Conecta con nosotros

Especial

La globalización ha terminado

Ucrania y Venezuela son ejemplos del fracaso de ese intento de consolidar orden internacional bajo dominio de Estados Unidos.

Publicado

el

La globalización ha terminado

No duró demasiado. La llamada globalización fue siempre un proyecto político ligado estructuralmente a la hegemonía de los EEUU: fue el intento apenas consumado por consolidar un nuevo orden internacional basado en su indiscutible dominio y, lo decisivo, que impidiese la emergencia de una potencia o de un conjunto de ellas que lo pusiese en cuestión. Un mundo ordenado de tal modo que la “híper potencia” norteamericana nunca tuviera realmente que compartir su poder.

La globalización fue también una ideología mistificadora y encubridora de la realidad. Algunos la confundieron con un Imperio que dejaba atrás al sistema imperialista, liquidaba las arcaicas relaciones Centro- Periferia, ponía fin al Estado Nación y creaba una “multitud” esclarecida capaz de cambiar el mundo de base.

El ensueño no duró históricamente casi nada. Los diversos conflictos bélicos, las recurrentes crisis financieras y la “gran recesión” del 2008 pusieron de manifiesto que estamos entrando en un proceso de bifurcación histórica y que de nuevo la hegemonía norteamericana se cuestionaba radicalmente y con ella la globalización capitalista.

RETORNA LA GEOPOLÍTICA
Lo que está emergiendo ante nuestros ojos es un mundo que vive una decisiva redistribución de poder, el surgimiento de nuevas y la reaparición viejas potencias que discuten el orden existente y que reclaman un régimen internacional diferente que reconozca las nuevas realidades económicas, culturales y político-militares.

Retorna la geopolítica, los intereses estratégicos de los Estados, la competencia entre ellos y los durísimos conflictos para ganar influencia y ocupar espacios. Retorna la razón de la fuerza convertida en la fuerza de los Estados. La verdad es que nunca se fueron y no será fácil situarse bien ante lo que viene, sobre todo, para los que estamos del lado de las clases subalternas y de la liberación de los pueblos.

No hay que olvidar, lo ha señalado recientemente Jean-Pierre Chevènement, que el fracaso de la anterior globalización capitalista costó una guerra de 30 años y millones de muertos. El mercado autorregulado capitalista, en contextos imperialistas, generan monstruos que siempre llevan consigo desolación y muerte, inmensos sufrimientos para las personas y los pueblos.

Nada explica mejor esta nueva dinámica política internacional que los conflictos que sufren Ucrania y Venezuela. Cada uno de estos estados viven enfrentamientos internos durísimos, determinados, en gran medida, por los intereses estratégicos de las grandes potencias en su lucha permanente por ganar influencia y poder. Por recursos y espacios en disputa, por ganar ventaja y desgatar al adversario e imponer sus reglas y mercados para los negocios de sus empresas. A esto se le ha llamado desde hace tiempo imperialismo.

La globalización  ha terminado

PAPEL DE LOS MEDIOS
La primera cosa que sorprende y que asemeja ambas situaciones es que son “revoluciones buenas”: tienen el apoyo unánime de los medios de comunicación y sus protagonistas son presentados como valientes y dignos combatientes por la libertad. Los gobiernos no son solo “malos” son algo peor: el “enemigo”.

Poco importan que estos gobiernos sean legales y hasta legítimos según los criterios normalizados por el Occidente “democrático y liberal”. La demonización es tal que lo único posible es su derrocamiento.

En un país como el nuestro, España, donde tanto se usa y se abusa del consenso como modo normal de resolver la contienda y el conflicto político (la Transición es la luz de nuestro mundo) se defiende casi siempre, para ambos conflictos, la solución de “masas e insurreccional”.

Si algo queda claro de los “papeles de Wikileaks” o del asunto Snowden es que el “complejo integrado” comunicacional es un arma de guerra que engarza sólidamente a los poderes políticos, económicos, servicios secretos, los medios en versión completa, y los pone a disposición de las opciones estratégicas de las grandes potencias.

Los EE.UU han llegado a tal sofisticación, a tal capacidad de actuar en diversos planos y espacios que convierten al mencionado complejo en un instrumento de poder solo comparable con el dispositivo político-militar.

