Contáctanos

Especial

Los límites de la justicia ordinaria y el baguazo

PERÚ

Publicado

el

Los límites de la justicia ordinaria y el baguazo

“(…) Derrotar las ideologías, absurdas, panteístas que creen que las paredes son dioses, y el aire son dioses. En fin, volver a esas formas primitivas de religiosidad, donde se dice: no me toques ese cerro porque es un Apu y están lleno de espíritus milenarios y no sé qué cosa… bueno, si llegamos a eso no haremos nada, no toques esos peces porque son criaturas del Dios Poseidón, volvemos a ese animismo primitivo. Yo pienso que necesitamos más educación, pero ese es un trabajo de largo plazo, eso no se arregla así nomás. Porque usted puede ir a cualquier lugar y la población dice no me toquen a mí esa zona, porque es un santuario. Y uno se pregunta ¿santuario de qué? Sí, es un santuario porque ahí están las almas de los antepasados. Oiga, las almas de los antepasado están en el Paraíso seguramente. No están ahí´… Alan García

Recordar esas palabras del máximo representante de una nación, en el momento cuando ocurrían los violentos enfrentamientos entre la etnia Awajún-Wampis y las fuerzas policiales, con las terribles consecuencias que ya todos conocemos; no solo puede indignar, sino también puede ser la síntesis histórica de la incomprensión cultural de una nación; o los absurdos de una comunidad imaginada que no puede salir de su confusión, que se niega y resiste a reconocer su historia.

Parece ser la vuelta al eterno retorno en palabras de un primer mandatario del siglo XXI que podrían haber salido de alguna crónica del siglo XVI y que va repitiendo sucesivamente hasta nuestros días. Pero además, sin echar una mirada al pasado, estas palabras son la necesidad de hacer evidente la doctrina del perro del hortelano, como una política económica no solo de Gobierno, sino de Estado, sin que importe la forma de ser expresada y que posea en cada frase una trasparencia espeluznante.

Awajún-WampIs o la gente de las colinas
Una dimensión de nuestra humanidad se expresa en mitos, sin ellos el sentido de nuestra existencia sería más vacío de lo que para muchos suele ser; para los Awajun-Wampis las cascadas que bajan de los grandes cerros de la Cordillera del Cóndor constituyen los lugares privilegiados para encontrar a un espíritu llamado Ajutap, una figura central en la cosmovisión de los pueblos Awajún –Wampis, que puede ser descrita como una poderosa esencia impersonal transmitida por los ancestros para proporcionar fuerza a sus almas. Hoy en día en muchos de estos pueblos, los rituales de búsqueda del Ajutap siguen siendo practicados. Este espíritu poderoso es buscado sobre todo por los jóvenes varones, quienes acuden a las tunas (cascadas en el dialecto regional) que bajan de los cerros entre la Cordillera del Cóndor, allí construyen una pequeña choza llamada Ayamtai. Allí toman brebajes alucinógenos de ayahuasca, toé o tabaco y esperan pacientemente la visión del Ajutap, bañándose en las aguas sagradas. Los que reciben el don de la visión obtienen el estatus de Waimako, “grandes guerreros visionarios”, gozando de ciertos privilegios sociales dentro de sus comunidades.

Los Awajún y Wampis son etnias de la familia etnolingüística jíbara, aunque esta denominación de jíbaro fue dada por los españoles en la época de la conquista de manera despectiva, sin embargo no tardó en hacerse popular, siendo sinónimo del espíritu guerrero de las etnias Ashuar, Awajun-Wampis y otros; lo cierto es que ni en medio de la expansión de la civilización Inca los pudieron someter. Se cuenta que el Inca Tupac Yupanqui trató de conquistar a los Awajún-Wampis de la ceja de selva en un lugar llamado Bracamoros, pero fracasó; el mismo cronista español Pedro Cieza de León refiere que Huayna Capac también fracasó y que volvió huyendo de la furia de los hombres que en esos territorios moraban. Los Awajún-Wampis también se resistieron a ser colonizados por los españoles durante toda la etapa de la conquista, ya en plena Republica en que recién se instalan los Nazarenos 1925, primeros misioneros que realmente logran tener un contacto con dichos pueblos, y después llegarían los jesuitas que se establecieron a partir de 1949.

En ese fatídico 5 de junio se podía divisar a lo lejos rostros pintados de genipa, lanzas de todo tamaño y cánticos guerreros a lo largo de la Curva del Diablo; la reminiscencia de un tiempo de conflictos, donde los Awajún – Wampis, evocaron la tradición guerrera de los pueblos jíbaros y la resistencia histórica a cualquier intento de invasión de sus territorios, cobraba vigencia. Sin embargo, no solo podemos reducir a la etnia Awajun –Wampis como un pueblo guerrero, las instituciones del Estado, empezando por el Poder Ejecutivo, el Poder Judicial, el Ministerio Público y la Policía Nacional, para este caso en concreto deberían reconocer que los territorios donde se desarrolla el pueblo Awajun- Wampis ha tomado protagonismo no de la noche a la mañana, sino a lo largo de miles de años donde el pueblo ha logrado una adaptación al entorno ecológico, a través de una estrategia eficaz de subsistencia, basada en la horticultura, caza, pesca, recolección y otras formas de interacción con su medio; además de poseer un sofisticado conocimiento de la flora y fauna local, que ha permite un uso racional y sostenible de los recursos naturales y que se ha trasmitido de manera distinta a toda la población colindante. En buena cuenta, dichos recursos forman parte de su territorio, de su hábitat y por tanto son ellos los llamados a protegerlos y defenderlos.

