La bulimia o anorexia en menores de edad

788
0

Actualmente, como consecuencia de la pandemia, del aislamiento y de la falta de contacto que han sobrellevado los niños, niñas y adolescentes en nuestro país, ha impactado de manera notable en su salud mental los trastornos más diagnosticados en adolescentes a nivel mundial son la ansiedad y depresión, que representaron más del 40 % de los casos, seguidos por los trastornos alimenticios.

Estas dificultades suelen aparecer más entre los 12 y 17 años, aunque a la fecha ya se tiene evidencia de menores de 09 años que los padecen. Además, existe un 80% de probabilidades que estos problemas vuelvan a aparecer a lo largo de la vida adulta.

La Anorexia es el rechazo a la comida, evitan ingerir grandes porciones de alimentos, lo que comen son porciones de bajo índice calórico. Se caracteriza por la delgadez extrema y por una preocupación excesiva por el peso. La (o él) paciente realiza ejercicios exagerados y se ve gorda(o)

Mientras que la bulimia es el consumo exagerado de alimentos para luego expulsarlos mediante el vómito o el uso inadecuado y descontrolado de laxantes o diuréticos. 

La anorexia y la bulimia son un problema de salud pública, que a la fecha enfrentan muchos adolescentes, por ello es muy importante que los padres nos informemos al respecto:

“El inicio de estos desordenes son los conflictos que rodean la adolescencia, las dificultades para establecer la autonomía personal, la baja autoestima, antecedentes de sobre peso en familiares cercanos. Pero el detonante principal de esta problemática está relacionado directamente la forma en que funciona la familia, relaciones de padres e hijos más distantes o muy cuestionadores, entornos perturbadores como las dificultades en la relación conyugal entre los padres, padres extremadamente sobreprotectores y roles no definidos al interior de las familias”, comenta La Licenciada Illary Ramirez Freyre, Psicóloga de la Clínica de Familia de la Municipalidad de San Borja.

Este problema es producto a los diversos mensajes de belleza que los medios de comunicación y publicidad transmiten día a día. Sino son enfrentados en forma temprana puede extenderse a la edad adulta. De no tratarse de manera oportuna estas enfermedades pueden causar la muerte.

Debemos darnos cuenta de algunas señales para detectar la anorexia y bulimia a tiempo:

  • Evitar comer en familia, o en compañía.
  • Selecciona los alimentos light y de bajas calorías, se queja delas porciones.
  • Acude al baño inmediatamente después de comer.
  • Ayunos y dietas exageradas 
  • Comienza a beber agua en grandes cantidades antes o después de cada comida.
  • Practica ejercicios en forma excesiva.

 

El tratamiento debe ser integral con nutricionistas, médicos y –sobre todo– psiquiatras y psicoterapeutas que enseñarán a la familia a variar los hábitos alimenticios y crear conciencia en los patrones erróneos de belleza, trabajando la autoestima, involucrando directamente al entorno familiar cercano del paciente.    

Además, es muy importante tener en cuenta que una manera de prevenir dichos males es estableciendo una relación de confianza y respeto con sus hijos, si se sospecha que algún familiar o alguno de sus hijos o hijas presenta algún signo o síntoma de anorexia o bulimia, busque ayuda de inmediato si no las consecuencias pueden llevar a los jóvenes a situaciones extremas y hasta fatales.

“La anorexia y la bulimia atacan por igual a hombres y mujeres adolescentes, sin discriminar estrato social. Una vez detectadas estas enfermedades el paciente debe ser apoyado por todo su entorno”, concluye la experta.

Artículo anteriorPremier Betssy Chávez anunció diálogo con bancadas parlamentarias
Artículo siguiente¿Problemas de memoria en el trabajo?