Conecta con nosotros

Política

Jorge Basadre y sus enemigos

Publicado

el

Jorge Basadre

Jorge Basadre Grohmann, el Historiador de la República, nació en la ocupada Tacna el 12 de febrero de 1903. A la muerte de su padre y con la campaña de chilenizar las provincias en litigio, la familia de Basadre se trasladó a Lima, ciudad donde el niño Jorge Basadre será testigo de múltiples paros y huelgas del movimiento obrero. En 1919, un adolescente Basadre dirigió la lucha por la Reforma Universitaria.

En una célebre entrevista realizada por Óscar Vargas Romero, se le preguntó por sus enemigos. Basadre contestó:

“He tenido muchos enemigos en mi existencia. Pero Ud. no me aceptará esta concisa respuesta y preguntará el motivo. Entonces le diré que por dos causas: cuando llegué a Lima era huérfano, pobre y provinciano. Tuve, como dicen algunos, que luchar desde abajo, luchar contra todos los obstáculos y derribarlos uno a uno”.

El migrante Jorge Basadre fue recibido por una Lima Racista y excluyente de la misma manera como recibe a todos los que llegan del interior del país. Ser “provinciano” era su primer delito. A ello se debe agregar ser “pobre y huérfano”. Además, en aquellos años (las dos primeras décadas del siglo XX), suponían que los nacidos en Arica y Tacna no eran peruanos; por el contrario, eran chilenos, y por ello, debían vivir separados. Los tarapaqueños fueron enviados a barrios lejos de la capital. Entre El Callao y Lima. En medio de las haciendas, pero cerca a una iglesia. A una legua de la “civilización”.

Ese rechazo no fue sólo contra los del sur. Los norteños también fueron marginados y excluidos. José León Barandiarán también sufrió en la universidad la marginación por su origen chiclayano. José María Arguedas también fue marginado por factores racistas. Él era “serrano”. Incluso, Alicia Maguiña también fue víctima de los prejuicios limeños.

Jorge Basadre Grohmann - La vida y la historia

Pero, el segundo motivo que manifestó Basadre es el más interesante:

“Además, como tuve cierta preocupación intelectual y existían en ese tiempo muchos grupos, cometí el delito de no pertenecer a ninguno de ellos. A ninguna mafia. A ninguna camarilla. Razón por la cual fueron más los que levantaron el palo para pegarme y los que fueron mis amigos optaron por no defenderme”.

Jorge Basadre Grohmann fue un “historiador independiente”. Jamás organizó ni perteneció a un grupo o “élite” que se autoproclamó “La Academia”. Jamás se auto-entregó un diploma. Jamás realizó una “encuesta” entre sus amigos para indicar cuál es el “mejor libro de historia del año”. Y con esas encuestas algunos logran “nombrarse” docentes universitarios. Basadre fue duramente atacado en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos por los militantes del Partido Aprista Peruano encabezados por Luis Alberto Sánchez. Lo marginaron por ser “amigo de Mariátegui”. Incluso, otros historiadores no lo incluían en las actividades académicas de la universidad. Basadre fue un historiador científico que se enfrentó a quienes les agrada la historia narración. Debatió duramente con quienes piensan que la Historia se escribe según le antoje a la persona. Hasta el final de sus días, Jorge Basadre defendió la labor científica del historiador profesional. Para Basadre el trabajo del historiador es un trabajo profesional; no es un “oficio”.

Pese a todo ello, Basadre brilló con luz propia. Como docente, como investigador, como político, como ministro. Su participación en política la resume de la siguiente manera:

“A eso le contesto que al campo de la política a mí me llevaron como se enrola a los reclutas en la sierra. Fenómeno de reclutamiento que obedecí con el sentimiento de servir a la Patria, dejando de lado toda la intriga política. Actuando meramente desde el punto de vista técnico. Acepté libremente y gracias a los lúcidos consejos de entrañables amigos y maestros quise hacer obra. Tal vez parecida a la del Dr. Polar en el régimen de José Pardo. Esta posición la sostengo con elementos de juicio que se encuentran en mi obra “Elementos por otra morada”.