Los límites de la justicia ordinaria y el baguazo

La judicialización de Bagua
Los nefastos hechos en Bagua tuvieron como resultado la muerte de 33 personas, 5 indígenas, 5 mestizos de descendencia indígena, 23 policías, muchos de ellos también de descendencia indígena y el desaparecido mayor Bazán; además de más de 200 heridos provenientes de la represión policial en la Curva del Diablo. Como cualquier sistema que se precie de democrático, se tenía que esclarecer los hechos, analizar por ejemplo bajo qué situación se produce el desalojo, si acaso se pudo prever el desenvolvimiento de estos hechos, cuál es la responsabilidad de las autoridades implicadas, es apropiada la justicia ordinaria para juzgar a indígenas Awajun-Wampis y en función de todo ello poder establecer las responsabilidades individuales y colectivas.

A cinco años de los hechos, se ha iniciado uno de los tres procesos abiertos, el primer juicio oral por los sucesos en la Curva del Diablo; los otros dos son los casos de la Estación 6 y el caso de la desaparición del mayor Bazán. Se trata de un proceso judicial que involucra al menos a 80 procesados, 53 en la Curva del Diablo y 26 en la Estación 6, casi la totalidad de los procesados son de comunidades indígenas Awajún- Wampis, que en su mayoría tienen como lengua materna el Awajún; muchos de ellos no entienden ni hablan el castellano, poseen sus propias prácticas y costumbres tradicionales que conforman su derecho consuetudinario que además cuentan con sus propias estructuras institucionales las cuales poseen normas que les han permitido vivir en armonía; son, aunque al Estado le cueste admitir, una sociedad culturalmente distinta a las peruanos de las urbes.

Bajo esta lógica no se trata de un proceso judicial cualquiera o llamado ordinario, donde una organización criminal delinque en las ciudades o alrededor de ellas, no se trata de un juicio donde a través de procedimientos establecidos se puede individualizar la responsabilidad de los 80 procesados escogidos de manera aleatoria, sin ni siquiera tener resultados objetivos de las pruebas balísticas que demuestren su culpabilidad. El proceso judicial ordinario que enfrentan los 53 procesados se enfrenta a una lógica distinta, una lógica que pone a prueba los instrumentos jurídicos vigentes, que a todas luces son insuficientes para tratar de esclarecer la verdad de los hechos de Bagua. No obstante, este sistema judicial ordinario sí tiene las capacidades para establecer un proceso judicial a los responsables políticos que dieron las órdenes para reprimir de manera desproporcional y generar estas consecuencias (33 muertos 1 desaparecido) de la misma manera como para establecer avances efectivos y transparentes de un proceso abierto a los responsables militares; sin embargo, recordemos que la Sala Penal y de Apelaciones descartó la presentación de los testimonios del expresidente Alan García, de los exministros Mercedes Cabanillas, Yehude Simon y Mercedes Aráos, así como del exdirector de la PNP, José Sánchez Farfán; solo admitió los testimonios de dos miembros militares Javier Uribe y Elías Muguruza. Esta situación de trato discriminatorio y evidente desequilibrio a la hora de juzgar a los implicados, demuestran que el sistema judicial ordinario lo que busca es culpables; culpables que le permitan cumplir con procedimientos penales de mero trámite y qué mejores candidatos que aquellos que están fuera del sistema.

Los límites de la justicia ordinaria y el baguazo

Límites de la justicia ordinaria hacia una justicia intercultural
Parece estar claro que los más de 80 implicados en los hechos de Bagua están tratando de ser juzgados con un sistema de justicia que no es el adecuado. Un sistema judicial que hace 200 años juzga a indígenas en una lengua distinta a la suya, sin las garantías de un debido proceso culturalmente adaptado a realidades de los sujetos a juzgar, un sistema judicial que todo peruano de la urbe conoce sus deficiencias.

Recordemos que tanto la justicia ordinaria como la justicia comunal gozan de autonomía Constitucional; en el caso de la justicia comunal amparada en artículo 2 inciso 19, la pluralidad étnica y cultural de la nación, art. 89, la existencia legal y autonomía de las comunidades campesinas y comunidades nativas y art. 149, el derecho a la Justicia Comunal de las comunidades campesinas, comunidades nativas y rondas campesinas; además el nuevo Código Procesal Penal, en el artículo 18, inciso 3, reconoce el derecho de una Justicia Comunal. Sin embargo, por razones prácticas y asimilacionistas, el Estado solo ha fortalecido a una; hechos como el de Bagua demuestran que es necesario identificar los elementos que la justicia comunal hubiera aportado para intentar reconstruir los hechos y llegar a una verdad jurídica, que respete las diferencias culturales.

