Conecta con nosotros

Entrevista

Necesitamos un sistema educativo antirracista

Marco Avilés ha dirigido las revistas Cometa y Etiqueta Negra, y ha trabajado como consultor en temas de racismo y diversidad.

Publicado

el

Marco Avilés

Para el escritor y periodista Marco Avilés, la estructura política que concentra el poder tiene al racismo como una de sus principales herramientas. Considera necesario descolonizar nuestra mente para poder valorar la riqueza cultural del Perú, y reclama por un Estado capaz de penalizar al racismo como delito.

— ¿Qué cambió entre el Marco Avilés de Etiqueta Negra y el que escribe contra el racismo?

—A finales de la década pasada se vivía una especie de años dorados de la crónica. Diez años después tenemos un momento crítico porque hay menos espacios para publicar, entonces estoy tratando de encontrar mis propios espacios para seguir haciendo lo que me gusta.

Desde que me mudé a los Estados Unidos hace unos años digamos que estoy como fascinado por la literatura sobre el racismo. Eso, sumado a mi propia experiencia de migrante andino que creció en Lima, es lo que me genera la curiosidad para leer y escribir sobre racismo, y tratar de entender la realidad peruana.

— En una entrevista recordaste tu sorpresa de niño al ver a tu hermana conversando con la empleada en la sala y no en la cocina. ¿Cómo explicar esta cadena de discriminación?

—Es que el racismo no es un mal que afecte a unos y no a otros. Se suele pensar en racismo como la agresión explícita de una persona a otra, pero el racismo es más bien un sistema que es parte del capitalismo, donde se asigna roles a las personas según su color de piel o clase social.

Entonces se dan estas escenas donde dos personas andinas se discriminan, donde se producen conductas de acuerdo a estos roles impuestos, de patrón y servidumbre. Y en el colegio no nos educan para identificar o entender el racismo.

Gente caminando en la calle

—¿Cómo enfrentar un problema que viene construido desde la conquista de América?

—Los seres humanos hemos enfrentado enfermedades como la viruela o la polio, a través de la ciencia, y se ha hallado la cura. Sin embargo, males enormes como el racismo no los enfrentamos con la misma efectividad porque entre otras cosas no tenemos una educación que nos convenza de que el racismo existe, y de cómo nos afecta a cada persona.

Entonces salimos de la universidad aun sin conocer el problema. No sé cuánto tiempo tomaría erradicar el racismo pero sí entiendo que uno de los primeros pasos debe ser establecer un sistema educativo antirracista.

—¿Qué tan necesario y complicado a la vez puede ser confrontar la idea de que solo lo eurocéntrico tiene el carácter de “cultural”?

—Es que tenemos una cultura colonial, y somos periferia de centros de producción. Así como en el virreinato éramos periferia de España, ahora seguimos siéndolo de Estados Unidos o Europa, centros lejanos donde se está produciendo arte y conocimiento. Estamos haciendo más cine en el Perú pero elegimos ver a Hollywood. Nuestra publicidad usa modelos blancos como referentes. Esos son indicadores de nuestro sistema colonial.

Aníbal Quijano decía que somos una sociedad colonial y que necesitamos descolonizar nuestras cabezas y generar un pensamiento crítico para entender que no todo lo de afuera es bueno o mejor, para entender que hay cosas que ocurren en el Perú que son valiosísimas y universales, pero que son culturas aplastadas por nuestra propia cultura dominante. Creo que toca impulsar un pensamiento crítico donde revalorar el Perú no sea solo un slogan o una actividad económica.

—Cuando hablamos de cocina peruana es básicamente cocina criolla. Lo mismo sucede con la música. ¿No sigue habiendo ahí una negación del indígena?

—Más que una negación, sí creo que lo costeño toma mucho espacio, y se ve en que tenemos un día para la canción criolla, o en la concentración en temas alrededor de lo gastronómico. Ahora estamos entrando en etapas donde podemos darnos cuenta de esto, de ese protagonismo excesivo de los costeño y lo urbano en la construcción del país, y nos damos cuenta de la ausencia de lo indígena o amazónico.

El Congreso de la República, por ejemplo, casi no tiene representación indígena. Tenemos parlamentos con 2 o 4 parlamentarios indígenas y nos parece normal, cuando si vemos el censo nacional lo normal sería tener el 30 o 40 por ciento. Pero hay una idea racista que surge y nos dice “los indígenas no están preparados”.

