Conecta con nosotros

Especial

Pesadilla en Gaza

Entre todos los horrores desplegados en la más reciente ofensiva israelí en Gaza, el objetivo de Tel Aviv es simple: convertir a Gaza en una prisión.

Publicado

el

Pesadilla en Gaza

En Cisjordania, la norma es que Israel continúe su construcción ilegal de colonias e infraestructura para poder integrar a su territorio cualquier cosa que pueda ser de valor, mientras confina a los palestinos en cantones inviables y los sujeta a represión y violencia.

En Gaza, la norma es una existencia miserable bajo un sitio cruel y destructivo, que Israel administra para permitir apenas la subsistencia, pero nada más.

La más reciente escalada israelí fue disparada por el brutal asesinato de tres muchachos de una comunidad de colonos en Cisjordania ocupada. Un mes antes, dos chicos palestinos fueron muertos a tiros en la ciudad de Ramalá, en esa misma zona. Ese hecho despertó poca atención, lo cual es entendible, puesto que es rutina.

“El desdén institucionalizado por la vida de los palestinos en Cisjordania explica no solo por qué recurren a la violencia –escribe Mouin Rabbani, analista de Medio Oriente–, sino también el más reciente ataque israelí a la franja de Gaza.”

En una entrevista, el defensor de derechos humanos Raji Sourani, que ha permanecido en Gaza durante los años de brutalidad y terror israelí, señaló: “La frase que con más frecuencia escuchaba cuando la gente empezaba a hablar de un cese el fuego era: ‘todos dicen que es mejor para nosotros morir y no regresar a la situación que teníamos antes de esta guerra. No queremos eso de nuevo. No tenemos dignidad ni orgullo; solo somos blancos fáciles, y muy baratos. Si la situación no mejora en verdad, es mejor morir’. Hablo de intelectuales, académicos, personas comunes y corrientes. Todos lo dicen”.

En enero de 2006, los palestinos cometieron un crimen grave: votaron por quien no debían en una elección libre cuidadosamente vigilada, y entregaron el control del parlamento a Hamas.

Los medios proclaman constantemente que Hamas está dedicado a la destrucción de Israel. En realidad, los líderes de Hamas han dejado en claro en repetidas ocasiones que aceptarían una solución de dos estados, de conformidad con el consenso internacional que ha sido bloqueado por Estados Unidos e Israel durante 40 años.

En contraste, Israel, fuera de unas cuantas palabras vanas, está dedicado a la destrucción de Palestina, y se aplica en ese cometido.

El crimen de los palestinos en enero de 2006 fue castigado de inmediato. Estados Unidos e Israel, con la vergonzosa adhesión de Europa, impusieron severas sanciones a la población errante e Israel incrementó su violencia.

Rápidamente, Estados Unidos e Israel empezaron planes para un golpe militar que derrocara al gobierno electo. Cuando Hamas tuvo el descaro de revelar los planes, los ataques israelíes y el sitio se volvieron mucho más severos.

No debería haber necesidad de revisar el deplorable historial de lo ocurrido desde entonces. El sitio implacable y los salvajes ataques son acentuados por episodios de cortar el césped, para tomar prestada la alegre expresión con que designa Israel sus periódicos ejercicios de tirotear a los peces en el estanque como parte de lo que llama guerra de defensa.

Pesadilla en Gaza

Una vez que cortan el césped y los desesperados pobladores buscan reconstruir algo después de la devastación y los asesinatos, se acuerda un cese del fuego. El más reciente se estableció después del asalto israelí de octubre de 2012, llamada operación Pilar de Defensa.

Aunque Israel mantuvo el sitio, Hamas observó la tregua, como concede Tel Aviv. Las cosas cambiaron en abril de este año, cuando Fatah y Hamas forjaron un acuerdo de unidad que instauró un nuevo gobierno de tecnócratas, sin afiliación a ninguno de los dos partidos. Naturalmente, Israel estaba furioso, y más aún cuando hasta el gobierno de Obama se unió a Occidente en indicar aprobación. El acuerdo de unidad no solo socava la aseveración de Israel de que no puede negociar con una Palestina dividida, sino también amenaza el objetivo de largo plazo de separar Gaza de Cisjordania y proseguir sus políticas destructivas en ambas regiones.