No es un problema de leyes, el Perú cuenta con normas suficientes pero nadie las cumple, el Poder Judicial desde 2009 comenzó un proceso importante de reformas para darle mayor reconocimiento y validez a la administración de justicia comunal y la justicia de paz (Ley 29824) y teniendo un proyecto de ley de coordinación de instancias entre la administración de justicia estatal y la administración de justicia comunitaria. Por otro lado, es cierto que ningún sistema te brinda todas las garantías necesarias, pero debemos partir que ambas justicas son incompletas y que un sistema judicial intercultural es el que permitiría establecer las conexiones de ambas realidades y tener la posibilidad de juzgar en mejores condiciones.

Finalmente, el límite de ambos sistemas son los derechos humanos. Sin embargo el caso Bagua está obedeciendo a una lógica contraria, por lo que es necesario primero identificar las diferentes vulneraciones a los derechos humanos y los vicios de nulidad que está trayendo el proceso, para lo cual se necesita una coordinación permanente entre los acusados y principalmente los abogados de éstos. A la vez, es necesario abrir otro frente para que el Estado reconozca las particularidades de este proceso y busque darle un trato diferente que permita al menos llevar un juicio que derive en la absolución de los implicados o en la aplicación de la Ley de Amnistía para los indígenas acusados. Los diferentes actores deben incidir en el Estado para que sepa que esta es una oportunidad más para la reconciliación con los pueblos indígenas del Perú y aplicación con buena fe de todas las prerrogativas que le corresponden, para que Bagua no se repita.

Luis Hallazi Méndez
ALAI
Consultor en el Instituto del Bien Común.

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

PRONABI repotencia su organización en favor de la transparencia y la lucha contra la corrupción

Publicado

en

PRONABI Subasta de inmuebles

El Programa Nacional de Bienes Incautados (PRONABI), ha empezado a implementar una serie de medidas para repotenciar su desempeño como institución, posicionarse como una entidad transparenteycontribuir de manera eficaz a la política de lucha contra la corrupción en nuestro país.

Entre estas medidas, destaca su participación en el equipo multisectorial conformado por el Poder Judicial (PJ), el Ministerio Público (MP), la Policía Nacional del Perú (PNP) y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (MINJUSDH) el cual está encargado de elaborar el plan estratégico de implementación del proceso de extinción de dominio previsto en el Decreto Legislativo N.° 1373.

PRONABI Subasta de inmuebles

Equipo del PRONABI asignando en uso temporal bienes en la ciudad de Tarapoto.

Es así que mediante este plan el PRONABI trabaja articuladamente con las entidades en mención y viene practicando reformas en su interior y elaborando estrategias, lineamientos, directivas y/o protocolos basados en un nuevo enfoque al tratamiento de los bienes patrimoniales provenientes de la criminalidad organizada en el país.

Asimismo, se ha considerado fortalecer y mejorar la gestión del PRONABI para dotarla de autonomía administrativa, presupuestal para convertirla en una Unidad Ejecutora, garantizando su sostenibilidad en el tiempo.

Entre las directivas y/o protocolos en mención se están perfeccionando figuras como la subasta pública que resultan trascendentales por cuanto un objetivo estratégico del plan es resarcir el daño causado al Estado a través de la monetización de los bienes provenientes de las actividades ilícitas.

Bajo este contexto es que el PRONABI programa periódicamente subastas públicas y ha previsto realizar la primera de ellas este 27 de febrero en un acto público en el que subastará 21 lotes de inmuebles de Lima y el interior del país.

Los inmuebles de Lima están ubicados en distritos como Lince, Miraflores, San Juan de Miraflores, La Molina, San Borja, San Isidro, San Juan de Lurigancho y otros. Los precios base son diversos y varían según la ubicación.

Por ejemplo, la oficina de San Isidro tiene un área de 128.60 m2 y un precio base de S/715, 428.87 y el inmueble de San Juan de Miraflores tiene un área de 160 m2 y un precio base de S/ 331, 008.16 Cinco de los inmuebles a subastar están ubicados en Tacna y sus precios base oscilan entre los S/219,913.40 y los S/92,369.99.

PRONABI Subasta de inmuebles

Equipo multisectorial trabaja en la sede del PRONABI en la adecuación del plan estratégico de implementación del proceso de extincion de dominio dispuesto en el D.L n.º 1373.

GESTIÓN TRANSPARENTE

Otras de las medidas que se han tomado para repotenciar la institución, es el perfeccionamiento de las disposiciones y lineamientos para asignar en uso temporal los bienes que administra el PRONABI.

