Conecta con nosotros

Especial

Efraín Rúa le mete un gol a la muerte

Publicado

el

Efraín Rúa le mete un gol a la muerte

“Eran tiempos de cambio y rebelión. El Perú estaba al borde de la explosión, miles de campesinos se alzaban por la recuperación de sus tierras y los terratenientes acallaban las protestas a sangre y fuego.” (E.R.)

El gol de la muerte. La leyenda del Negro Bomba y la tragedia del estadio ( Ruta Pedagógica Editora SAC, Lima, 2014), el esperado texto de Efraín Rúa, ya célebre por su anterior y tremante crónica El crimen de La Cantuta, no ha defraudado las justas expectativas.

El volumen es un paradigma de lo que es una gran crónica, muy bien escrita, y con profusión de detalles –allende los croniqueros que ahora abundan en el cotarro y que creen que hacer una crónica es ponerse a desvariar y a jugar con una extraña mélange (mezcla) entre periodismo y literatura, y todo deviene en una mélée (mescolanza) digna de mejor causa.

En teoría de los géneros periodísticos, se explica que una crónica, en principio, informa y debe tener abundancia de fuentes y datos –este libro es un buen ejemplo de esto- que se transparenta en el manejo de nombres, fechas, y sobre todo, capacidad de juzgar la situación que impulsa el escrito, con el uso de un estilo ameno y el manejo cabal de la narración.

El tema de esta obra es la tragedia del Estadio Nacional acaecida el 24 de mayo de 1964, por la controvertida anulación de un gol –de “Kilo” Lobatón- que hubiera determinado el empate del partido que jugaban las selecciones de Perú y Argentina, en pos de un cupo para los Juegos Olímpicos de Tokio.

Pero la hecatombe –unos 320 muertos aproximadamente- es motivo para que el autor nos dé una panorámica de la situación general del Estado peruano (reléase el epígrafe).

Y, por cierto, al ofrecernos la historia del “Negro Bomba”, Víctor Vásquez Campos, al que muchos culparon, por su intemperancia, de ser el que desató la matanza al haber irrumpido en el campo de juego, botella en mano, para “sonar” al réferi uruguayo, por haber “anulado” el gol de la selección peruana: al darnos, Efraín, la triste historia de este lumpen hace, asimismo, una radiografía de muchos pobladores de los barrios populares, en este caso el celebérrimo “Breña”. (“Bomba”, de matón de barrio, guardián de burdeles y fugaz guardaespaldas, concluye su caricatura vital, muy viejo ya, consumido por la droga y con un prontuario por robos menores; y, finalmente, con una tuberculosis cerebral que es todo un símbolo).

"El Gol de la Muerte" - Efraín Rúa

El talento narrativo de Rúa aparece en todo momento, con su manejo del suspenso y la capacidad de penetración en la urdimbre de los acontecimientos. Veamos algunos fragmentos:

“Allá afuera, en la explanada, los que salen indemnes se enfrentan con los policías, los culpan de la hecatombe, les lanzan lo que tienen a mano o sostienen peleas cuerpo a cuerpo. El caos es aprovechado por ladrones que se llevan lo que pueden de las víctimas”.

Y luego Efraín pasa el gran angular: a la visión de la más alta instancia del Gobierno, el Presidente:

“Las noticias de la tragedia llegaron a Palacio de Gobierno a través de la televisión y dejaron en estado de conmoción al presidente Belaunde….//…El hombre que hacía menos de un año había tomado las riendas del poder, con los deseos de acabar con las injusticias que laceraban el país, se marcha a su despacho a intentar entender una catástrofe que rebasaba su exiguo poder…”

Se comienzan a “echar la pelota” entre el jefe de la Policía y el responsable de la seguridad del Estadio, el comandante De Azambuja. Pero aparece alguien singular, personaje paradigmático, el integérrimo juez del Sexto Juzgado de Instrucción, doctor Benjamín Castañeda Pilopais quien:

“…estaba convencido de que la orden final para que se arrojen las bombas a las tribunas era del minito en el estadio… para supervisar el accionar del comandante De Azambuja y de los capitanes Jorge Monje y Francisco Pacora.// Pensaba, además, que detrás de los hilos de la tragedia se escondía un plan represivo montado por el ministro que ya había dado repetidas muestras de su accionar. //. `Todo parece encadenarse como eslabones exprofesamente forjados y obedeciendo a un plan previamente trazado por mentalidades deseosas de lograr un epílogo trágico´, escribió el juez en su informe. También dejó en claro que la represión se cebó en las tribunas populares, pese a que en las demás también se produjeron desórdenes”.