Algo tenía que hacerse, y la ocasión se presentó el 12 de junio, cuando los tres jóvenes israelíes fueron asesinados en Cisjordania. En un principio el gobierno de Netanyahu sabía que estaban muertos, pero fingió que lo ignoraba, lo cual dio la oportunidad de lanzar una incursión en Cisjordania, con Hamas por objetivo.

El primer ministro Benjamin Netanyahu afirmó tener cierto conocimiento de que Hamas era el culpable. También resultó mentira.

Una de las principales autoridades sobre Hamas, Shlomi Eldar, informó casi de inmediato que muy probablemente los asesinos procedían de un clan disidente de Hebrón que desde hace mucho tiempo ha sido una espina en el costado de Hamas. Eldar añadió: Estoy seguro de que no recibieron luz verde de la dirigencia de Hamas; sólo les pareció que era momento de actuar.

Sin embargo, la escalada de 18 días después del secuestro logró minar el temido gobierno de unidad, e incrementó drásticamente la represión israelí. Israel también llevó a cabo docenas de ataques en Gaza, y el 7 de julio dio muerte a cinco miembros de Hamas.

Al final Hamas reaccionó disparando sus primeros cohetes en 19 meses, lo cual dio pretexto a Israel para lanzar su operación Borde Protector el 8 de julio.

Al 31 de julio se había dado muerte a unos mil 400 palestinos, en su mayoría civiles, entre ellos cientos de mujeres y niños. Y a tres civiles israelíes. Grandes áreas de Gaza habían quedado reducidas a escombros. Cuatro hospitales habían sido atacados; cada ataque fue un crimen de guerra más.

Pesadilla en Gaza

Funcionarios israelíes exaltan la humanidad del que llaman el ejército más ético del mundo, que informa a los habitantes de que sus hogares serán bombardeados, práctica que es sadismo disfrazado santurronamente de piedad, en palabras de la periodista israelí Amira Hass: Un mensaje grabado demanda a cientos de miles de personas que dejen sus hogares ya elegidos como blancos, por otro lugar igualmente peligroso ubicado a 10 kilómetros de distancia.

De hecho, no hay lugar en la prisión de Gaza que esté a buen resguardo del sadismo israelí, que puede incluso exceder los terribles crímenes de la operación Plomo Fundido de 2008-09. Las terribles revelaciones suscitaron la reacción acostumbrada del presidente más moral del mundo, Barack Obama: gran simpatía por los israelíes, acerba condena de Hamas y llamados a la moderación a ambas partes.

Cuando los ataques actuales se detengan, Israel espera quedar libre para continuar sin interferencia sus políticas criminales en los territorios ocupados, con el apoyo estadunidense que ha disfrutado en el pasado. Y los pobladores de Gaza quedarán en libertad de regresar a la norma en su prisión gobernada por Israel, en tanto en Cisjordania los palestinos podrán observar en paz cómo Israel desmantela lo que quede de sus posesiones.

Tal es el desenlace probable si Estados Unidos mantiene su apoyo decisivo y virtualmente unilateral a los crímenes israelíes y su rechazo al consenso internacional que desde hace tanto tiempo existe en torno a un acuerdo diplomático.

Pero el futuro sería muy distinto si Washington retirara ese apoyo. En ese caso sería posible avanzar hacia la solución duradera en Gaza a la que ha convocado el secretario de Estado John Kerry, la cual ha suscitado condena histérica en Israel porque la frase podría interpretarse como un llamado a poner fin al sitio y a los ataques constantes israelíes. Y –horror de horrores– la frase podría incluso interpretarse como un exhorto a aplicar el derecho internacional en el resto de los territorios ocupados.