INTERVENCIONISMO
La segunda cuestión que a nadie debiera extrañar es que Ucrania y Venezuela son objetivos geopolíticos de grandes dimensiones. Ucrania era el segundo Estado en importancia de la extinta URRS, zona de frontera y de transito de gas ruso, espacio en disputa entre Rusia y una Unión Europea cada vez más alemana, donde los intereses estratégicos norteamericanos están presentes con enorme fuerza.

Contener a una Rusia recuperada, que empieza a ser de nuevo determinante en conflictos armados (Siria), en un Oriente Próximo en permanente ebullición (Irán) y donde las “primaveras” árabes se han ido convirtiendo en fríos inviernos de restauración.

Más allá, el verdadero peligro: una alianza estratégica ruso-china ampliada a las ex repúblicas soviéticas, a Irán, desarrollando y ampliando la Organización de cooperación de Shangai hasta convertirla en una alternativa a la OTAN.

Las conversaciones, filtradas, de la secretaria de Estado adjunta para Europa de los EEUU con su embajador en Kiev, muestran bien a las claras que han sido y son actores “internos” del conflicto, que lo financian generosamente y que forman parte del Estado Mayor de la insurgencia.

Es más, cuando dicen aquello tan ocurrente de que “se joda la Unión Europea” lo que realmente expresan es que esta es una aliada subalterna y que también aquí la administración norteamericana es determinante, sobre todo, cuando se enfrentan a la vieja Rusia. ¿Para qué sirve si no la OTAN?

La globalización  ha terminado

VENEZUELA Y EL PETRÓLEO
Los intereses estratégicos de EEUU sobre Venezuela son tan conocidos y evidentes que casi no merece mucho detenerse en ellos. Solo insistir que el fundamento último de su poder imperial reside en su capacidad para controlar América Latina y sus ingentes recursos naturales de todo tipo, especialmente los energéticos.

Venezuela es el país con las mayores reservas de petróleo reconocidas del mundo, representa el esfuerzo más consistente para superar las políticas neoliberales y es un eje fundamental en la vertebración unitaria de la región, dirigida a conquistar la independencia del vecino del Norte.

Ucrania y Venezuela son sociedades muy polarizadas y con una institucionalidad débil. En un caso (Ucrania) hay una polarización étnica y racial; en otro (Venezuela) es predominantemente social y de la clase.

Hay dos ucranias claramente diferenciadas, una es fuertemente nacionalista y anti rusa, xenófoba y antisemita, que ha sido capaz en estos años de independencia de crear un imaginario social basado en el odio a Rusia pero, sobre todo, el odio a los rusos de “dentro”, es decir, a la mitad de la población del país. La otra Ucrania es la industrializada, la obrera, la minera que se considera por lengua, cultura e identidad próxima a Rusia y que se siente crecientemente excluida del país.

La polarización de Venezuela es básicamente social y de clase. Con el chavismo emergen los excluidos económicos, sociales y, sobre todo, políticos. La polarización existía ya antes, ahora es visible y movilizada en nombre de un proyecto del país que le da voz, protagonismo y que busca su bienestar.

CAMPAÑA GOLPISTA
El eje exclusión-inclusión es decisivo desde el punto de vista político y marca toda la fase. Desde el primer día se combatió sistemáticamente al gobierno elegido; se usó de todo contra el nuevo régimen: huelgas económicas, boicot, golpes de estado y cualquier tipo de provocaciones. Todo eso después de 18 elecciones ganadas, las últimas hace unos pocos meses.

La clave, en uno u otro, caso es la presencia de una oposición social y política férreamente unida, que nunca da tregua al gobierno salido de las urnas y que busca permanentemente la confrontación. Lo decisivo es la presencia de una minoría organizada, militante, muy cohesionada ideológicamente y con gran capacidad de mantener el cuestionamiento de la legitimidad del gobierno.

El centro del discurso: construir el enemigo y organizar el mal en torno a él. El racismo siempre funciona, bien como el “otro”, bien como el pobre que nos quita el sueño ante su creciente libertad y protagonismo, las clases peligrosas como enemigas.

Ya sabemos cómo ha terminado Ucrania. Ahora desaparecerá de los medios. Nada o poco sabremos. Veremos cuál es la solidaridad real de la Unión Europea con el pueblo ucraniano y veremos lo que dan de sí las próximas elecciones.

No será así con Venezuela, continuará la híper visualización de los conflictos, se contarán con pelos y señales los desórdenes públicos y nunca se dirá cual es la política real que se hace en ese país. ¿Hasta cuándo? Hasta que consigan poner fin al gobierno democrático venezolano.