Actualmente los filtros para asignar en uso temporal inmuebles o vehículos a las entidades públicas solicitantes son más rigurosos, y entre otras cosas, se ha creado un Comité de Selección que evalúa los pedidos escrupulosamente dando prioridad a las entidades dedicadas a la lucha contra la corrupción.

Desde enero del 2019 al 11 de febrero del año 2020 se aprobaron 400 resoluciones de asignación en uso temporal que corresponden a 715 bienes divididos en 83 inmuebles, 627 vehículos y 5 muebles y en el mismo periodo de tiempo se ha entregado en custodia, con fines de asignación, 1505 bienes a diversas entidades de todo el país. De este total, 1291 corresponde a vehículos, 85 a inmuebles y 129 a muebles.

Las entidades beneficiadas con las entregas en custodia fueron el Ministerio del Interior (PNP), el MINJUSDH, el PJ, el MP, el Ministerio de Defensa, los gobiernos regionales y locales, universidades, beneficencias, colegios entre otros.

PRONABI Subasta de inmuebles

Equipo del PRONABI entrega en custodia camiones y vehìculos en Ancash.

En el 2019, PRONABI también participó en cinco “Caravanas de la Justicia”, en las que entregó en custodia un total de 213 vehículos y 15 inmuebles a diferentes entidades públicas a nivel nacional. Estas caravanas se realizaron en diversos lugares del interior del país como Ucayali, Huancavelica, Madre de Dios, Ancash y Ayacucho.

A efectos de posicionar al PRONABI como una institución transparente, en los próximos días empezará a funcionar el Sistema de Registro Nacional de Bienes Incautados que permitirá la consulta ciudadana de todos los registros activos que hay en el territorio nacional.

Este sistema garantizará la invulnerabilidad de la información registrada y en el marco del gobierno abierto transparentará la administración de los bienes, toda vez que permitirá el acceso a la ciudadanía para consultar acerca de los bienes bajo administración del PRONABI.

Según el Registro Nacional de Bienes Incautados (RENABI) al 31 de enero del 2020, el PRONABI, cuenta con 11, 188 registros activos en todo el territorio nacional. De este total, 3930 son vehículos, 3944 es dinero, 2033 son inmuebles, 673 son muebles, 545 son insumos químicos y 63 registros corresponden a joyas y material aurífero.

PRONABI Subasta de inmuebles

Este 27 de febrero se subastarán 21 inmuebles ubicados en diversos distritos del país y en lugares del interior del pais como Tacna y Chiclayo.

PRIMERA SUBASTA

La subasta pública de este 27 de febrero se realizará en el Auditorio Central del MINJUSDH, ubicado en la Calle Scipión Llona n.° 350 y el cierre de inscripciones es hasta el 24 de febrero.

Los interesados en participar pueden revisar las bases administrativas y el catálogo con los inmuebles en el enlace: www.pronabi.minjus.gob.pe, llamar al teléfono 514–8830 anexos212–338 ó escribir a los correos pitter.montes@minjus.gob.pe, lisett.casaverde@minjus.gob.pe para más información.

Seguir leyendo

Especial

Tradición aristocrática y modernidad popular en Mario Cavagnaro Llerena

Publicado

en

Mario Cavagnaro Llerena

Miguel Ángel Cavagnaro Llerena –popularmente conocido como Mario Cavagnaro- nació en la ciudad de Arequipa el 16 de febrero de 1926. Él recuerda que:

“Mi casa en Arequipa colindaba con el Colegio Salesiano de esa ciudad y la banda de música del plantel ensayaba todos los días a la hora que a mí me tocaba hacer mi siesta. Nunca me dejaba dormir tranquilo, mi madre se desesperaba y llegó a odiar ese colegio. Pero cuando vine a Lima, quiso el destino que fuera matriculado en el Colegio Salesiano, donde estudie la primaria y la secundaria. Allí fui actor de teatro, músico de la banda y buen pimponista”.

A muy corta edad migró a la capital junto a sus padres. Es un caso de migración inopinada. Fue traído por sus padres Miguel Ángel y Elena. Además, en Lima estudió en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos donde en 1949 optó el título de Ingeniero Químico. Pero, su inclinación por las artes se mantuvo y desde 1951 empezó a componer sus primeros valses y boleros.

Como compositor de valses criollos, Mario Cavagnaro navegó por dos vertientes de inspiración muy bien marcadas: a) Por un lado, lo encontramos escribiendo letras relacionadas a una ciudad tradicional desde una perspectiva aristocrática; mientras que, b) de otro lado, compone un conjunto de canciones donde la letra deja percibir el nacimiento de una nueva modernidad desde los sectores populares.

Como compositor crea imágenes donde se manifiestan un conjunto de tradiciones literarias ligadas a lecturas de Ricardo Palma o Raúl Porras Barrenechea. No olvidemos que éste último también influenció mucho en una etapa de Chabuca Granda.

Como los historiadores no podemos afirmar nada sin tener la manera de documentar dicha afirmación –porque el trabajo del historiador es científico, por ello, se debe demostrar- es necesario revisar algunas canciones de Cavagnaro que confirman una tradición aristocrática en sus composiciones.

