Conecta con nosotros

Política

Mejor es reírse

Publicado

el

Martín Vizcarra Cornejo - mejor es reírse
Seguir leyendo
Anuncio

Política

Para negociarte mejor Camisea

Publicado

el

Para negociarte mejor Camisea

JORGE MANCO ZACONETTI

 

El gas natural es una mezcla de metano y etano, que se utiliza en el país básicamente en el consumo eléctrico, aprovechando el gas proveniente del lote 88 que con una producción promedio de 700 millones de pies cúbicos diarios, tiende a los rendimientos marginales decrecientes.

La producción de dicho lote se inició comerciamente a mediados del 2004 y tiene un precio regulado, gracias a la negociación estratégica que hizo el gobierno a fines del 2006. Ello es una prueba que sí se pueden negociar los contratos de estabilidad jurídica y tributaria cuando existe acuerdo de partes.

Si se hubiesen respetados los términos del contrato original del contrato de Camisea firmado en el 2001, siendo presidente del gobierno de transición el doctor Valentín Panigua y ministro del sector el ing. Herrera Descalzi, el precio del gas natural se hubiera triplicado por la aplicación de una fórmula ligada, indexada, a los precios de los residuales, que se habían disparado desde el 2003.

Para toda negociación contractual en materia de hidrocarburos se debe reconocer la contribución fiscal que tienen los contratos bajo operaciones de las empresas privadas. Donde las reservas en el subsuelo pertenecen a la Nación, pero si son extraídos comercialmente por contratos de licencia firmados, las moléculas corresponden a los privados. Es decir, la propiedad del petróleo, gas y líquidos de gas natural extraídos tienen como dueños a los capitales privados.

El contrato del lote 88 abona una tasa regalía del 37.24 % al margen del impuesto a la renta (29.5%), por la producción de gas natural y de líquidos. El gas tiene un precio relativamente estable desde el 2007 a la fecha, gracias a la renegociación que se hizo del contrato de Camisea.

A diferencia del gas natural que se exporta del lote 56, que tiene otra determinación, donde al precio del marcador internacional para Norteamérica, el “Henri Hub” se le descuentan una serie de costos; en términos relativos las regalías del lote 88 resultan superiores a las obtenidas del lote 56. Por ello, siempre he sostenido que la masificación del gas natural en el país, generará no solamente más ingresos fiscales, sino tambien ventajas competitivas.

En toda negociación estratégica se debe reconocer que con las regalías obtenidas por el fisco por la explotación de líquidos y de gas natural de los lotes 88, 56 y 57 se financia el canon gasífero para el Cuzco, el FOCAM, fondo de desarrollo social para Ayacucho, Huancavelica, Ica, Región Lima y Ucayali. Es más, también le llueve al Fondo de Defensa de las Fuerzas Armadas, para su modernización.

 

RENDIMIENTOS DECRECIENTES

Con la explotación de gas natural en el lote 88 desde el año 2004 y luego desde setiembre del 2010 en el lote 56, un contrato de exportación, en la práctica se ha llegado a un horizonte actualmente de rendimientos decrecientes, donde “nacionalizar o estatizar” los campos de Camisea resultaría un pésimo negocio.

El país necesita aumentar los volúmenes de reservas probadas de gas natural y por ende de los líquidos de gas natural que se obtienen del “gas húmedo” en un proceso de separación en los mismos campos de Camisea. Ello significa comprometer mayores inversiones de exploración privadas, con incentivos de mercado para las empresas.

Prueba de tales rendimientos decrecientes es la tendencia a la disminución en la producción de los líquidos de gas natural (LGN) desde el 2015 a la fecha. De una producción de 115 mil barriles diarios de líquidos que tienen un referente internacional en cuanto a los precios, se ha transitado a una producción de menos de 85 mil barriles diarios de líquidos.

Por tanto a una menor producción de liquidos de gas natural diario, menores son los volúmenes de gas licuado de petróleo (GLP) que se obtienen. Si se tiene presente que el 50 % de la producción de líquidos se transforma en gas licuado en la Planta de Fraccionamiento de Pisco, cada vez se produce menos GLP, un producto básico en la canasta familiar.