Manolo Monereo Pérez
Colaborador

Seguir leyendo

Especial

Palestina: la ocupación sin fin

Publicado

el

Palestina: la ocupación sin fin

MACIEK WISNIEWSKI *

“Que nunca experimente la agonía de que le roben su país; que nunca sienta el dolor de vivir en cautiverio bajo la ocupación; que nunca sea vendido por sus ‘amigos’”, escribió Hanan Ashrawi, integrante del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en reacción al auspiciado por la administración trumpista y firmado hace un par de semanas acuerdo de paz entre Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin e Israel (bit.ly/346EzEp). Cuando el año pasado EU presentó su plan de paz para el Medio Oriente (The deal of the century), para el cual uno de los talleres” propagandísticos se realizó en Bahréin.

Asimismo, Ashrawi remarcó que el meollo de este acuerdo en el que se concedía todo a Israel y nada a Palestina era la ocupación, una palabra que ni siquiera aparecía en el documento (bit.ly/2S9vMfo). De manera similar –como una agenda para la ocupación permanente−, Ashrawi calificó los planes israelíes para los nuevos asentamientos alrededor de Jerusalén (bit.ly/33Kj3p3).

Mientras en aquel entonces censuró la hipocresía del mundo que teme decirle algo a Trump respecto a su incondicional apoyo a Israel y al propio Israel por su interminable ocupación de Palestina, ahora se lo reprochó a EAU y Bahréin, que traicionando la causa palestina sacaron no más a la luz sus tratos secretos con Israel (bit.ly/33dtHpj).

En efecto. Más que un acuerdo de paz –los tres países nunca han estado en guerra y desde hace años mantenían relaciones no-oficiales−, lo firmado bajo la tutela de Trump ha sido sólo un burdo trato de armas. ¿Los beneficiados? La industria militar estadunidense (bit.ly/2EIL6wt) y la israelí que desde hace años surte a los ricos regímenes del golfo con sus avanzadas tecnologías de vigilancia usadas para reprimir la disidencia interna (bit.ly/32NgF1l, bit.ly/3cnE10L).

Si bien oficialmente, como parte del acuerdo, Israel se comprometió con EAU a no anexar (por ahora) a Cisjordania, la decisión de frenarla (sin descartarla en el futuro) ya se tomó anteriormente a nivel de la política interna israelí (bit.ly/2FRToCs).

Si hay algún efecto práctico de dicho acuerdo es la normalización de la ocupación de Palestina –siendo ésta, en la práctica, una forma de anexión (bit.ly/3kxF9lb)− y la eternalización del sufrimiento del pueblo palestino.

Igualmente el auspiciado por Trump y firmado en el mismo tiempo acuerdo de paz entre Serbia y Kosovo que parecía ideado sólo para poder incluir en él cláusulas respecto a Medio Oriente (sic), igualmente apuntaba a legitimar la ocupación obligando a ambas partes a reconocer a Jerusalén como la capital de Israel (bit.ly/349xUcy).

Si bien tras la guerra de los Seis Días –una guerra de conquista (Tom Segev)−, que convirtió a Israel en un imperio colonial al ocupar Cisjordania, Gaza, los Altos de Golán y la península de Sinaí (de los cuales éste sólo evacuó a Sinaí y cambió la ocupación de Gaza por un inhumano bloqueo convirtiendo la ocupación de Palestina en la más larga ocupación militar en la historia moderna: 53 años y contando) varios prominentes políticos israelíes alertaban que la prolongada ocupación destruiría el tejido de la sociedad israelí (Avi Shlaim, The Iron Wall: Israel and the Arab World, 2000, p. 317), Israel más bien aprendió a organizar la sociedad alrededor de ella. Convirtió la debilidad (todo el derecho internacional está aquí del lado de los palestinos) en una fortaleza que lo hacía atractivo sobre todo para los regímenes represores en el mundo.

Los territorios ocupados se convirtieron en un enorme laboratorio para el armamento y las tecnologías de vigilancia y control de masas con palestinos en calidad de conejillos de indias (bit.ly/3cisuQw). El reciente acuerdo de paz ni siquiera pretende tapar esta realidad. Más bien la confirma, demostrando que lo más provechoso es continuar la ocupación –y seguir en una perpetua zona gris entre ocupación y anexión, la ambigüedad de la que es especialista Netanyahu, bien remarca Avi Shlaim bit.ly/2ZThvb5)− que terminarla.