—Y ahí hay una valla puesta con la falta de acceso a oportunidades en educación…

—Pero si consideramos que ir a la universidad es la única manera de prosperar y ser exitoso, entonces también estamos reduciendo la diversidad de saberes y aprendizajes. Hay maneras de realización que no tienen que ver con ir a la universidad, y eso no quiere decir que uno sea un ignorante. Hay gente con niveles grandes de sabiduría, filósofos, líderes comunitarios que no han hecho una maestría o doctorado. Nuestra idea de educación sigue siendo ultra occidental, pensamos que uno solo es capaz si se ha educado en una universidad.

Y si hablamos de representatividad y meritocracia, un Parlamento de 130 personas todas salidas de la universidad, blancas o mestizas, sigue siendo un Parlamento deficiente porque no incluye representación de otras realidades. Puedes tener un conocimiento a partir de la universidad y los libros, y sin embargo no tener la menor idea de la Amazonía.

—¿La invisibilización es una de las herramientas más poderosas del racismo?

—En el Perú hay una característica de la marginación del poder. Nuestra estructura política margina al indígena, y eso requiere del racismo como una de las herramientas principales. Terminamos el colegio llenos de ideas racistas, de que los indígenas son casi salvajes, no educados, que son corruptos y borrachos.

Esas ideas nos hacen sentir que, si somos urbanos, blancos o mestizos, estamos más preparados para acceder al poder. Tiene que ver con eso, con la narrativa del racismo en la época de la conquista, que colocaba a los indígenas y luego a los esclavos como seres subalternos. Ese poder se mantiene.

—¿Qué te sugiere el hecho de que en evidentes casos de discriminación racista, se omita penalizar el racismo en las acusaciones formales, y más bien se lo proponga como una falta leve?

—Hoy gracias a los teléfonos y redes sociales estamos llenos de evidencias sobre racismo. Pero lo que necesitamos a gritos es que haya una reacción del Estado para que a este problema ya evidenciado le sigan medidas para resolverlo.

Ya no necesitamos más evidencias, necesitamos dar el siguiente paso, que es tener autoridades capacitadas para entender el racismo, y que sepan cómo procesar ese delito. Es probable que muchos policías o fiscales no sepan cómo reaccionar ante el racismo.

Marco Avilés - Libro “De dónde venimos los cholos”

—Publicaste “No soy tu Cholo” y “De dónde venimos los cholos”, que incluso tiene una versión popular. ¿Sientes que la buena recepción de estos libros es un síntoma de que estamos cerca de cambiar algo?

—Creo que hay cosas positivas, como que las personas no sienten más vergüenza en denunciar que han sido víctimas de racismo, es como que se sienten empoderados para denunciar esos casos. Esto es importante porque no olvidemos que el racismo ha sido uno de esos males capitales que eran un tabú en el país, de los que no se hablaba sino hasta fines de los 90, cuando la gente empezó a denunciar que no los dejaban entrar a las discotecas o restaurantes.

Lo pendiente ahora es que, como Estado, podamos generar medidas para enfrentar el problema: una educación antirracista, autoridades capacitadas para enfrentar el racismo y una legislación que facilite la penalización de este delito.

 

JOSÉ ALFREDO MADUEÑO

Seguir leyendo
Anuncio

Entrevista

Diana Miloslavich, una feminista incansable

Publicado

el

La literata y activista Diana Miloslavich Tupac, se desempeñó como ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, entre febrero y agosto de este año, un pequeño lapso para una vida dedicada a la defensa de los derechos de las mujeres sobre el que reflexiona en esta entrevista.

GRAN RETO

¿Qué fue lo primero que pensaste al aceptar ser ministra?

Aceptar el cargo fue un gran reto que pensé mucho, y que asumí a fin de resguardar los derechos de las mujeres, que tanto hemos luchado por alcanzar. Ya como ministra, lo primero que pensé fue restructurar el Programa Nacional Aurora, obtener la Ley de Cuidados, establecer el Centro de Altos Estudios sobre la violencia contra la mujer y el grupo familiar, reorganizar las Unidades de Protección Especial para la infancia y adolescencia en riesgo y desprotección familiar (UPES) y reconocer a 45 mujeres del Siglo XX en el Bicentenario, trabajar por las mujeres desaparecidas, las víctimas de trata y, continuar y mejorar lo que había iniciado la exministra Anahí Duran. No sabía cuánto tiempo duraría y tenía que correr contra el tiempo Por ello, la pensión por orfandad fue prioridad y, que todos nuestros servicios funcionen y mejorar lo que se pudiera. 

¿Qué logros? ¿Cuáles en este corto tiempo en el ministerio?

