El virus ya provoca estragos en las regiones

701
0
El virus ya provoca estragos en las regiones

El impacto del co­ronavirus en el Perú, de acuerdo a las cifras oficiales, parece haber entrado en una fase crítica. A un mes de haberse detectado al paciente cero en el país, y tres semanas después de haberse decretado el aislamiento social obli­gatorio, el número de infectados reportados por el ministerio de Salud (MINSA) asciende a 2281, mientras que el total de fallecidos por covid-19 llegó a las 83 víctimas.

En principio, son números mucho me­nores en relación a los observados en otros países; sin embargo, se debe considerar el todavía escaso número de pruebas realizadas, y la tasa de letalidad alcanzada por el virus en el Perú, hasta ahora la tercera más alta de Sudamérica. De acuerdo con un informe de Ojo Público, el Perú muestra una letalidad de 3.6% res­pecto al total de casos diagnosticados, solo su­perada por la observada en Ecuador (4.9%) y en Brasil (4.2%).

Otro indicador pre­ocupante que podría considerarse para pro­yectar el número real de infectados en el Perú es de las víctimas mortales por coronavirus. Mien­tras que en Chile, con 4,471 infectados sobre 51, 956 pruebas reali­zadas solo se cuentan 34 fallecidos, nuestro país alcanza ya las 83 muertes. A eso hay que sumar que el porcenta­je de infectados (2281) respecto a las pruebas realizadas (19,410) es de 11.75%.

VIENEN DOS SEMA­NAS MUY DURAS

Para el ministro de Salud, Víctor Zamora, el pico más alto en la curva de propagación del virus se alcanzará el próximo lunes 13 de abril. En diá­logo con Canal N, Zamora indicó que el objetivo del gobierno es alcanzar las 12 mil pruebas diarias a fin de detectar los focos de infección y tomar las medidas preventivas co­rrespondientes.

Acerca de la capacidad logística para realizar un mayor número de prue­bas, precisó que a través de los gobiernos regionales se espera la contratación de personal para esos pro­cesos, y que durante esta semana se debe ampliar la cantidad de pruebas hasta llegar al objetivo de las 12 mil pruebas diarias.

Zamora destacó que gracias al aislamiento so­cial se ha logrado poster­gar el efecto duplicador del virus: “Si no se hubieran tomado esas medidas el virus se hubiera duplica­do antes, hoy el virus se duplica cada cinco días; pero esto no es suficiente, se tiene que lograr rebajar aún más el nivel de dupli­cación”.

De otro lado, calificó como “robusto” el nivel de recopilación de datos obtenidos por el gobier­no sobre el impacto del virus en el país, entre los cuales se cuenta la movili­zación de líneas celulares mapeadas vía satélite a fin de medir el impacto real del aislamiento dispuesto como medida preventiva. “Hacia el fin de semana se tendrá la información de modo más certero para poder determinar la nece­sidad de extender el ais­lamiento obligatorio. Se vienen dos semanas muy duras”, advirtió.

ESTRAGOS EN LAS RE­GIONES

En tanto, desde diver­sas regiones del país em­pezaron a llegar mensajes de alarma que dan cuenta del impacto de la pande­mia. Así, en Cusco, una de las regiones con mayor número de infecciones, quedan solo veinte prue­bas disponibles; en Lam­bayeque, el director del Hospital Regional solicitó 40 respiradores mecánicos y advirtió el riesgo de co­lapsar ante el incremento de infectados; el sábado, los médicos residentes y asistentes de Emergencia del Hospital Almenara, en Lima, se negaron a iniciar la guardia diurna por no contar con equipos de protección. La entrega de dichos materiales demoró tres horas y la atención se pudo iniciar recién a las 10 de la mañana.

No es el único caso de protesta de personal médico. La Federación de Enfermeros del Perú denunció en su cuenta de Twitter que una en­fermera de Emergencias del Hospital de Villa el Sal­vador, con posible caso de coronavirus, viene so­licitando ayuda y aún no le realizan la prueba de descarte por falta de disponibilidad. Además, la periodista Jacqueli­ne Fowks informó que personal del Hospital y Farmacias de ESSALUD en Iquitos han dado po­sitivo por coronavirus, debiéndose cerrar los establecimientos.

NEGLIGENCIA CON­TINÚA

Sin embargo, el pa­norama que se advierte desolador parece no con­mover a miles de ciuda­danos que de manera to­talmente irresponsable continúan transitando por la vía pública con el pretexto de abaste­cerse de alimentos o medicinas, o de sacar a la mascota. En redes so­ciales circulan imágenes donde se observa cómo la población no toma si­quiera las precauciones de no aglomerarse en los centros de abasto.

Esta negligencia po­dría tener un impacto mayor considerando que existen sectores altamente vulnerables dado sus índices de ha­cinamiento y falta de ac­ceso a servicios básicos. Ante esa realidad, cabe considerar si acaso las medidas preventivas dadas hasta ahora por el Ejecutivo deban ex­tenderse y fortalecerse aún más a fin de evitar­le miles de muertes al país.

 

JOSÉ ALFREDO MADUEÑO
Redactor Política

Artículo anteriorDefensoría del Pueblo pide a Inpe extremar prevención
Artículo siguiente“El fútbol debe volver sin público”