Escenificar su firma en el mismo césped sur de la Casa Blanca (bit.ly/33IOlfP) donde en 1993 se firmaron los Acuerdos de Oslo (Arafat/Clinton/Rabin), fue igualmente revelador: ha sido precisamente Oslo que más que abrir el camino a la paz le permitió a Israel rempacar la ocupación y bajar sus costos reales y políticos al transferirle la carga de controlar la población ocupada a la Autoridad Palestina encargada ahora de sofocar la resistencia armada y pacífica a la ocupación (bit.ly/30eYO1w) sin comprometerse prácticamente a nada (la conformación del Estado palestino, el retiro de los asentamientos ilegales, etcétera).

La formación de un régimen colaboracionista bajo Arafat (y luego Abbas) −un subcontratista de la ocupación−, igual que en otros casos históricos, ha sido crucial para manejarla sin tener que ceder nada del territorio. En su tiempo Ashrawi censuró a Arafat diciendo que ni él ni los demás dirigentes de la OLP vivieron bajo la ocupación –estaban en el exilio− y no tenían idea que firmaban con Oslo en su forma presentada por los israelíes (Avi Shlaim, Israel and Palestine, 2009, p. 220), aunque luego se incorporó a autoridades encargados de administrarla. En este sentido tanto los acuerdos con EAU y Bahréin, como el previo acuerdo del siglo, se vislumbran no como la traición, sino consolidación y continuación del espíritu de Oslo.

 

* La Jornada

Seguir leyendo

Especial

Celebrando la patria libre

Publicado

el

Celebrando la patria libre

MARCELA PÉREZ SILVA

Este 14 y 15 de septiembre, Nicaragua conmemora el 199º Aniversario de la Independencia de Centroamérica y el 162º Aniversario de la Batalla de San Jacinto. Fiestas Patrias que son una doble celebración de la memoria: de su vocación soberana y de su voluntad integracionista.

Los centroamericanos nacimos juntos a la vida republicana. Fuimos una sola nación y somos un mismo pueblo. El futuro común de Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica y Nicaragua fue el anhelado sueño de nuestros próceres y sigue siendo para nosotros un desafío por cumplir. Condición indispensable para alcanzar nuestra soberanía real. Nuestra segunda independencia.

Cuando en 1855 el filibustero William Walker con su banda de contrabandistas desembarca en Nicaragua, su lema es «five or none» pues pretende adueñarse de nuestras cinco repúblicas. La doctrina del “destino manifiesto” proclamaba que, por designio de la Providencia, Estados Unidos tenía la misión de expandirse por todo el continente y gobernar sobre las razas inferiores. El filibusterismo era su brazo armado. Financiado por los esclavistas sureños, Walker se autonombra presidente de Nicaragua, impone el inglés como idioma oficial y restablece la esclavitud.

La Guerra Nacional vuelve a unir a las tropas centroamericanas. América Latina entera sale en defensa de nuestra soberanía. De entonces data nuestra deuda de gratitud con el solidario pueblo del Perú. El presidente Ramón Castilla envía una misión diplomática a Centroamérica y promete un buque “para estimular con su presencia la beligerancia de aquellos pueblos” contra el filibusterismo. El Perú eleva su enérgica protesta ante el Secretario de Estado en Washington, el 11 de julio de 1856:

“Una horda de piratas norteamericanos, cayendo de improviso sobre la República de Nicaragua ha echado por tierra su gobierno, talado sus campos y anegado en sangre sus ciudades, y amenaza enseñorearse sobre las demás repúblicas que pueblan esta parte de la América española: destruir su nacionalidad y continuar hacia el sur sus inicuas conquistas hasta consumar el designio vulgar en todo Norte América, de que de un polo al otro no haya en el Nuevo Mundo más que una sola Nación: la Unión Americana”

Guerra de resistencia, guerra de todos. Patriotas y filibusteros combaten casa por casa. Mosquetes de chispa contra fusiles Minié y revólveres Colt. Sesenta indios flecheros acuden con refuerzos desde Matagalpa. Andrés Castro tiene un rifle sin balas, cuando se enfrenta al invasor y de una pedrada lo derriba. Es la victoria de David contra el gigante prepotente. La batalla de San Jacinto se convierte en la primera derrota del esclavismo en América.