Hace 40 años Israel tomó la fatídica decisión de elegir la expansión sobre la seguridad, rechazando un tratado total de paz ofrecido por Egipto a cambio de la evacuación del Sinaí egipcio ocupado, donde Israel emprendía proyectos intensivos de colonización y desarrollo. Desde entonces Tel Aviv se ha adherido a esa política.

Si Estados Unidos decidiera unirse al mundo, el impacto sería grande. Una y otra vez Israel ha abandonado planes anhelados si Washington se lo demanda. Así son las relaciones de poder entre los dos gobiernos.

¿Podría cambiar la política estadunidense? No es imposible. La opinión pública ha tenido un giro considerable en años recientes, en particular entre los jóvenes, y no puede ignorarse por completo.

Durante algunos años ha habido buen fundamento para las demandas públicas de que Washington observe sus propias leyes y reduzca la ayuda militar a Israel. La ley estadunidense estipula que no se puede brindar asistencia en seguridad a ningún país cuyo gobierno siga una pauta consistente de graves violaciones de los derechos humanos reconocidos internacionalmente.

Israel, sin duda, es culpable de esa pauta consistente, y lo ha sido por muchos años. El senador Patrick Leahy, de Vermont, autor de esa disposición legal, ha mencionado su aplicabilidad potencial a Israel en casos específicos, y con un bien dirigido esfuerzo educativo, de organización y de activismo, es posible impulsar con éxito tales iniciativas.

Eso podría tener un impacto muy significativo por sí mismo, y a la vez daría una plataforma para acciones ulteriores con el fin de obligar a Washington a volverse parte de la comunidad internacional y observar las normas del derecho internacional.

Nada podría ser más significativo para las trágicas víctimas de tantos años de violencia y represión en Palestina.

Noam Chomsky
La Jornada

Noam Chomsky es profesor emérito de lingüística y filosofía en el Instituto Tecnológico de Massachusetts en Cambridge, Mass, EU.

Seguir leyendo

Especial

Palestina: la ocupación sin fin

Publicado

el

Palestina: la ocupación sin fin

MACIEK WISNIEWSKI *

“Que nunca experimente la agonía de que le roben su país; que nunca sienta el dolor de vivir en cautiverio bajo la ocupación; que nunca sea vendido por sus ‘amigos’”, escribió Hanan Ashrawi, integrante del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en reacción al auspiciado por la administración trumpista y firmado hace un par de semanas acuerdo de paz entre Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin e Israel (bit.ly/346EzEp). Cuando el año pasado EU presentó su plan de paz para el Medio Oriente (The deal of the century), para el cual uno de los talleres” propagandísticos se realizó en Bahréin.

Asimismo, Ashrawi remarcó que el meollo de este acuerdo en el que se concedía todo a Israel y nada a Palestina era la ocupación, una palabra que ni siquiera aparecía en el documento (bit.ly/2S9vMfo). De manera similar –como una agenda para la ocupación permanente−, Ashrawi calificó los planes israelíes para los nuevos asentamientos alrededor de Jerusalén (bit.ly/33Kj3p3).

Mientras en aquel entonces censuró la hipocresía del mundo que teme decirle algo a Trump respecto a su incondicional apoyo a Israel y al propio Israel por su interminable ocupación de Palestina, ahora se lo reprochó a EAU y Bahréin, que traicionando la causa palestina sacaron no más a la luz sus tratos secretos con Israel (bit.ly/33dtHpj).

En efecto. Más que un acuerdo de paz –los tres países nunca han estado en guerra y desde hace años mantenían relaciones no-oficiales−, lo firmado bajo la tutela de Trump ha sido sólo un burdo trato de armas. ¿Los beneficiados? La industria militar estadunidense (bit.ly/2EIL6wt) y la israelí que desde hace años surte a los ricos regímenes del golfo con sus avanzadas tecnologías de vigilancia usadas para reprimir la disidencia interna (bit.ly/32NgF1l, bit.ly/3cnE10L).

