Gabinete Chávez: ¿empieza a arrugar?

891
0

Anteayer, el enfrentamiento entre Ejecutivo y Parlamento se asemejaba a una escena de película del Oeste, en la que en el duelo de dos contendores ganaba el que disparaba primero a matar. Pero, ayer la confrontacional primera ministra Bettsy Chávez cambió el tono. Primero, dijo que la presentación de la segunda cuestión de confianza era solo “un rumor”, después envío amistosas cartas de invitación a los voceros de las bancadas parlamentarias invitándolos a reunirse con ella y, por último, lanzó la consigna: “¡Ni vacancia, ni cierre del Congreso!”.

Sin embargo, la carta de respuesta a sus declaraciones y a su invitación de la bancada de AvanzaPaís, le agrió la mañana. Ahí, sin medias tintas, le aclaran que el cierre del Congreso no es un “rumor” sino que ella y su jefe de gabinete de asesores se encargaron de escribirlo en blanco y negro en el acta del último consejo de ministros. Razón por la cual, decidieron rechazar la invitación, a menos que se retractara de lo declarado públicamente.

Al mismo tiempo,  el Congreso notificó al presidente Pedro Castillo de la tercera moción de vacancia en su contra por “incapacidad moral” y dio, así, un paso más en la defensa de sus atribuciones, melladas por la bravata del gabinete Torres de autodeclarar su cuestión de confianza como rechazada. Además, también empezó a correr el pedido de suspensión presidencial, más viable de ser aprobado que la vacancia. Y, por último, algunas bancadas, como la de APP, adelantaron que negarían la confianza a Bettsy y equipo.

Probablemente por estos hechos, el ministro de Justicia Félix Chero, en horas de la tarde, saltó al ruedo para reiterar que no está en agenda la presentación de una “segunda cuestión de confianza”, pero el asesor legal del gobierno olvida que el artículo 130° de la Constitución obliga a la jefa del gabinete a plantear una cuestión de confianza sobre su política de gobierno. Es decir, se va a votar una nueva cuestión de confianza, si o si.

En ese contexto, el retroceso de Bettsy no es malo, lo que  hay que preguntarse es si será suficiente.

Artículo anteriorPataditas
Artículo siguienteCongreso admitiría hoy la tercera moción de vacancia contra Castillo