Nicaragua ha tenido que seguir luchando contra la ocupación extranjera y el intervencionismo.

“Queremos que la Soberanía Nacional sea efectiva y no la abatan vientos intervencionistas», escribía el General Benjamín Zeledón en 1912, antes de caer peleando contra marines y conservadores. El joven Augusto Sandino vio pasar su cadáver, arrastrado por una carreta de bueyes, para que sirviera de escarmiento. Así lo recordaría en 1933:

“La muerte de Zeledón me dio la clave de nuestra situación nacional frente al filibusterismo norteamericano; por esa razón, la guerra en la que hemos estado empeñados, la consideramos una continuación de aquella.”

 En 1979 el pueblo de Nicaragua derrocó a la dinastía que, impuesta y sostenida por el imperio para perpetuar su dominio, había gobernado el país como su feudo por casi 50 años. Este 19 de julio hemos celebrado el 41º aniversario de esa hazaña que marcó el triunfo de la Revolución Popular Sandinista y le devolvió la dignidad a Nicaragua.

Hoy el Gobierno sandinista libra una batalla victoriosa contra la pandemia, contra la pobreza, contra la desocupación. Restituye los derechos de todas y todos a la educación y la salud gratuitas. Construye hospitales, carreteras, parques y estaciones de bomberos. Lleva clínicas móviles, agua potable y energía eléctrica renovable a los más apartados rincones del país. Reduce a la mitad la pobreza y a una tercera parte la mortalidad materna e infantil. Empodera a las mujeres, las capitaliza y reduce la brecha de género. Y entrega títulos de propiedad comunal sobre sus territorios, a los pueblos indígenas y afrodescendientes de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe.

La patria libre de Rubén Darío y de Augusto C. Sandino defiende su derecho a la vida digna. Su derecho a la paz.

AMPLIADO

La batalla de San Jacinto se convierte en la primera derrota del esclavismo en América.

Seguir leyendo

Especial

Geopolítica de la rebelión en Bielorrusia

Publicado

el

Geopolítica de la rebelión en Bielorrusia

CÉSAR ZELADA*

Como el “corazón de la vieja Europa” es conocida Bielorusia. Y no es para menos. Limita al norte con Lituania y Letonia, al este con la Federación de Rusia, al sur con Ucrania y al oeste con Polonia. Además, Bielorusia es el quinto productor mundial de potasio, produce derivados de petróleo y es destacado en la producción de tecnologías de información (varias empresas vinculadas a China).

Al imponerse la desintegración de la URSS, la lenta restauración capitalista, fue frenada por un tiempo los servicios de inteligencia, con Aleksandr Lukashenko (hizo carrera política en el Partido Comunista y fue soldado), quien gobernó al país desde 1994 con una política populista de Estado fuerte (60% de la economía), a la vez que produjo un régimen de características bonapartistas (personalista y autoritario), utilizando referéndums y constituyentes, para luego de la crisis del 2008, implementar políticas neoliberales (reforma jubilatoria, contratos de trabajo individuales, salarios congelados), que mezcladas con la catástrofe sanitaria generada por la pandemia, desarrollaron las condiciones para la crisis actual.

Lukashenko tenía una relación política estrecha con Vladimir Putin (buena parte del comercio se dirige a Rusia), firmando tratados que establecían la unidad monetaria y una sola ciudadanía, política exterior y de defensa. No obstante, el desarrollo de la crisis que señalamos anteriormente, obligó al mandatario a coquetear con Occidente. La importancia geopolítica de Bielorusia se acentúa porque es por este país por donde debería pasar la estratégica Ruta de la Seda de China (que en los últimos años ha intensificado sus inversiones en la región).

El “accidente” de la crisis actual, que movilizó a decenas de miles en un escenario de rebelión popular, se produce por denuncias de fraude en las últimas elecciones del 09/08 donde varios candidatos opositores fueron proscritos (el banquero Babarika y el diplomático Tsepkalo), y el régimen de Lukashenko obtuvo el 80% de los votos, mientras que la líder de la oposición liberal, Svetlana Tikhanovskaya (también esposa del candidato encarcelado con el mismo apellido), obtuvo el 10% del apoyo popular. La ex maestra, hizo una campaña populista proponiendo elecciones justas (bajo el eslogan “somos el 97%”), la liberación de los presos políticos, etc.