Miguel Ángel Cavagnaro Lleren

 

LIMA DE OCTUBRE

Octubre mes morado, en que se engalana Lima

fragancia evocadora que brota en cada esquina,

balcones con macetas de flores, que rivalizan con los primores

de las lindas mujeres de esta tierra divina.

Corridas de magnolias, gran festival taurino

no existe buen torero que a mi ciudad no vino,

ahí viene la procesión y banderas, que después en el solar, marineras,

Octubre mes morado color de la tradición.

Vente mi guapa limeña, ven, vamos a pasear, Lima es un edén,

vente conmigo, mi corazón, a cantar un vals y a comer turrón

recorreremos las viejas calles limeñas, desde Nazarenas con la procesión;

acompañaremos al Señor, Cristo Moreno, Señor de los Milagros y Patrón de la

Ciudad. (Bis)

Podemos reconocer la imagen de Lima Ciudad Jardín (“balcones con macetas de flores”). La Tres Veces Coronada Villa (“gran festival taurino no existe buen torero que a mi ciudad no vino”). La Ciudad Religiosa (“recorreremos las viejas calles limeñas, desde Nazarenas con la procesión”). Además de comparar la belleza de la ciudad con la belleza de una mujer y las características propias del paraíso. (“Vente mi guapa limeña, ven, vamos a pasear, Lima es un edén”).

 

LIMA DE NOVIA

Bañada por las aguas

de un mar que te acaricia

coqueta y soñadora así eres Lima tú

romántica y altiva, alegre y generosa

eres por ser hermosa la novia del Perú.

Perú, Perú tu tierra limeña te canta con este vals

para tu gracia señera y nada más, y nada más

Perú un vals que te entrega mi corazón

que ama, ríe , canta y sueña por tu inspiración

que ama, ríe , canta y sueña por tu inspiración.

Abraham Valdelomar reclamó que el Perú es Lima; y Lima es el Jirón de la Unión. De esta manera. Si el Perú es masculino; entonces, Lima es femenino. Lima es la novia del Perú. Así mismo, la capital no deja de ser la ciudad más bella del país (“eres por ser hermosa la novia del Perú”).

 

BARRANCO EN EL AYER

Barranco, poema de mar,

Enjambre de recuerdos y cantares.

Barranco, feliz madrigal

De sueños y de amor y de paisajes.

Cromática acuarela

Convertida en ciudad,

Esquina donde el tiempo se detuvo a soñar.

Barranco, quisiera creer

Que hoy día comienza el ayer.

Con viajes en tranvías

De cadencioso andar,

e ingenuas travesías

en el funicular.

Bajada de los baños,

la playa, el malecón,

Puente de los suspiros,

un beso en el balcón.

La misa en San Francisco,

amor de matinée, el parque.

La retreta, la novia que se fue.

Y entre esas cosas idas,

nostalgias e ilusión,

Barranco, te quedaste

con este corazón. (Bis)

Las calles, las casonas,

los árboles y el mar,

espejo de los sueños

que vivo al recordar.

Raymondi, Sáenz Peña

y Confraternidad,

rincones donde sueña

mi añeja soledad…

Y añoro aquellos bailes,

Parque municipal,

como un Pierrot sin luna,

ni amor, ni carnaval…

¡Y entre esas cosas idas,

nostalgias e ilusión,

Barranco, te quedaste

con este corazón! (Bis)

Cuando Lima entró en decadencia y aparecieron las primeras barriadas, la tradición aristocrática se mudó a Barranco. Sus ranchos fueron elevados al nivel de arquitectura nacional. Su puente fue fuente de inspiración. El valse criollo no fue ajeno a esa mudanza y Cavagnaro –como lo hizo también Chabuca Granda- incorporaron al balneario en la tradición aristocrática.

 

BARRIO MÍO, BARRIO AÑEJO

Barrio, barrio mío, barrio añejo,

entre mis recuerdos viejos

cuantas cosas guardas tú!

Sueños, inquietudes de estudiante,

en la orilla fascinante

de mi alegre juventud.

Calle de mi risa y de mi pena

y de la muchacha buena,

que fue mi primer amor.

Déjenme que evoque en esta esquina

a esa loca golondrina

que fue mi alma de cantor

y al volver, cuando todo se ha ido,

como nunca hoy he sentido

la caricia del dolor.

Kilo, Carlos y el Petiso,

Alfonso, Enrique y yo

siempre fuimos el equipo

más parejo que se vio

despunteando la vereda

en el Paseo Colón,

los domingos por la tarde

al salir de la función.

Y después de unos chilcanos

y el cachito en el café,

en la misma vieja mesa

donde mis sueños dejé.

Han pasado tantos años

que el recuerdo me hace mal,

y perdónenme muchachos

pero estoy sentimental…

¡Barrio, barrio mío, barrio añejo!