Basadre incursionó en política “dejando de lado toda la intriga política”. Posición muy interesante porque revela un hecho que aun acontece entre muchos “historiadores académicos”. En las aulas, frente a los alumnos, reclaman que los historiadores “no debemos participar en política”; pero, son estos “patriarcas” del “apoliticismo” los que han logrado todo gracias a su militancia política. Fueron becados por formar parte de las juventudes de algún partido. Ingresaron a la carrera docente gracias a un favor político. Se mantienen en la universidad por formar parte de un grupo político. Y llegan a tener altos cargos por ser parte de una cadena política. Los “adalides de la libertad” en realidad son cuadros ideológicos de las organizaciones políticas que dominan el país. Sus opiniones están parcializadas con los grupos de poder. Y se autoproclaman “desapasionados” en sus opiniones. Incluso se reconocen como “élite culta”. Estos grupos son los que miraron mal a Jorge Basadre cuando fue Ministro. Incluso, en la actualidad, lo “terruquearían”.

Cuando Óscar Vargas Romero lo interroga sobre cuál sería su mejor obra. El Historiador de la República responde:

“Lo que considero importante en toda mi obra es, esencialmente, el trabajo que hice en la Biblioteca Nacional. Levanté de las ruinas (debido al incendio de 1943) este reducto de intelectualidad y gracias a la ayuda de hombres incondicionales, logramos dotarla de material bibliográfico. Para ello me sirvió la beca que seguí en Estados Unidos sobre Biblioteconomía, en 1931…Ahora que se va a inaugurar lo que se llama “Restauración de la Biblioteca Nacional” (la parte ubicada en el Jirón Miró Quezada), tengo el deber de revelar que no fue negligencia la paralización de esta obra. Allí en los altos, funcionaba la Sociedad Geográfica que fue alcanzada por las llamas. Así que con cálculo frío y malicioso, pensando en el futuro, hicimos lo imposible para que nos cedieran esta parte del local. El tiempo nos da la razón”.

Jorge Basadre relacionó la Beca de Estudios en el extranjero con su labor profesional en relación con la sociedad. Sus estudios le sirvieron para resolver un problema que afectó a una parte de la sociedad peruana. Mientras que otros sólo buscan el beneficio personal y económico; Basadre rechaza esa forma de percibir la realidad. Sus conocimientos al servicio del país. Incluso, los ataques recibidos durante su cargo público, cayeron en saco roto con el tiempo. Con su trabajo Basadre dignificó a la Universidad. Agregó que:

“Sí, me siento orgulloso de haber creado, sobre las ruinas de un incendio, una conciencia bibliotecaria. De haber proporcionado una nueva imagen a la Biblioteca Nacional. Hoy se confía en ella. Y hasta el plano que el insigne Raúl Porras Barrenechea le haya proporcionado en su obra. Hoy miles de lectores, debido a la labor de mis colaboradores de aquel entonces, principalmente al trabajo individual de Carmen Checa de Silva, tienen todos los derechos sobre los libros. Nadie tiene la facultad de negar la utilización de este sagrado patrimonio. De eso estoy orgulloso”.

Basadre creó una nueva consciencia sobre la Biblioteca Nacional y su importancia para la sociedad peruana. Se enorgullece de haber creado un espacio que puede ser utilizado por miles de peruanos. Hizo un trabajo profesional para resolver un problema social. Hoy, utilizarían el eufemismo de “trabajo técnico”. No es así. Jorge Basadre tomó decisiones políticas porque todo trabajo profesional y científico es, a la vez, un trabajo político. La hipocresía neoliberal y posmoderna lo sabe muy bien; por ello lo oculta. La Universidad actual está controlada por el pensamiento político neoliberal y posmoderno que trata de negar la política. Pero, ellos mismos son los más grandes políticos que dominan en forma sectaria y fanática.

Perú: Problema y posibilidad - Jorge Basadre

A la pregunta sobre qué lo hizo historiador, Basadre contestó:

“Nací en Tacna durante la época del cautiverio, durante la ocupación chilena. El recuerdo que evoco es el asalto a las imprentas tacneñas “la Voz del Sur” y “El Tacora” por obreros chilenos que trabajaban en la construcción del ferrocarril Arica – La Paz. Pasaron frente a mi casa. Tenía 8 años y vi como apedreaban los balcones de mi casa. Es que se trataba de sofocar la educación y la expresión peruana”.

Fue un hecho social cotidiano lo que impactó al niño Jorge Basadre. Ese hecho lo llevó a identificarse con el país que aun no conocía. Ya en Lima, encontró una realidad adversa a su ilusión de país. La Historia era la única ciencia que le permitió resolver ese problema. De niño siempre nos dijeron que la Historia es la Madre de Todas las Ciencias. Hoy sigo creyendo que eso es verdad. No existe ningún avance científico sin antes consultar a la Historia. Por ello, actualmente la Historia es la Ciencia más atacada y ninguneada. Ha sido marginada en las escuelas y en muchas universidades donde es más importante el dinero que los conocimientos y la investigación. Un verdadero homenaje a Jorge Basadre Grohmann consiste en darle a la Historia el espacio más importante en la vida educativa del país. Muchos temen decir esto último. Se esconde y sólo obedecen a quienes los controlan. Es una lástima tener que recordar a Basadre en medio de esta realidad.