Frente a las protestas, Lukashenko, decidió el 17/08 darse “un baño de popularidad” al visitar la fábrica de tractores de ruedas de Minsk [MZKT]. Pero tuvo que salir huyendo ya que los trabajadores lo botaron. Ese mismo día dijo que, “no habrá elecciones hasta que me maten” (RT, 17-8-20). La represión conllevó a la detención de 7 mil ciudadanos, la muerte de otro 10 y la desaparición de decenas. No obstante, la movilización no cesa.

En este escenario complicado existen analistas que señalan que estaríamos frente a una “revolución de colores”, que en otros países como Ucrania o Armenia contaron con la promoción yanqui. Sin embargo, en la “Rusia Blanca”, no existen muy arraigadas las diferencias culturales y la presencia fascista o pro EE.UU. es mínima ya que, por un lado, sigue presente en la memoria colectiva la barbarie nazista, y por otro, la economía nacional depende de Rusia. Es así como se han desarrollado organismos embrionarios de doble poder. Por un lado, el Consejo dirigido por Tikhanovskaya y la oposición empresarial. Y por otro, la Coordinadora de huelga dirigida por la clase obrera, que paralizó más de 150 fábricas.

Para el medio RFI, el movimiento parecería estar en un “callejón sin salida”. Luego, continúa, “el presidente bielorruso Alexandre Lukashenko aludió a la idea de un referéndum constitucional…varios «especialistas», entre ellos jueces de la Corte suprema, trabajan en una revisión de la ley fundamental que será luego sometida «a referéndum», (rfI, 31/08/20).

Es por estas razones que la oposición belorusa “lanza puentes” a Putin y éste declaró en relación a una intervención militar que, «lo hice, pero acordamos también que éste no será utilizado mientras la situación no se descontrole», (Televisión Rossia-1). El Pacto de Varsovia postsoviético, señala que Rusia podría intervenir militarmente en Bielorrusia, sólo si Minsk lo solicita en caso de una «agresión exterior». Y Lukashenko acaba de declarar que habría milicias ucranianas en su territorio. Esta intervención militar implicaría una extensión del poder de Rusia (Georgia, oriente de Ucrania, parte de Moldavia y la guerra en Siria). El envenenamiento del opositor Navalny, ahora en coma inducido en Alemania, obedeció a que estaba agitando la rebelión regional en provincias del este de Rusia.

Por su lado, los países bálticos, Ucrania y Polonia, reconocen a Tikhanovskaya, mientras que según Joseph Borrel, secretario de Exteriores de la UE, “la UE quiere una salida ´a la Armenia’, con Putin. Mientras que Trump ha enviado mensajes prudentes de aliento a la oposición.

Como observamos, la crisis bielorrusa tiene un carácter geopolítico de clase internacional.

*Director de la revista La Abeja (teoría, análisis y debate).

Seguir leyendo

Hoy escriben

Portada impresa

Portada 27 octubre 2020
_Portada_hace 1 día

Portada 27 octubre 2020

Últimas noticias

Amado Enco Amado Enco
Políticahace 7 horas

Procurador anticorrupción, Amado Enco, renunció a su cargo debido al caso Vizcarra

Ricardo Milla Toro   Esta tarde renunció al cargo el procurador anticorrupción, Amado Enco. Luego de estar en este puesto...

Tres alimentos básicos para tener mayor energía Tres alimentos básicos para tener mayor energía
Salud y Estilo de vidahace 13 horas

Tres alimentos básicos para tener mayor energía

Las combinaciones son infinitas y está permitido comer de todo un poco, siempre que sea balanceado. Las actividades del día...

Ganó San Martín Ganó San Martín
Deporteshace 13 horas

BREVES

Ganó San Martín Con el gol de Sebastián Gonzales Zela (80′), San Martín derrotó 1-0 a Alianza Universidad en el...

Conoce fácilmente el nivel de oxígeno en la sangre Conoce fácilmente el nivel de oxígeno en la sangre
Salud y Estilo de vidahace 13 horas

Conoce fácilmente el nivel de oxígeno en la sangre

La tecnología y la salud se han aliado hace mucho tiempo, pero hoy se vuelven necesarios para resolver muchos problemas...

Edición digital 27 octubre 2020 Edición digital 27 octubre 2020
Edición digitalhace 13 horas

Edición digital 27 octubre 2020

Cuatro libros para prevenir y entender esta enfermedad Cuatro libros para prevenir y entender esta enfermedad
Salud y Estilo de vidahace 13 horas

Cuatro libros para prevenir y entender esta enfermedad

El cáncer de mama es la neoplasia que más afecta a la mujer peruana y la segunda entre las que...