Y, como en Una Lima que se Va, de José Gálvez Barrenechea, los recuerdos de niñez y juventud se entremezclan con una ciudad ya inexistente. Se hace melancólico el Paseo Colón y los lugares tradicionales de diversión.

En estas cuatro composiciones, Mario Cavagnaro Llerena utiliza imágenes bien marcadas en las ideas tradicionales de una ciudad con características aristocráticas.

Por el contrario, en las siguientes composiciones podemos percibir a un Mario Cavagnaro Llerena que forma parte de esa “nueva ciudad” donde los sectores populares –la mayoría migrantes del interior- han contribuido en su modernización. Y, así como se moderniza lo material, también se moderniza lo inmaterial. El habla “culta” desaparece y entra en escena un castellano limeño popular. Es esa creación heroica del pueblo que utilizó en muchas de sus composiciones.

 

AFANE OTRO ESTOFADO

¡Qué hay compadrito!

¡Qué temprano me lo encuentro tan armao!

¡Y qué buena pilcha, al diario me ha tirao!

¡Vamos al chino a quemar un trago,

antes de guapear al “Colorao”!

Pa’que empreste los palos trinadores,

a ver si la jarana se puede armar,

ahí en la finca de mi peor es nada,

que es donde la gallada nos va a esperar.

¡Señora María Dolores,

la he venido a serenar

con Don Rafael del Junco

y el carreta Jorge Luis!

¿Cómo está Isabel Cristina?

¡Me la debe lentejear,

porque dicen que mi pata,

Albertico Limonta,

me quiere partir.

¡Que aquí el que ronca, ronca bien,

tranquilo y por la sombra, usté!

¡Que yo me soy el trome

de esta zambuca! ¿y qué hay?

¡También que está embolao usté!

¿No ve que aquí me aparro yo?

¡Por eso, usté tranquilo,

firme compadrito,

afane otro estofao!

La novia o enamorada ha desaparecido en el lenguaje popular; ahora es “estofao” o “mi peor es nada”. El buen vestir es estar “pilcha”. Libar licor es “quemar”. Mandar es “rocar”. Incluso aparece Albertico Limonta, personaje de la telenovela El Derecho de Nacer (1965 en su primera versión), quien busca “partir” –vale decir, enamorar al “estofao”- del autor.

 

CANTAME ESE VALS PATITA

Patita hace tiempo estoy tan triste,

que busco en cada esquina un par de tragos

ya estoy acostumbrado a sus estragos

yo que nunca fui firme pa’el alcohol

Si a solas me emborracho en las cantinas

es porque los muchachos de la tira

me baten porque creen que es mentira

que tomo pa’olvidar un mal amor

Pero tú que me conoces

bien que sabes que no miento

acompáñame un momento

a brindar otra copita

Acompáñame patita

y antes de irte pa’ tu farra

ya que vas con tu guitarra

cántame algo pa’ el momento

Cántame ese vals hermano

que pusiste el otro día

cántame ese vals patita

que se parece a mi vida

Canta primo que esa letra

que es como para mi pena

Que aunque digan que no es buena

yo la quiero aun Patita.

El amigo es “patita”, diminutivo de “pata” que es con quien siempre caminas. Dos amigos son “patas”; quien no tiene amigos es “cojo” porque para solo. Sus amigos lo molestan (“se la tiran” o lo “baten”). La amistad es de nivel mayor por ello lo trata de “primo”. (“Socio” o “Cuñado” aparecerán mucho después).

 

CARRETAS AQUI ES EL TONO

Noche de club plan de quemar,

los tragos vienen y van

donde es el plan pa’jaranear,

esta noche hay que farrear

ahí viene el gato trayendo el dato,

de una criolla jaranita

se armado en la villa Anita,

de rompe y raja una farra

el Pisco se toma en jarra,

y es hasta de mañanita

Carretas aquí es el tono,

pase de frente al fondo está el bar

y onta la dueña del santo,

que la venimos a saludar

y luego hay que nivelarse,

con los que toman desde temprano

pásame la copa hermano,

que quiero hacer un salud

Bailemos de punta y taco,

quitarse el taco pa’ jaranear

luqueando siempre a la gila,

que no le vayan a paletear

mandándose siempre el viaje,

de buenos tragos no importa el raje

que al que toca y al que canta,

se le seca la garganta

Salud, salud, salucito,

cabe otro pisquito para resbalar

la papa la huancaína,

que allá en la cocina

me acabo de tirar,

ya iremos de madrugada

en un cola e pato, hasta la Parada

a calmar la tranca asesina,

con un criollazo caldo de gallina.

La jarana criolla tradicional se mantiene en el callejón. Se hace gala del pisco y la papa a la huancaína. Pero, el autor debe estar vigilando a su enamorada (“luqueando siempre a la gila”) porque le pueden faltar el respeto (“paletear”). Aparece La Parada, ese mundo popular de migrantes que despierta con las primeras horas de la noche y no duerme hasta bien entrado el día. Y, pese a ser un espacio popular de migrantes, el caldo de gallina está presente. Ya no es el Mercado Central del Cercado. Ahora La Victoria se ha convertido en el nuevo centro del criollismo.