Si bien oficialmente, como parte del acuerdo, Israel se comprometió con EAU a no anexar (por ahora) a Cisjordania, la decisión de frenarla (sin descartarla en el futuro) ya se tomó anteriormente a nivel de la política interna israelí (bit.ly/2FRToCs).

Si hay algún efecto práctico de dicho acuerdo es la normalización de la ocupación de Palestina –siendo ésta, en la práctica, una forma de anexión (bit.ly/3kxF9lb)− y la eternalización del sufrimiento del pueblo palestino.

Igualmente el auspiciado por Trump y firmado en el mismo tiempo acuerdo de paz entre Serbia y Kosovo que parecía ideado sólo para poder incluir en él cláusulas respecto a Medio Oriente (sic), igualmente apuntaba a legitimar la ocupación obligando a ambas partes a reconocer a Jerusalén como la capital de Israel (bit.ly/349xUcy).

Si bien tras la guerra de los Seis Días –una guerra de conquista (Tom Segev)−, que convirtió a Israel en un imperio colonial al ocupar Cisjordania, Gaza, los Altos de Golán y la península de Sinaí (de los cuales éste sólo evacuó a Sinaí y cambió la ocupación de Gaza por un inhumano bloqueo convirtiendo la ocupación de Palestina en la más larga ocupación militar en la historia moderna: 53 años y contando) varios prominentes políticos israelíes alertaban que la prolongada ocupación destruiría el tejido de la sociedad israelí (Avi Shlaim, The Iron Wall: Israel and the Arab World, 2000, p. 317), Israel más bien aprendió a organizar la sociedad alrededor de ella. Convirtió la debilidad (todo el derecho internacional está aquí del lado de los palestinos) en una fortaleza que lo hacía atractivo sobre todo para los regímenes represores en el mundo.

Los territorios ocupados se convirtieron en un enorme laboratorio para el armamento y las tecnologías de vigilancia y control de masas con palestinos en calidad de conejillos de indias (bit.ly/3cisuQw). El reciente acuerdo de paz ni siquiera pretende tapar esta realidad. Más bien la confirma, demostrando que lo más provechoso es continuar la ocupación –y seguir en una perpetua zona gris entre ocupación y anexión, la ambigüedad de la que es especialista Netanyahu, bien remarca Avi Shlaim bit.ly/2ZThvb5)− que terminarla.

Escenificar su firma en el mismo césped sur de la Casa Blanca (bit.ly/33IOlfP) donde en 1993 se firmaron los Acuerdos de Oslo (Arafat/Clinton/Rabin), fue igualmente revelador: ha sido precisamente Oslo que más que abrir el camino a la paz le permitió a Israel rempacar la ocupación y bajar sus costos reales y políticos al transferirle la carga de controlar la población ocupada a la Autoridad Palestina encargada ahora de sofocar la resistencia armada y pacífica a la ocupación (bit.ly/30eYO1w) sin comprometerse prácticamente a nada (la conformación del Estado palestino, el retiro de los asentamientos ilegales, etcétera).

La formación de un régimen colaboracionista bajo Arafat (y luego Abbas) −un subcontratista de la ocupación−, igual que en otros casos históricos, ha sido crucial para manejarla sin tener que ceder nada del territorio. En su tiempo Ashrawi censuró a Arafat diciendo que ni él ni los demás dirigentes de la OLP vivieron bajo la ocupación –estaban en el exilio− y no tenían idea que firmaban con Oslo en su forma presentada por los israelíes (Avi Shlaim, Israel and Palestine, 2009, p. 220), aunque luego se incorporó a autoridades encargados de administrarla. En este sentido tanto los acuerdos con EAU y Bahréin, como el previo acuerdo del siglo, se vislumbran no como la traición, sino consolidación y continuación del espíritu de Oslo.