Ante esta valiente opinión el probo juez Castañeda (sin propiedades ni estudio propio) no podía durar mucho más. Se declaró “nulo e insubsistente todo lo actuado”. Y la denuncia fiscal pasó a manos de otro juzgado….”y a Castañeda se le impuso una multa de mil soles `por graves irregularidades de procedimiento´” (¿¿!!).

El ministro Languasco y los omnímodos poderes “de arriba” una vez más ganaron la partida… Todo esto lo señala con claridad meridiana Rúa, pues la suya no es una crónica au dessus de la mèlèe (al margen de la contienda, por encima de la turbamulta). Si no, recordemos las palabras de su prólogo:

“Esta crónica también intenta ser un homenaje a las víctimas anónimas de una tragedia que fue consumada con total impunidad porque, pese a lo que se diga, este era y es un país fracturado, en el que cada quien vale lo que pesan sus bolsillos.// A 50 años de la tragedia es posible imaginar que la indignación de las tribunas populares por el gol anulado… y el lanzamiento de bombas lacrimógenas tenía raíces hondas en viejos atropellos e injusticias… Con el respaldo de los que guardan el orden en un país que aún tiene muchas deudas que saldar con la mayoría de los peruanos. Mayo de 2014”.

ADEMÁS
Efraín Rúa, sanmarquino por antonomasia (estudió en su Escuela de Comunicación Social, entre 1973 y 1978), ha sido redactor principal en varios órganos de prensa escrita, editor político de los diarios Liberación y Referéndum, así como jefe de la sección internacional del diario UNO.

Winston Orrillo
Colaborador

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

«El Bombón Rojo» regresa al Teatro Barranco 2.0

Publicado

el

 

Teatro Barranco 2.0 anuncia el regreso de la exitosa temporada «El Bombón Rojo, la obra», que se realizará este viernes 2 de diciembre a las 9 de la noche, entradas a la venta en Joinnus.com

La puesta en escena cuenta con las actuaciones de Gia Rosalino,
Mapi Nue, Malory Vargas, Daniela Linares, Dayana Reátegui, Aarón Murga y Manchi Ramírez, bajo la dirección de Walter Espinosa y la música de Armando Abanto.

«El Bombón Rojo» vuelve a abrir sus puertas, y con ellas, un pasado de crímenes, envidias y abusos, maquillados bajo las luces, las plumas y las lentejuelas del cabaret más grande y exclusivo de la ciudad. Que no te lo cuenten, ¡vívelo!

Sinopsis.

«Como todo cabaret, el bombón rojo está rodeado de lujuria, escándalos y excesos Pero esta vez nos introducimos al backstage, donde se produce el verdadero show».

Alondra Soler es la heredera de un gran y antiguo imperio: el bombón rojo, el que fue el cabaret más grande y exclusivo de la ciudad. Hoy, su sueño y único objetivo es reconstruirlo y reinaugurarlo. junto a sus bombones, quienes se han convertido en su nueva familia, tendrá la difícil tarea de darle credibilidad a un cabaret en pleno siglo XXI, compitiendo contra la mala fama y los horrores del pasado que las persiguen por el simple hecho de ser marginadas.

Usted no puede dejar de ver la exitosa puesta en escena «El Bombón Rojo», que se presentará desde el viernes 2 de diciembre a las 9 de la noche en el Teatro Barranco 2.0 (Av. Grau 271). Entradas a la venta en Joinnus.com

 

Entradas en Joinnus.com

https://www.joinnus.com/events/theater/lima-el-bombon-rojo-48112

Seguir leyendo

Especial

¿Cómo identificar a un potencial agresor?

Publicado

el

Según cifras del Informe del INEI 2020, en el Perú, de cada 10 mujeres, 5 fueron víctimas de violencia familiar ejercida alguna vez por el esposo o conviviente.

 

La violencia de género es un grave problema social y de salud pública que afecta, especialmente, a las mujeres y niñas a nivel mundial. Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas, una de cada tres mujeres se ve afectada por algún tipo de violencia de género y cada 11 minutos una mujer o niña muere asesinada por un familiar.