 

YO LA QUERÍA PATITA

No se haga de rogar patita y sírvase otro trago

que aquí entre copa y copa le quiero hacer saber

porque es que estoy tan triste tan solo y amargado

que hasta la remaceta hoy me quiero poner

No se haga de rogar carreta y párese otro pomo

no crea usted compadre que ya me licorié

Si estoy con los crisoles rojimios es del llanto

porque he llorao carreta por culpa de una mujer

Yo la quería patita

era la gila mas buenamoza del callejón

y usted compadre que me conoce

yo soy derecho,

ella no supo corresponder a mi corazón

Hoy me pasaron el dato

que el blanquiñoso que la tenía la abandonó

y dicen que está la negra

sufrida para el castigo

que ella está de cualquier cosa

y su hijito de mendigo

por eso he llorao carreta

de pica, de rabia y pena

que aunque digan que no es buena

yo la quiero aun patita.

Es la canción más lograda de Mario Cavagnaro. Donde se muestra toda la versatilidad de la modernidad popular. Algunos “Académicos” y otros racistas han planteado que Cavagnaro es el creador del vals de replana o jerga. Lo único que hizo Mario Cavagnaro Llerena fue llevar a la música criolla las nuevas formas de hablar el castellano en Lima de mediados del siglo XX. Su genialidad fue esa. Lo que lo ubica al lado de genios como César Vallejo o José María Arguedas, quienes mostraron al mundo que en el Perú el arte viene del pueblo y va hacia él.

 

AUGUSTO LOSTAUNAU MOSCOL

Seguir leyendo

Especial

Lucha anticorrupción: ¿tributo a la platea?

Publicado

en

Jorge Barata

Mientras la policía trasladaba a José Delgado Heredia, alcalde de Punta Negra, detenido por presuntamente encabezar la banda criminal “La Jauría del Sur”, la excongresista aprista Luciana León reaparecía ante las cámaras en la sesión de la Comisión Permanente días después que el Poder Judicial aprobara el impedimento de salida del país en su contra por el proceso que se le sigue en el marco del caso “Los Intocables Ediles”, organización criminal que actuaba en el distrito de La Victoria y que según la tesis fiscal habría contado con los favores de la parlamentaria y su despacho congresal.

El día anterior, la empresa Graña y Montero demostró haber gastado una importante cantidad de dinero en pauta publicitaria para difundir un video y un aviso en los diarios más importantes para decirle al país que “ya no son Graña y Montero” y que “pedían perdón” por los “errores” que se habían cometido y por la viveza de algunos directivos que se aprovecharon de la maquinaria de la constructora para coimear y arreglar concesiones a su medida previo pago conjunto con la brasilera Odebrecht y otras empresas que forman parte de un nada selecto club, el de “La Construcción”.

Ambos casos que parecen lindar con cierto grado de impunidad, se ponen de manifiesto justo cuando el Poder Judicial tiene -otra vez- en sus manos el destino de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori quien viene cumpliendo una prisión preventiva ordenada hace una semana, luego del pedido realizado por la fiscalía del Equipo Especial Lava Jato. Será el magistrado César Sahuanay, de la Segunda Sala Penal de Apelaciones, el encargado de revisar la apelación presentada por la defensa de la excandidata presidencial para dejar sin efecto la medida que la retornó al penal Anexo de Mujeres de Chorrillos.

Sahuanay, sin embargo tiene un historial algo polémico en esta materia. Fue el juez que liberó a Félix Moreno cuando este se encontraba detenido, permitiendo así su fuga que duró varios meses incluso después de su sentencia. Recusó al juez Concepción Carhuancho a pedido de la defensa de Jaime Yoshiyama quien se encontraba fuera del país, luego que el mismo Sahuanay levantara la restricción de impedimento de salida. Y la cereza del pastel, es que este magistrado permitió que Keiko Fujimori anulara la prisión preliminar de 10 días dada en su contra hace año y medio.

Por lo tanto, lo que pueda hacer en los próximos días está, sin duda alguna, en la mira de la opinión pública.

Por otro lado, mientras publicamos este texto se debe estar desarrollando la audiencia donde se evaluará el pedido de 36 meses de prisión preventiva contra el exalcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, por la recepción de 480 mil dólares por parte de la empresa OAS para la campaña electoral en la que fue elegido como alcalde por tercera vez.

La fiscal María Salazar señala que Castañeda recibió este dinero y a cambio favoreció a la empresa en la construcción del bypass de 28 de Julio y la eliminación del proyecto Río Verde.

Por la obra, la Municipalidad de Lima pagó más de 7 millones de dólares en exceso a la empresa brasilera, que también se encuentra incluida en el caso Lava Jato. Junto a Castañeda, están incluidos el excongresista y financista de Solidaridad Nacional José Luna Gálvez y la exgerenta de Promoción de la Inversión Privada, Giselle Zegarra.