 

* La Jornada

Seguir leyendo

Especial

Celebrando la patria libre

Publicado

el

Celebrando la patria libre

MARCELA PÉREZ SILVA

Este 14 y 15 de septiembre, Nicaragua conmemora el 199º Aniversario de la Independencia de Centroamérica y el 162º Aniversario de la Batalla de San Jacinto. Fiestas Patrias que son una doble celebración de la memoria: de su vocación soberana y de su voluntad integracionista.

Los centroamericanos nacimos juntos a la vida republicana. Fuimos una sola nación y somos un mismo pueblo. El futuro común de Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica y Nicaragua fue el anhelado sueño de nuestros próceres y sigue siendo para nosotros un desafío por cumplir. Condición indispensable para alcanzar nuestra soberanía real. Nuestra segunda independencia.

Cuando en 1855 el filibustero William Walker con su banda de contrabandistas desembarca en Nicaragua, su lema es «five or none» pues pretende adueñarse de nuestras cinco repúblicas. La doctrina del “destino manifiesto” proclamaba que, por designio de la Providencia, Estados Unidos tenía la misión de expandirse por todo el continente y gobernar sobre las razas inferiores. El filibusterismo era su brazo armado. Financiado por los esclavistas sureños, Walker se autonombra presidente de Nicaragua, impone el inglés como idioma oficial y restablece la esclavitud.

La Guerra Nacional vuelve a unir a las tropas centroamericanas. América Latina entera sale en defensa de nuestra soberanía. De entonces data nuestra deuda de gratitud con el solidario pueblo del Perú. El presidente Ramón Castilla envía una misión diplomática a Centroamérica y promete un buque “para estimular con su presencia la beligerancia de aquellos pueblos” contra el filibusterismo. El Perú eleva su enérgica protesta ante el Secretario de Estado en Washington, el 11 de julio de 1856:

“Una horda de piratas norteamericanos, cayendo de improviso sobre la República de Nicaragua ha echado por tierra su gobierno, talado sus campos y anegado en sangre sus ciudades, y amenaza enseñorearse sobre las demás repúblicas que pueblan esta parte de la América española: destruir su nacionalidad y continuar hacia el sur sus inicuas conquistas hasta consumar el designio vulgar en todo Norte América, de que de un polo al otro no haya en el Nuevo Mundo más que una sola Nación: la Unión Americana”

Guerra de resistencia, guerra de todos. Patriotas y filibusteros combaten casa por casa. Mosquetes de chispa contra fusiles Minié y revólveres Colt. Sesenta indios flecheros acuden con refuerzos desde Matagalpa. Andrés Castro tiene un rifle sin balas, cuando se enfrenta al invasor y de una pedrada lo derriba. Es la victoria de David contra el gigante prepotente. La batalla de San Jacinto se convierte en la primera derrota del esclavismo en América.

Nicaragua ha tenido que seguir luchando contra la ocupación extranjera y el intervencionismo.

“Queremos que la Soberanía Nacional sea efectiva y no la abatan vientos intervencionistas», escribía el General Benjamín Zeledón en 1912, antes de caer peleando contra marines y conservadores. El joven Augusto Sandino vio pasar su cadáver, arrastrado por una carreta de bueyes, para que sirviera de escarmiento. Así lo recordaría en 1933:

“La muerte de Zeledón me dio la clave de nuestra situación nacional frente al filibusterismo norteamericano; por esa razón, la guerra en la que hemos estado empeñados, la consideramos una continuación de aquella.”

 En 1979 el pueblo de Nicaragua derrocó a la dinastía que, impuesta y sostenida por el imperio para perpetuar su dominio, había gobernado el país como su feudo por casi 50 años. Este 19 de julio hemos celebrado el 41º aniversario de esa hazaña que marcó el triunfo de la Revolución Popular Sandinista y le devolvió la dignidad a Nicaragua.

