosotros llamamos la Gran Colombia. Queda abierto el camino para la liberación del Perú. Para ello, hay que ponerse de acuerdo con José de San Martín, quien poco después arriba en barco a Guayaquil. El misterio sobre los temas de la histórica entrevista queda resuelto por el informe que el Libertador envía el 29 de julio de 1822, por conducto del general José Gabriel Pérez, al ‘secretario de relaciones exteriores de Colombia sobre ‘Las especies más importantes que ocurrieron al protector en las conferencia con S.E. durante su mansión en Guayaquil’: (…) Segunda: El protector dijo espontáneamente a S.E. y sin ser invitado a ello, que nada tenía que decirle sobre los negocios de Guayaquil, en los que no tenía que mezclarse; que la culpa era de los guayaquileños (…)”.

Necesariamente habría que añadir un hecho fundamental. San Martín era partidario de instaurar en el Perú una república monárquica. Por lo que autorizó se buscara un príncipe en Europa. En cambio, Bolívar era partidario de que el Perú como las demás colonias liberadas del yugo español, fueran repúblicas. Ese fue un tema de orden político esencial, fundamental. San Martín, llegó a la cita en momentos en que los hijos de españoles en Lima, se impusieron y condicionaron. Un hecho grave fue que al Protector San Martín, lo abandonó la burguesía de Buenos Aires.

San Martín regresó a Lima y se dio con la ingrata sorpresa, que su ministro Bernardo Monteagudo, había sido censurado y expulsado del Perú. Abrumado por el odio de la oligarquía hispana-criolla, finalmente decidió renunciar el protectorado, abandonar Lima y marchar hacia el amargo exilio. Ese hecho facilitó la llegada del Libertador Simón Bolívar a Lima. Así empezó una nueva era para el Perú y América.

No es una novedad decir que el Perú oficial es antibolivariano, no así el pueblo que tiene conciencia crítica de los hechos. De allí la necesidad de reescribir la Historia del Perú. Ese es un desafío que tienen los científicos sociales. No es posible que asuman un silencio cómplice, menos eludir escribir una nueva historia crítica.

Seguir leyendo

Hoy escriben

Tendencia

Av. Paseo de la República Nº 5610 Oficina 201 Miraflores - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 782-1772
Copyright © 2021 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.