“Una pregunta final: ¿Siente que ha llegado a las generaciones que como Maestro cultivó en la Universidad?

Desgraciadamente no. Y fueron enemigos los que congelaron mi comunicación con la gente joven”.

Así terminó la entrevista entre Jorge Basadre Grohmann y Óscar Vargas Romero. Para los mediocres, Basadre era un peligro. Sus clases eran las preferidas por cientos de alumnos. Sus reflexiones eran seguidas con mucho interés. Y su enfoque histórico era distante de la simple narración. Jorge Basadre Grohmann murió en 1980, pero su obra sigue siendo incómoda para la mayoría, por ello la han silenciado. Todos lo leen pero no lo citan. Revisan sus libros en forma desesperada, pero en clases lo obvian.

Jorge Basadre Grohmann es el mejor ejemplo de lo que puede suceder en el Perú con un pensador e investigador que no sigue la “moda”. Para los historiadores formados científicamente el 12 de febrero es el Día del Historiador.

 

AUGUSTO LOSTAUNAU MOSCOL

Seguir leyendo
Anuncio

Política

“El proceso constituyente tendrá que seguir dialogándose y buscando consensos”

Publicado

el

Ruth Luque

La congresista de Juntos por el Perú, Ruth Luque, afirmó que temas como el proceso constituyente y la nueva Constitución Política tendrán que seguir dialogándose y buscando consensos tras la elección de la Mesa Directiva del Congreso de la República, liderada por Acción Popular.

La parlamentaria precisó que el presidente electo Pedro Castillo “tiene derecho” a seguir mencionando la iniciativa de una Asamblea Constituyente, pero destacó que en este momento hay prioridades como la salud o la educación.

“Los temas del proceso constituyente y la nueva constitución son temas evidentemente de agenda que tendrán que seguir dialogándose y seguirán buscando los consenso, el presidente Castillo tiene derecho a seguir mencionándolo o destacándolo”, dijo.

Seguir leyendo

Política

“Queremos evitar el enfrentamiento de poderes”

Publicado

el

Carlos Zeballos

Carlos Zeballos, vocero de la bancada de Acción Popular y congresista electo por Puno, afirmó que la flamante Mesa Directiva del Parlamento que preside su partido busca trabajar en conjunto con el nuevo gobierno en favor de la gobernabilidad y la democracia del país.

En declaraciones a RPP, indicó que para ello sería “importante tener los consensos necesarios con las diferentes bancadas”, un objetivo que no se ha conseguido en las semanas previas a la instalación del nuevo Congreso.

“En las últimas semanas hemos mantenido conversaciones con las fuerzas políticas, donde hemos querido complementar una mesa de consenso, multipartidaria; las hemos invitado a poder sentarse juntos, pero lamentablemente algunos nos decían que son como el agua y el aceite y creo eso tiene que terminar”, dijo.

Seguir leyendo

Política

Mesa Directiva debió contar con participación del partido de Gobierno

Publicado

el

Flor Pablo

La congresista del Partido Morado, Flor Pablo, lamentó que Perú Libre, el partido de gobierno, no cuente con representación en la Mesa Directiva del Congreso durante el periodo legislativo 2021 -2022, tras la exclusión de la lista multipartidaria que integró al lado de parlamentarios de Juntos por el Perú y Somos Perú.

“Hubiera sido excelente que la Mesa Directiva cuente con la participación del partido de gobierno, pero no se ha dado así”, manifestó en Exitosa.

Asimismo, la también exministra de Educación reveló que fueron punto de críticas por establecer una alianza con el partido del lápiz para postular a la Mesa Directiva. No obstante, remarcó que es parte de la democracia dialogar con todos los partidos, así no se comparta la ideología política.

“Algunos nos criticaron por irnos con Perú Libre. Bueno, pues es fácil ponerse de acuerdo entre los que piensan igual. Lo que tenemos que hacer para garantizar la gobernabilidad es sentarnos con aquellos que piensan distinto, eso es lo que hemos hecho”, aseveró.

Seguir leyendo

Tendencia

Av. Paseo de la República Nº 5610 Oficina 201 Miraflores - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 782-1772
Copyright © 2021 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.