Hoy el Gobierno sandinista libra una batalla victoriosa contra la pandemia, contra la pobreza, contra la desocupación. Restituye los derechos de todas y todos a la educación y la salud gratuitas. Construye hospitales, carreteras, parques y estaciones de bomberos. Lleva clínicas móviles, agua potable y energía eléctrica renovable a los más apartados rincones del país. Reduce a la mitad la pobreza y a una tercera parte la mortalidad materna e infantil. Empodera a las mujeres, las capitaliza y reduce la brecha de género. Y entrega títulos de propiedad comunal sobre sus territorios, a los pueblos indígenas y afrodescendientes de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe.

La patria libre de Rubén Darío y de Augusto C. Sandino defiende su derecho a la vida digna. Su derecho a la paz.

AMPLIADO

La batalla de San Jacinto se convierte en la primera derrota del esclavismo en América.

Seguir leyendo

Especial

Geopolítica de la rebelión en Bielorrusia

Publicado

el

Geopolítica de la rebelión en Bielorrusia

CÉSAR ZELADA*

Como el “corazón de la vieja Europa” es conocida Bielorusia. Y no es para menos. Limita al norte con Lituania y Letonia, al este con la Federación de Rusia, al sur con Ucrania y al oeste con Polonia. Además, Bielorusia es el quinto productor mundial de potasio, produce derivados de petróleo y es destacado en la producción de tecnologías de información (varias empresas vinculadas a China).

Al imponerse la desintegración de la URSS, la lenta restauración capitalista, fue frenada por un tiempo los servicios de inteligencia, con Aleksandr Lukashenko (hizo carrera política en el Partido Comunista y fue soldado), quien gobernó al país desde 1994 con una política populista de Estado fuerte (60% de la economía), a la vez que produjo un régimen de características bonapartistas (personalista y autoritario), utilizando referéndums y constituyentes, para luego de la crisis del 2008, implementar políticas neoliberales (reforma jubilatoria, contratos de trabajo individuales, salarios congelados), que mezcladas con la catástrofe sanitaria generada por la pandemia, desarrollaron las condiciones para la crisis actual.

Lukashenko tenía una relación política estrecha con Vladimir Putin (buena parte del comercio se dirige a Rusia), firmando tratados que establecían la unidad monetaria y una sola ciudadanía, política exterior y de defensa. No obstante, el desarrollo de la crisis que señalamos anteriormente, obligó al mandatario a coquetear con Occidente. La importancia geopolítica de Bielorusia se acentúa porque es por este país por donde debería pasar la estratégica Ruta de la Seda de China (que en los últimos años ha intensificado sus inversiones en la región).

El “accidente” de la crisis actual, que movilizó a decenas de miles en un escenario de rebelión popular, se produce por denuncias de fraude en las últimas elecciones del 09/08 donde varios candidatos opositores fueron proscritos (el banquero Babarika y el diplomático Tsepkalo), y el régimen de Lukashenko obtuvo el 80% de los votos, mientras que la líder de la oposición liberal, Svetlana Tikhanovskaya (también esposa del candidato encarcelado con el mismo apellido), obtuvo el 10% del apoyo popular. La ex maestra, hizo una campaña populista proponiendo elecciones justas (bajo el eslogan “somos el 97%”), la liberación de los presos políticos, etc.

Frente a las protestas, Lukashenko, decidió el 17/08 darse “un baño de popularidad” al visitar la fábrica de tractores de ruedas de Minsk [MZKT]. Pero tuvo que salir huyendo ya que los trabajadores lo botaron. Ese mismo día dijo que, “no habrá elecciones hasta que me maten” (RT, 17-8-20). La represión conllevó a la detención de 7 mil ciudadanos, la muerte de otro 10 y la desaparición de decenas. No obstante, la movilización no cesa.

En este escenario complicado existen analistas que señalan que estaríamos frente a una “revolución de colores”, que en otros países como Ucrania o Armenia contaron con la promoción yanqui. Sin embargo, en la “Rusia Blanca”, no existen muy arraigadas las diferencias culturales y la presencia fascista o pro EE.UU. es mínima ya que, por un lado, sigue presente en la memoria colectiva la barbarie nazista, y por otro, la economía nacional depende de Rusia. Es así como se han desarrollado organismos embrionarios de doble poder. Por un lado, el Consejo dirigido por Tikhanovskaya y la oposición empresarial. Y por otro, la Coordinadora de huelga dirigida por la clase obrera, que paralizó más de 150 fábricas.