Luego de 21 años, iniciamos la reestructuración del Programa Nacional Aurora, dejando una propuesta elaborada con las organizaciones de las mujeres y las propias trabajadoras/es. Urgía la descentralización regional, mejorar el modelo de atención, enfatizar en la prevención de la violencia y, mejorar las funciones y condiciones laborales de 5, 483 servidores/as, y por supuesto, aprobar en el Ejecutivo, la Ley de creación del Sistema de Cuidados, como el reconocimiento de nuevas violencias por el Estado.

¿Cómo fue tu relación con las organizaciones de mujeres? 

Bueno, destaco a la Red de Ollas Comunes de Lima Metropolitana, firmamos un convenio de cooperación “Mujeres Alimentadoras de Vidas libres de Violencias” que capacitamos en medidas de prevención y atención a la violencia de sus integrantes. Sigo comprometida con todas ellas.

¿Y con las organizaciones feministas? 

Difícil, valoro mucho su acompañamiento en las calles cuando fui citada a la Comisión de Justicia en el Congreso, sobre mi postura por la despenalización del aborto por violación; juntas fuimos al Congreso a dialogar sobre el cambio de nombre del Ministerio, y con respeto a las decisiones que tomaron, sigo pensando que, si es posible en el Estado hacer cambios y ahí tenemos la exposición y video que se hizo, el día que rendí cuentas a las organizaciones de mujeres sobre mi gestión. 

COMBATIR LA VIOLENCIA

¿Por tu cercanía con Rosario Aybar y a las desaparecidas, fue una prioridad de tu gestión?

La desaparición y feminicidio de Solsiret Rodríguez, marcó un antes y un después para las feministas. El Estado Peruano reconoció la desaparición por privados, el acoso a través del sistema judicial y la violencia en los servicios de salud sexual y reproductiva. Pedimos a las empresas de telefonía (Claro, Movistar, Bitel y Entel) habilitar una ventanilla única para la atención de los pedidos judiciales de levantamiento de secreto de comunicaciones en casos de desapariciones de niñas, niños, adolescentes y mujeres. Lo hicimos. 

 

¿Cómo te sentiste frente a los cientos de denuncias de violencia a mujeres que llegaban cada día al MIMP?

Me impactaron mucho, en particular tres casos. El de la niña, víctima de violación sexual en Chiclayo en abril, el de las mujeres violentadas por la ronda campesina de Chilla de Pataz y la denuncia de violación sexual de un congresista a la trabajadora del Congreso 

¿Qué te sorprendió?   

La presencia desaforada y reiterada del grupo La Resistencia. 

¿Qué extrañas, ahora? 

Al equipo que me acompañó, a las organizaciones y mujeres que nos ayudaron en muchos casos de violencias.  

¿Qué se quedó en el camino? 

El Centro de Altos Estudios y las Mesas de las Mujeres del VRAEM, de Trabajadoras sexuales y las Mujeres migrantes. Pero la lucha, por ello no acaba.

DATO

MAYOR SATISFACCIÓN. Poder reconocer a Rosa Alarco, Chalena Vázquez, Pastorita Huaracina, Tilsa Tsuchiya, Julia Codesido, María Emilia Cornejo, Laura Riesco, Ella Dumbar, Miguelina Acosta, Delia Zamudio, Emma Hilario y Rosa Dominga.

«No pude conseguir la observación del proyecto de ley n.° 904-2021, que debilita las competencias del Ministerio de Educación para elaborar materiales, textos y recursos educativos con enfoque de género y educación sexual integral»

Seguir leyendo

Entrevista

Agroideas y Universidad Nacional de Cajamarca estrechan lazos institucionales

Publicado

el

Eduardo Garibotto, director ejecutivo de Agroideas

Eduardo Garibotto, director ejecutivo de Agroideas, anunció en Cajamarca la optimización del programa para incrementar acceso a incentivos agrarios

 

¿De qué manera podría la Universidad Nacional de Cajamarca (UNC) apoyar al trabajo que realiza Agroideas en beneficio de los pequeños y medianos agricultores?

Es gratificante encontrar la apertura de la Universidad Nacional de Cajamarca, a través de su vicerrector Jorge Tejada Campos, quien nos ha comunicado que la institución tiene las puertas abiertas para un trabajo conjunto. En ese sentido, la UNC apoyaría con sus profesionales agrónomos, agrícolas, zootecnistas, con el fin de fortalecer el sector agrario a través de los mecanismos que el MIDAGRI (AGROIDEAS) tiene para impulsar la producción agraria en todo el país, que son los Planes de Negocio y los Proyectos de Reconversión Productiva.