Al borde del colapso Al borde del colapso
Deporteshace 13 horas

Al borde del colapso

Ivlev Moscoso Por más que el técnico Salas puso a dos delanteros centros y a tres volantes ofensivos detrás, para...

En la cima En la cima
Deporteshace 13 horas

En la cima

UTC se impuso por 3-0 a Binacional y se coloca como líder del Grupo A por la diferencia de goles....

Chancones con Mario Kart Chancones con Mario Kart
Contra todoshace 13 horas

Chancones con Mario Kart

Adolescentes usan la música de Mario Kart para hacer deberes porque aumenta la productividad. La canción que suena cuando cogemos...

Tremendo empate Tremendo empate
Deporteshace 13 horas

Tremendo empate

Por la quinta fecha de la Serie A, AC Milán igualó 3-3 ante la Roma en un partido lleno de...

Carolina Lizárraga será precandidata presidencial Carolina Lizárraga será precandidata presidencial
Políticahace 14 horas

Carolina Lizárraga será precandidata presidencial

La congresista Carolina Lizárraga Houghton, anunció que competirá en las elecciones internas del Partido Morado como precandidata presidencial, con miras...

Alianza permitirá mejorar respuestas ante ciberataques Alianza permitirá mejorar respuestas ante ciberataques
Políticahace 14 horas

Alianza permitirá mejorar respuestas ante ciberataques

Telefónica del Perú y la Marina de Guerra del Perú firmaron el Convenio de Cooperación Institucional en Ciberseguridad con la...

Mayoría de partidos elegirá a sus candidatos por delegados Mayoría de partidos elegirá a sus candidatos por delegados
Políticahace 14 horas

Mayoría de partidos elegirá a sus candidatos por delegados

Para elegir a los candidatos a la presidencia de la República, Congreso y Parlamento Andino, siete partidos políticos decidieron realizar...

Apelación a impedimento de salida se verá el 3 de noviembre Apelación a impedimento de salida se verá el 3 de noviembre
Políticahace 14 horas

Apelación a impedimento de salida se verá el 3 de noviembre

La Sala Penal Especializada de la Corte Suprema programó para el 03 de noviembre la audiencia de apelación al fallo...

Proyecto minero Ampliación Coroccohuayco reinicia consulta previa Proyecto minero Ampliación Coroccohuayco reinicia consulta previa
Políticahace 14 horas

Proyecto minero Ampliación Coroccohuayco reinicia consulta previa

El proceso de consulta previa del proyecto minero Antapaccay Expansión Tintaya-Integración Coroccohuayco reiniciará este lunes 9 de noviembre, esto tras...

Inpe pedirá precisar función parlamentaria en penales Inpe pedirá precisar función parlamentaria en penales
Políticahace 15 horas

Inpe pedirá precisar función parlamentaria en penales

La jefa del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe), Susana Silva, informó que remitirá al Congreso de la República una solicitud para...

Economía mostró la segunda menor caída Economía mostró la segunda menor caída
Economíahace 15 horas

Economía mostró la segunda menor caída

La actividad económica en el Perú mostró la segunda menor caída entre los principales países de la región con información...

Precio del dólar cerró con una ligera valza Precio del dólar cerró con una ligera valza
Economíahace 15 horas

Precio del dólar cerró con una ligera alza

El precio del dólar avanzó ligeramente frente al sol al cierre de la sesión cambiaria, ante la mayor demanda de...

Presentan nuevo libro de Germán Alarco Presentan nuevo libro de Germán Alarco
Economíahace 15 horas

Presentan nuevo libro de Germán Alarco

Un panel de lujo estará hoy, martes 27 de octubre, en la presentación virtual del libro Mano invisible, desigualdad y...

Mipymes generan ventas por 4.4 millones de soles Mipymes generan ventas por 4.4 millones de soles
Economíahace 15 horas

Mipymes generan ventas por 4.4 millones de soles

Más de 4.4 millones de soles en ventas generó la tercera Rueda Virtual de Negocios 2020, desarrollada en beneficio de...

Tendencia

Av. Paseo de la República Nº 5610 Oficina 201 Miraflores - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 782-1772
Copyright © 2020 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.