Para el medio RFI, el movimiento parecería estar en un “callejón sin salida”. Luego, continúa, “el presidente bielorruso Alexandre Lukashenko aludió a la idea de un referéndum constitucional…varios «especialistas», entre ellos jueces de la Corte suprema, trabajan en una revisión de la ley fundamental que será luego sometida «a referéndum», (rfI, 31/08/20).

Es por estas razones que la oposición belorusa “lanza puentes” a Putin y éste declaró en relación a una intervención militar que, «lo hice, pero acordamos también que éste no será utilizado mientras la situación no se descontrole», (Televisión Rossia-1). El Pacto de Varsovia postsoviético, señala que Rusia podría intervenir militarmente en Bielorrusia, sólo si Minsk lo solicita en caso de una «agresión exterior». Y Lukashenko acaba de declarar que habría milicias ucranianas en su territorio. Esta intervención militar implicaría una extensión del poder de Rusia (Georgia, oriente de Ucrania, parte de Moldavia y la guerra en Siria). El envenenamiento del opositor Navalny, ahora en coma inducido en Alemania, obedeció a que estaba agitando la rebelión regional en provincias del este de Rusia.

Por su lado, los países bálticos, Ucrania y Polonia, reconocen a Tikhanovskaya, mientras que según Joseph Borrel, secretario de Exteriores de la UE, “la UE quiere una salida ´a la Armenia’, con Putin. Mientras que Trump ha enviado mensajes prudentes de aliento a la oposición.

Como observamos, la crisis bielorrusa tiene un carácter geopolítico de clase internacional.

*Director de la revista La Abeja (teoría, análisis y debate).

Seguir leyendo

Hoy escriben

Portada impresa

Portada 28 octubre 2020
_Portada_hace 21 horas

Portada 28 octubre 2020

Últimas noticias

Será convocado Será convocado
Deporteshace 7 horas

Será convocado

La Federación Peruana de Fútbol (FPF) envió solicitud de reserva al club Benevento de Italia para que el delantero Gianluca...

El talento como principal capital para un emprendimiento El talento como principal capital para un emprendimiento
Vida y sociedadhace 9 horas

El talento como principal capital para un emprendimiento

La artista ha ido más allá de su negocio y sus piezas expresivas, también ha incursionado en los aplicativos para...

Conversatorio especial para emprendedores Conversatorio especial para emprendedores
Vida y sociedadhace 9 horas

Conversatorio especial para emprendedores

A pesar de las dificultades, siempre se busca formas de salir adelante. Es por eso que la empresa Input Capacitaciones...

Edición digitalhace 9 horas

Edición digital 28 octubre 2020

Innovadora plataforma para ayudar a artesanos peruanos Innovadora plataforma para ayudar a artesanos peruanos
Vida y sociedadhace 9 horas

Innovadora plataforma para ayudar a artesanos peruanos

La pandemia del Covid-19 ha impactado a todos, siento el turismo uno de los más afectados. En el Perú, este...

Jamás utilizaremos a FF. AA. en actos políticos Jamás utilizaremos a FF. AA. en actos políticos
Políticahace 9 horas

Jamás utilizaremos a FF. AA. en actos políticos

El presidente del Consejo de Ministros, Walter Martos, señaló que el Gobierno jamás utilizará a las Fuerzas Armadas en actos...

Un millón de peruanos participarían en comicios internos Un millón de peruanos participarían en comicios internos
Políticahace 9 horas

Un millón de peruanos participarían en comicios internos

Un millón de peruanos participarían en las elecciones internas de los partidos políticos para definir a sus candidatos a los...

Renuncia Amado Enco Renuncia Amado Enco
Políticahace 9 horas

Renuncia Amado Enco

El procurador anticorrupción Amado Enco renunció tras permanecer casi cuatro años como jefe de esta institución encargada de defender los...