Y cuando estos casos parecen avanzar a paso lento, explota una nueva bomba desde Brasil donde -en medio de la revelación a medias de algunos “codinomes” aparece el nombre del exgobernador regional de Lambayeque, Yehude Simón, quien habría sido beneficiado con algunos pagos para su campaña electoral por parte de Odebrecht. Al respecto Simón Munaro ha salido a aclarar que no hay pago alguno y que no hubo ningún beneficio para la empresa.

De otro lado, llama la atención la decisión de Odebrecht Latin Invesment de iniciar una demanda contra el Estado Peruano por la paralización, en el año 2017, de la concesión del Gasoducto Sur Peruano al que la brasilera califica como un “golpe muy fuerte”, a pesar de los indicios de ilegalidades cometidas por el consorcio conformado por ODB, Enagás y la peruana Graña y Montero. Odebrecht cuestiona la falta de indemnización, considerando la inversión de más de mil millones de dólares a través de financiamientos corporativos con diversos bancos nacionales e internacionales.

Frente a ello el Estado peruano, a través del presidente del Consejo de Ministros, ha anunciado que se defenderá y confía en que esta demanda “no prosperará” porque se ha actuado de acuerdo a lo estipulado en la ley.

Finalmente, este primer trimestre será clave en los procesos anticorrupción. Entre marzo y abril se debe presentar el control de acusación en los casos de Keiko Fujimori, Ollanta Humala y Nadine Heredia, Alejandro Toledo y Susana Villarán (este último posiblemente demore un poco más). Como hemos dicho en ocasiones anteriores, solo si estos casos prosperan, veremos resultados positivos en esta materia, caso contrario, todo será un tributo a la platea.

 

FRANCISCO PÉREZ GARCÍA
OTRAMIRADA.PE

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más reciente

Junta Nacional de Justicia (JNJ), el presidente de dicha entidad, Aldo Vásquez Junta Nacional de Justicia (JNJ), el presidente de dicha entidad, Aldo Vásquez
Políticahace 24 horas

Limpieza en el sistema de justicia

Tras el anuncio del inicio de procesos disciplinarios e investigaciones preliminares contra siete magistrados por parte de la Junta Nacional...

Diego Trelles Paz Diego Trelles Paz
Políticahace 24 horas

Destacados profesionales, académicos e intelectuales se suman a Nuevo Perú

Ayer, más de 100 profesionales de diversas disciplinas y de reconocida trayectoria participaron en la reunión de afiliación de Nuevo...

Accidente que habría causado contaminación en zona de emergencia camión chocado en ladera de cerro pista carretera Accidente que habría causado contaminación en zona de emergencia camión chocado en ladera de cerro pista carretera
Políticahace 24 horas

Accidente que habría causado contaminación en zona de emergencia

Al promediar las 3:30 de la tarde del jueves 20 de febrero, un vehículo encapsulado de placa ARB-913, perteneciente a...

Tania Quispe Tania Quispe
Políticahace 24 horas

Fiscalía abre investigación preliminar a exjefa de la Sunat Tania Quispe

El Ministerio Público dispuso iniciar una investigación preliminar contra Tania Quispe, exjefa de la Sunat. Se le imputa haber incumplido...

Soldados del ejército en helicóptero en el VRAEM Soldados del ejército en helicóptero en el VRAEM
Políticahace 24 horas

Remanentes de Sendero Luminoso desertan en el Vraem

Un grupo de remanentes de Sendero Luminoso en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) desertó de...

César Hinostroza Pariachi César Hinostroza Pariachi
Políticahace 24 horas

Procurador Enco viaja a España por pedido de extradición a Hinostroza

El procurador ad hoc para la extradición de César Hinostroza, Amado Enco, viajará a España para impulsar el segundo proceso...

Vicente Zeballos Vicente Zeballos
Políticahace 24 horas

Premier rechaza adjetivos contra ministra María Antonieta Alva

El presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos, rechazó “de la manera más contundente” los adjetivos que habría proferido el...

José Luis Pérez Guadalupe José Luis Pérez Guadalupe
Políticahace 24 horas

Basombrío no tiene autoridad moral ni de gestión

El exministro Carlos Basombrío no tiene autoridad moral ni de gestión y busca estar en el centro de la noticia...

Ashaninka indígenas Ashaninka indígenas
Políticahace 24 horas

La importancia de una nueva Constitución donde estemos todos

Hace pocas semanas tuvimos la oportunidad de expresar nuestro deseo de un Congreso que esté integrado por mejores personas que...

Jair Bolsonaro Jair Bolsonaro
Políticahace 1 día

Brasil: el neoliberalismo necesita la militarización

En el Estado liberal clásico, las Fuerzas Armadas tenían la función de garantizar la soberanía nacional, proteger sus fronteras y...

Anuncio
Publicidad

Tendencia

Av. Paseo de la República Nº 5610 Oficina 201 Miraflores - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 782-1772
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.