Infierno en Huachipa

293
0
Infierno en Huachipa

Un incendio de grandes proporciones redujo a cenizas una fábrica de colchones en Huachipa y dejó millonarias pérdidas así como un trabajador con quemaduras de segundo grado en diferentes partes del cuerpo.

A las 2 de la tarde se inició el incendio en la fábrica de colchones Quilted flex, ubicada en el cruce de las calles Archipiélagos con Los Rosales en Huachipa. La emergencia demandó el trabajo de 18 unidades de bomberos. Sin embargo, con el paso de las horas, el panorama era cada vez más complicado. Primero, porque no había agua, y segundo, porque la compañía tenía en su interior material inflamable.

Varios trabajadores trataron de apagar el fuego por sus propios medios pero el fuego crecía más y amenazaba con expandirse a otras empresas.

Infierno en Huachipa

“Nosotros no hemos explosionado, ha sido la del costado, donde hacen aceite. Sentimos una explosión fuerte. Justo estábamos en refrigerio cuando ocurrió el incendio. Adentro estábamos 18 personas”, comentó Nancy Palomina, jefa de producción de la fábrica.

Al cabo de una hora todos los colchones y sus insumos para su elaboración habían sido consumidos por el fuego. El trabajador identificado como David Quispe Rojas, de 22 años, resultó con quemaduras en el cuerpo y fue trasladado a un hospital cercano.

“Estábamos en la hora de almuerzo, él ha estado despierto, descansando en el área donde ponemos los retazos de espuma, lo que no vamos a usar y la explosión lo agarró. Se ha quemado parte de su cuerpo. Un compañero de trabajo lo ha llevado al hospital”, detalló un trabajador.

De acuerdo a los trabajadores de Quilted flex, la empresa de aceite tendría responsabilidad de lo ocurrido, dado que su motor se habría sobrecalentado y provocado la primera explosión.

El incendio e intensa humareda también generaron una fuerte congestión vehicular en la zona; por ello la Policía dispuso un desvío del tránsito en el lugar.

Artículo anteriorDeclaran culpable a ásesino de George Floyd
Artículo siguientePolicía de franco captura a asaltantes