Alerta epidemiológica tras detectar caso de difteria Alerta epidemiológica tras detectar caso de difteria
Políticahace 9 horas

Alerta epidemiológica tras detectar caso de difteria

El Ministerio de Salud emitió una alerta epidemiológica, respecto a la aparición de un nuevo caso de difteria, una infección...

Espero que el jefe de Gabinete se asesore mejor Espero que el jefe de Gabinete se asesore mejor
Políticahace 10 horas

Espero que el jefe de Gabinete se asesore mejor

Manuel Merino, presidente del Congreso, instó al jefe Gabinete, Walter Martos, a que se “asesore mejor”, luego de realizar declaraciones...

Destacan el seguimiento de la ruta de la madera Destacan el seguimiento de la ruta de la madera
Actualidadhace 11 horas

Destacan el seguimiento de la ruta de la madera

Los sistemas de trazabilidad de la madera sirven para conocer sobre el trayecto de la madera desde el bosque hasta...

Golpe al “Clan Prieto” del narcotráfico Golpe al “Clan Prieto” del narcotráfico
Actualidadhace 11 horas

Golpe al “Clan Prieto” del narcotráfico

Alejandro Arteaga El Ministerio Público y la Policía Nacional allanaron 14 inmuebles que están vinculados al Lavado de Activos provenientes del tráfico...

El 9 de noviembre vuelve Evo Morales a Bolivia El 9 de noviembre vuelve Evo Morales a Bolivia
Mundohace 11 horas

El 9 de noviembre vuelve Evo Morales a Bolivia

El senador por el Movimiento al Socialismo (MAS), en Bolivia, Andrónico Rodríguez, aseguró que el exmandatario boliviano Evo Morales, volverá al...

Recoge tu DNI sin sacar cita Recoge tu DNI sin sacar cita
Actualidadhace 12 horas

Recoge tu DNI sin sacar cita

Los ciudadanos que necesiten recoger su Documento Nacional de Identidad (DNI) en alguno de los locales reabiertos del Registro Nacional...

Médico le salva la vida a su madre doctora Médico le salva la vida a su madre doctora
Actualidadhace 12 horas

Médico le salva la vida a su madre doctora

Vivieron los momentos más dramáticos de sus vidas pero todo tuvo un final feliz. Un joven médico atendió a su...

Dos jóvenes mueren tras caer aun pozo Dos jóvenes mueren tras caer aun pozo
Actualidadhace 12 horas

Dos jóvenes mueren tras caer aun pozo

Dos jóvenes murieron tras caer a un pozo de 35 metros de profundidad en el distrito de Ate Vitarte. Ambos hombres...

INPE verificará labor de congresistas en penales INPE verificará labor de congresistas en penales
Políticahace 12 horas

INPE verificará labor de congresistas en penales

Se adoptará medidas para verificar el rol que hace determinado congresista en su labor de fiscalización a fin de evitar...

Inmunidad al Covid decae rápidamente Inmunidad al Covid decae rápidamente
Mundohace 12 horas

Inmunidad al Covid decae rápidamente

Un estudio del Imperial College de Londres confirmó que la inmunidad de los anticuerpos contra el nuevo coronavirus podría durar...

Francia superó ayer un millón de casos Francia superó ayer un millón de casos
Mundohace 12 horas

Francia superó ayer un millón de casos

Las autoridades sanitarias de Francia reportaron este martes una cifra de 33.417 nuevos contagios a causa de la Covid 19....

América roza los 20 millones de infectados por coronavirus América roza los 20 millones de infectados por coronavirus
Mundohace 12 horas

América roza los 20 millones de infectados por coronavirus

América se acerca a los 20.000.000 de casos de la Covid-19 y supera los 625.000 decesos por coronavirus, siendo el...

Tendencia

Av. Paseo de la República Nº 5610 Oficina 201 Miraflores - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 782-1772
Copyright © 2020 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.