 

¿Podría explicar concretamente el apoyo que podrían recibir los pequeños y medianos agricultores con una alianza entre Agroideas y la UNC?

Con la Universidad de Cajamarca, lo que queremos es que cuando los productores agrarios vayan a ejecutar su Plan de Negocio recibirán un desembolso de Agroideas para la compra de bienes y contrato de servicios. Para ello, necesitan un coordinador, que puede ser un profesional de esta Universidad para que los lleve a buen ritmo. Sabemos que hay un convenio marco con el MIDAGRI, sin embargo, esperamos concretamente ver las referencias legales para concretar un convenio específico. Con esto, los futuros profesionales de esta casa de estudios podrán formar parte de la familia de Agroideas, en las comitivas de campo para el monitoreo y así puedan ir sumando a su hoja de vida la experiencia necesaria.

 

¿De qué manera concreta se dan beneficios a los pequeños a medianos agricultores no solo en Cajamarca sino a nivel nacional?

Tratamos de impulsar la asociatividad de los productores agrarios, una vez que ellos se asocian, tratamos de que puedan mejorar su producción agraria a través de la adopción de tecnología, gerenciamiento y el fortalecimiento de la articulación de las asociaciones que conforman los gremios agrarios. En ese contexto, los Planes de Negocio que nosotros apoyamos, consiste en dar una cantidad de dinero a las organizaciones agrarias, que en realidad es un cofinanciamiento no reembolsable mayormente del 80% de lo que cuesta su Plan de Negocio y el otro 20% es el aporte económico de la organización agraria. Por ejemplo, si una organización tiene un Plan de Negocio que cuesta S/1 millón, nosotros aportamos S/800 mil y ellos S/200 mil.

Eduardo Garibotto, director ejecutivo de Agroideas

En el caso de la región Cajamarca. ¿Cuál ha sido el avance o intervención del Programa Agroideas?

En Cajamarca, actualmente, tenemos 321 Planes que se están ejecutando, hemos favorecido a nivel nacional a más de 70 mil familias y tenemos más de 1783 Planes en ejecución. Tenemos el tema de los Proyectos de Reconversión Productiva, por ejemplo, en el VRAEM donde muchos se refugiaban al cultivo de la hoja de coca, hoy son productores exitosos de café y cacao.

 

¿Y en el caso de Procompite como se articula el apoyo a los pequeños agricultores con el Programa Agroideas?

Hemos venido también invitados por el Gobierno Regional de Cajamarca, para apoyarlos con el lanzamiento del Procompite, que es un tema muy parecido a Agroideas, mediante los Planes de Negocio, pero con recursos de los Gobiernos Locales y Regionales pueden dar apoyo a los Agricultores, aquí el rol de Agroideas es brindar el apoyo técnico para la implementación de esta herramienta ya que por Ley nos corresponde.

 

¿Según los nuevos lineamientos de Procompite se podrá destinar mayor presupuesto para planes de negocio?

Exactamente, con el nuevo reglamento, el próximo año, Procompite, será un aporte obligatorio a la población de parte de los Gobiernos Regionales y Locales, donde podrán destinar hasta un 15% de sus presupuestos a fin de fortalecer las cadenas productivas mediante la adopción de tecnología, es decir la agroindustria y, en Agroideas, sobre eso estamos trabajando, para hacer que el Perú sea un país de emprendedores agrarios y que busquen y conquisten mercados nacionales e internacionales a través de la agroexportación.

 

¿Pasando a otro tema. Cuáles serían los planes de negocios más recurrentes que se darían con subvención de la Mujer Rural e Indígena, según la experiencia de AGROIDEAS?

En base a la experiencia de AGROIDEAS, los planes de negocios más recurrentes, liderados por mujeres son: Cuyes, Quesos, artesanía de base agraria (sombreros, tejidos, licores como algarrobina), café y cacao. En base a la presencia de mayor emprendimiento y empleo de mujeres en la actividad agraria rural, proyectamos apoyar nuevas actividades tales como: gallinas ponedoras y para carne, patos, apicultura, porcinos, forestales no maderables, productos agroforestales, complementariamente a los indicados anteriormente.

Eduardo Garibotto, director ejecutivo de Agroideas

¿En tal sentido, Cuáles son los productos agropecuarios que más se producen en las zonas rurales y nativas?

En la actualidad son productores cárnicos (ovino, aves, cuyes, caprinos), tubérculos (papa, oca, mashua, olluco), granos andinos (quinua, kiwicha, cañihua, maca, habas), principalmente en la zona andina; y en la amazonía (yuca, futas exóticas, plantas medicinales).