Es más del 2015 hemos perdido la capacidad de ser autosuficientes en la producción gas licuado de petróleo (GLP), con la consecuencia directa de una mayor importación para cubrir el mercado interno. Evidentemente el GLP importado es más caro, y está amarrado a las fluctuaciones del dólar. Por ello, la solución expeditiva, y fácil del gobierno ha sido apostar por el “Fondo de Estabilización de Combustibles”, para subsidiar al conjunto de consumidores, con un costo fiscal que será superior a los S/ 700 millones de soles por año.

Es más, de una producción diaria promedio en los campos de Camisea, lote 88, 56y 57 cercana a los 1,700 millones de pies cúbicos diarios se están reinyectando a los pozos más de 400 millones de pies cúbicos de gas natural empobrecido a los cuales se les ha separado los líquidos de gas natural. Eso se llama “descreme” donde se explota el “lomo fino y se deja el hueso”.

De la diferencia aproximadamente 1,200 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, unos 700 millones se disponen para el mercado interno, destacando básicamente el consumo eléctrico que representa el 65 % de la demanda de gas concentrada en menos de 22 empresas de generación eléctrica, que “compran gas barato y venden energía cara”. Es más, el consumo residencial no significa más de 12 millones de pies cúbicos diarios para un 1´200 mil conexiones concentradas básicamente en Lima y Callao.

Siempre he sostenido que el gran negocio para el Consorcio Camisea, que tiene como empresa operadora a la empresa gaucha Pluspetrol Perú Corporación, con sede en Holanda por asuntos fiscales, se relaciona con la producción de líquidos de gas natural, que determina más del 70 % de los ingresos del Consorcio.

En cambio el consumo ampliado y la masificación del gas natural, al tener un precio regulado, entiéndase barato, no constituye un incentivo para la empresa. De allí, la debilidad de la masificación interna que el gobierno del profesor Castillo intenta resolver positivamente.

Seguir leyendo

Política

Gobierno suscribe acuerdos por 55 millones de vacunas para el 2022

Publicado

el

Gobierno suscribe acuerdos por 55 millones de vacunas para el 2022

El Gobierno suscribió dos acuerdos, uno con el laboratorio Pfizer y otro con Moderna, a fin de recibir 55 millones de dosis de vacunas contra el covid-19 en 2022, informó la Cancillería.

Según detalló, se suscribió una enmienda al Acuerdo de Fabricación y Suministro con Pfizer para el abastecimiento de 35 millones de dosis de la vacuna. Este acuerdo, resultado de conversaciones desarrolladas con Pfizer por el Ministerio de Salud con apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores, refuerza la asociación del Perú con este laboratorio para continuar recibiendo esta vacuna de alta calidad el próximo año.

En tanto, la suscripción del Acuerdo de Suministro entre el Ministerio de Salud y el laboratorio Moderna se realizó por un total de 20 millones de dosis de la vacuna, que serán entregadas a partir del primer trimestre del 2022.

Este acuerdo, según se explicó, es el resultado de un diálogo estrecho y permanente con Moderna llevado a cabo por el Ministerio de Salud con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores, profundizado en virtud de las directivas impartidas por el presidente Pedro Castillo.

“Esta compra asegura la protección de 10 millones de personas dentro del Plan Nacional de Vacunación y refleja el compromiso del Gobierno del Perú de asegurar el abastecimiento de vacunas para la inmunización de toda su población para poner así fin a la pandemia”, remarcó la Cancillería.

Seguir leyendo

Política

“El Ministerio de Agricultura no existe, y la descentralización ha retrocedido”

Publicado

el

Oscar Altamarino Quispe

Oscar Altamarino Quispe, ingeniero agrónomo y actual gobernador regional de Amazonas, como buen hombre de campo, dice las cosas de frente y sin rodeos. Nacido en Tacabamba, el paisano y amigo del presidente Pedro Castillo denuncia la inoperancia del ministerio de Agricultura y el retroceso de la descentralización.

Amazonas es una de las zonas más ricas del país en recursos, pero con zonas de mucha pobreza ¿Cómo explica esta situación?

Amazonas es una región que cuenta con muchísimos recursos. Somos la cabecera de la cuenca amazónica, nuestro potencial en agricultura es enorme y en ganadería lideramos el mejoramiento genético. Nuestra riqueza turística es similar y más diversa que el Cusco. Pero, lamentablemente, la falta de conectividad nos mata.

¿Por qué ocurre ello?

