Ley sobre consumos atípicos de agua es puerta abierta para malas empresas

147
0

El 17 de noviembre el Pleno del Congreso aprobó el dictamen que plantea proteger a los usuarios ante cobros excesivos en el suministro de agua potable y garantizar el cobro de la tarifa social por el servicio de agua y alcantarillado a las entidades del Estado.

El proyecto de Ley fue presentado por la congresista Digna Calle, y ahora el gobierno tiene hasta el 15 de diciembre para promulgar la Ley u observarla. En el mismo se señala que los usuarios pueden presentar reclamos ante las autoridades por consumos de agua potable y alcantarillado que consideren atípicos y obtener una nueva facturación de acuerdo a su consumo histórico.
El Sindicato único de trabajadores de Sedapal, Sutesal, considera que ya existen mecanismos que permiten a los usuarios reclamar frente a cobros atípicos, por tanto, el gobierno debe rechazar este proyecto de Ley, ya que podría ser una puerta abierta para que grandes empresas, busquen que acogerse a esta Ley, perjudicando la situación económica financiera de Sedapal y de las empresas prestadoras del servicio en todo el país. 

Si un usuario se siente perjudicado por el cobro de su recibo tiene un plazo de 60 días calendario, desde el vencimiento de su recibo, para presentar su denuncia, allí se podrá determinar a través de una inspección si se debe el aumento a fugas visibles, fugas no visibles tanto internas como externas o errores de medición, si el usuario no esta de acuerdo con el resultado de ese reclamo puede pedir una reconsideración y finalmente el expediente puede llegar al Tribunal Administrativo de Solución de Reclamos de Sunass (Trass), quienes tienen hasta 35 días para expedir su resultado. La norma en sí, siempre estipulo ver casos domésticos ya que estos no realizan uso desmedido del consumo

Existen casos de empresas que reclaman por el aumento de sus recibos y cuando se realiza la inspección vemos que han manipulado el medidor y de acuerdo a los plazos y requisitos que existen se contrata a una empresa externa para la contratación y verifique, muchas veces llegan y el medidor ha sido robado por lo que no se puede realizar la verificación, señalan los trabajadores, quienes sostienen que esta Ley se convierte en una puerta abierta para malas empresas que buscan evadir el pago apelando a maniobras fraudulentas.

Artículo anteriorProyectan mejor desempeño económico
Artículo siguienteAlcalde de San Isidro Augusto Cáceres, fue detenido por presunta corrupción