 

¿Y nos podría decir cuántas mujeres rurales e indígenas que se dedican a la agricultura hay?

De acuerdo con la Encuesta Nacional Agropecuaria 2019, en el país existen 690,734 unidades agropecuarias encabezadas por el mismo número de mujeres productoras, de las cuales (21% en Costa, 56% en Sierra y 22% en Selva).

Seguir leyendo

Entrevista

“Hay que renovar y adecentar la política”

Publicado

el

“Hay que renovar y adecentar la política”

Mañana, los partidos políticos que se alistan para intervenir en las elecciones regionales y municipales de octubre, recibirán a sus afiliados para elegir a quienes ser sus candidatos a nivel nacional. Conocidos los nombres de los aspirantes, una de las críticas que han surgido es la gran cantidad de caras conocidas de exautoridades que van a la reelección, muchas con mérito, pero otros no tanto. Pero, además también hay una nueva generación de jóvenes que ingresa a la política, deseosa de no incurrir en los errores ya conocidos. Oscar Lecaros, aspirante a la alcaldía de Breña por APP, es uno de ellos.

Diario UNO.- ¿Usted es un profesional destacado, por qué decidió ingresar en política?

OL.- Estoy convencido que para formular un cambio real en la política peruana, debemos sumar esfuerzos desde nuestros campos a efectos de reestructurar la política en beneficio de la población. En tal sentido, los jóvenes profesionales debemos sumarnos en aras de representar justamente ese cambio que la gente anhela y alejarnos de la imagen de corrupcion, improvisación e intereses personales que rodean hoy en día la política.

Diario UNO.- ¿Por qué en Alianza para el Progreso?

OL.- En virtud al cambio aludido, creo importante resaltar que APP está fomentando esa vitrina para que personas limpias y transparentes y sobre todo con preparación profesional para afrontar un cargo público tengan la oportunidad de representar una opción distinta a las viejas imágenes políticas que tanto daño le han hecho a nuestro país.

Diario UNO.- ¿Por qué en Breña?

OL.- Hace 4 años decidí formar la familia hermosa que hoy en día tengo. Esta familia se ha constituido en Breña y siento el deber de poner a disposición del distrito mi capacidad personal y profesional.

Diario UNO.- ¿Qué acciones u obras prioritarias considera que se deben realizar a nivel local?

OL.- Breña hoy en día está sumergida en el desorden e improvisación en la gestión municipal. Creo importante establecer horizontes claros en el marco de la priorización de la inversión pública orientada principalmente a reducir las principales brechas del distrito tales como seguridad y limpieza. Todo ello tiene que ir aunado a un eficiente gasto y planificación responsable teniendo en cuenta el presupuesto con el que cuenta el distrito.

Diario UNO.- ¿Cómo evalúa la gestión de Jorge Muñoz en la municipalidad metropolitana de Lima?

OL.- Hay cosas importantes que resaltar en su gestión municipal, tales como las ampliaciones viales en diversos sectores de la capital y los proyectos encaminados tales como el by pass del óvalo Monitor; sin embargo es menester también ser claros y precisos en que una buena gestión debe ser integral, en tal sentido las deficiencias en la planificación de obras tales como el puente en San Miguel (Costa Verde) o la ampliación en la avenida priale son justamente un indicativo de falta de planeamiento estratégico en las inversiones proyectadas lo cual denota a su vez defiencias en la gestión municipal.

Diario UNO.- ¿Si no tiene éxito, que no lo deseamos, continuaría en política?

OL.- Esta ha sido una decisión personal que continuaré más allá de los resultados electorales. Soy consciente que el cambio radical que requiere nuestra política es un partido de largo aliento, y debemos ser persistentes en el esfuerzo continuo que efectuemos en busca de esa mejora que tanto anhelamos como sociedad.

Diario UNO.- ¿Algo más?

OL.- En primer lugar agradecer la oportunidad brindada para esta entrevista y asimismo agradecer a los vecinos que confíen en la propuesta que encabezó en el distrito de Breña y prometerles que el esfuerzo iniciado persistirá hasta lograr una mejora continua y permanente en el distrito. Breña y Lima nos necesitan.

 

ANTICORRUPCIÓN

De ser elegido alcalde mi primera medida sería disponer una auditoría externa a la actual gestión, a efectos de conocer el estado situacional de la municipalidad y detectar eventuales irregularidades que se hayan dado durante a fin de tomar las acciones legales correspondientes.

Seguir leyendo

Tendencia

Av. Paseo de la República Nº 5610 Oficina 201 Miraflores - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 782-1772
Copyright © 2021 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.