Estamos desconectados del resto del país y dentro de nuestro territorio regional. Por ejemplo, tenemos aeropuertos operativos en Chachapoyas que no funcionan por falta de conexión con las torres de control. Nuestra provincia más importante es Condorcanqui, por su historia política y su geografía, pero no cuenta con aeropuerto ni pistas y la única forma de ingresar a ella es por Santa María y hasta para llegar a la frontera con el Ecuador la ruta es fluvial, por el río Santiago y el trayecto es de horas.

Y digo que la falta de conectividad nos mata, porque ese problema desencadena otros.

¿Cuáles son esos otros problemas?

La economía de Amazonas se basa en el agro y el productor que trabaja con el maíz, papa, cebada o arroz no cuenta con un banco que pueda financiar ni tampoco con una entidad que realice una compra directa con los campesinos, y así generar ganancia.

El caso es diferente si trabajan con cacahuate o café, porque son productos no tradicionales que va a la exportación….

¿Y cómo podría resolverse?

Se requiere una reingeniería total del Ministerio de Agricultura, cuyos mecanismos, regulaciones y funcionarios solo favorecen a un sector del país, no a los más necesitados. En la práctica, actualmente, el Ministerio no existe, desde que el expresidente Alberto Fujimori lo desactivó en 1992, con el decreto legislativo 653, que se dio en abril durante el golpe de Estado. Junto con el ministerio también desaparecieron el Banco Agrario que de alguna u otra manera brindaba facilidades al campesino, y la empresa ENCI, que se encargaba de realizar la compra a los productores. Los hombres de campo quedaron librados a la economía de libre mercado sin estar preparados para ello.

Pero, se crearon nuevas dependencias…

Centralistas, sí. Como Senasa o Agrorural, que actúan en las regiones, pero dependen de sus sedes en Lima y no se articulan con las direcciones regionales. Por eso, yo considero que el ministerio debería volver a funcionar como antes, como un promotor de la agricultura, retomando lo y desechando lo malo. Y también actuar unificadamente con otros sectores que están en el campo, como Ambiente, Producción o Inclusión social.

 

COMO EL CANGREJO

El proceso de descentralización ya lleva más de tres décadas, ¿se ha logrado una verdadera regionalización?

No, cero.

¿Por qué?

El gobierno central, no desea hacerlo. En el 2007 yo fui parte de la segunda promoción de gobernadores regionales, que teníamos autonomía y competencia en aspectos como en educación o salud, aunque en otros no. Intentamos dar un primer paso a la descentralización y firmamos un convenio con San Martín para ser una macrorregión. Pero han pasado 14 años y no hemos avanzado nada en autonomía y, como cada región es un departamento, nadie quiere perder su hegemonía.

Queda casi solo un año de su gestión. ¿Qué proyectos ha priorizado en ese periodo?

Mi gestión ha elaborado tres proyectos fundamentales que espera hacer realidad. Dos obras de saneamientos grandes, una en la provincia de Bagua y otra en la de Acobamba. Y el tercero es el eje vial de todo: seguir construyendo carreteras nuevas y no perder o abandonar las antiguas. Pero sobre todo he luchado por la salud de mi región, en tiempos de pandemia. Así, a pesar de la falta de ayuda del gobierno central, con nuestros recursos adquirimos cinco plantas de oxígeno, construimos 2 unidades de cuidados intensivos y, con el apoyo del embajador amazonense Vicente Rojas Escalante; recibimos Centros de Atención Temporal con oxígeno que brindó el Ecuador.

Es decir, le dimos respuesta eficiente al COVID-19. Ahora seguimos alerta, controlando la letalidad de la región que está en una tasa por debajo del promedio nacional.

¿Qué balance puede hacer de su gestión?

Recibí un presente griego. Más de 700 millones de soles de inversión, administrados por las gestiones anteriores, de proyectos que no se culminaron ni liquidaron. Eso nos tenía en rojo ante el Ministerio de Economía. El año pasado he podido hacer obra y he entregado tablets a los escolares. Sin embargo, no me engaño, me califico con solo un 10.5 de nota. Para este diciembre espero subir un poco la nota y terminar con 15.

 

DATO

Kuelap. Con la nueva carretera y su teleférico, la fortaleza de Kuelap debe convertirse en los próximos años en la segunda atracción turística del Perú.

Seguir leyendo

Tendencia

Av. Paseo de la República Nº 5610 Oficina 201 Miraflores - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 782-1772
Copyright © 2021 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.