Para Leonardo Fuerte, docente de la Escuela de Posgrado Wiener, la violencia de género es una situación en la cual las mujeres son sometidas a maltratos que pueden ser tanto físicos como psicológicos, hasta inclusive sexuales, por el solo hecho de ser mujeres.


“Por lo general, las ejercen personas que tienen o tuvieron algún tipo de relación sentimental, es decir, parejas o exparejas cuya intención es motivada por la necesidad de dominio o imposición sobre ellas. No es ocasional, dado que el agresor lo ejerce a través del tiempo, logrando condicionar el comportamiento de las damas, las cuales, en muchos casos, lo normalizan” precisa el especialista.


De acuerdo con la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar 2020, el 54,8% de mujeres fueron víctimas de violencia ejercida alguna vez por el esposo o compañero. Asimismo, el informe señala, que el tipo de agresión con mayor proporción es la violencia psicológica y/o verbal (50,1%), seguida de la violencia física experimentada alguna vez, equivalente al 27,1% de mujeres.


Ante esta realidad, resulta importante concientizar e informar a la sociedad, de la mano de especialistas, sobre esta problemática, a fin de crear una cultura de prevención a nivel nacional, especialmente, para las personas que sufren algún tipo de violencia. Por ejemplo, para identificar a un agresor, Leonardo Fuente, menciona los rasgos más comunes que presentan en su vida cotidiana: manipuladores, se victimizan, haciendo referencia a su niñez, controladores, desconfiados, egoístas, violentos, celosos (la mayor parte de las veces sin motivo), arrogantes, no aceptan su responsabilidad, siempre culpan o buscan excusas, mienten permanentemente, promiscuos, tendencia al consumo de alcohol y en algunos casos drogas.

“Un sujeto violento puede llegar al extremo de agredir a su pareja y a sus hijos, sentándolos desnudos en la puerta de la casa, generando dolor y humillación a todos los integrantes de su familia” advierte el especialista.

Por ello, es fundamental que una mujer tome la determinación de denunciar y separarse del agresor lo más antes posible, ya que, en ocasiones, el sujeto puede intentar manipular a la víctima diciendo que cambiará su comportamiento o se suicidará, cuando en realidad no siente ningún tipo de remordimiento o culpa.

Para evitar este tipo de situaciones, es importante que el estado refuerce las estrategias para el manejo de esta problemática social por parte de las víctimas, desde los centros educativos hasta las campañas de concientización. Un gran paso para erradicar la violencia de género es brindando información referida a los pasos a seguir para denunciar a un agresor. De esta manera, la víctima se hará respetar y alzará su voz, denunciando inmediatamente en los centros respectivos como las DEMUNAS, PNP, iglesias y de ser posible los medios de comunicación.

Asimismo, el especialista recomienda que los familiares y amistades de las víctimas de violencia las apoyen durante todo este proceso, brindándoles una orientación acertada y no sesgada, como afirmaciones que justifiquen la dependencia de las mujeres ante cualquier condición.

Seguir leyendo

Especial

Los varones como parte de la solución

Publicado

el

La Fundación Ayuda en Acción, a través de su programa Nuevas Masculinidades busca reeducar a los varones, quienes generalmente son los que propician esta violencia.

 

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer es una fecha que busca concientizar sobre esta problemática que afecta a millones de mujeres en el Perú y en todo el mundo. Según cifras del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), de los 117.560 casos atendidos por violencia en lo que va del 2022, más de 20.000 han sido de agresión sexual; 34% han sido hacia niñas y niños; ocho de cada diez casos han sido hacia mujeres; y en nueve de cada diez casos, las agresiones han sido cometidas por hombres.

Uno de los factores detrás de estas conductas radica en las expectativas y limitaciones en función al sexo, que se les inculca tanto al varón como la mujer desde su nacimiento y que, se han normalizado socialmente en los medios de comunicación, educativos, familiares, amicales y académicos.

En este contexto, la Fundación Ayuda en Acción, aborda esta problemática a través de su programa Nuevas Masculinidades, con el cual busca reeducar a los varones, quienes generalmente son los que propician esta violencia.

“Como parte del programa de Protección y Participación de Niños y Jóvenes, abordamos diversas formaciones como la de Nuevas Masculinidades, en donde contamos con hombres referentes en sus comunidades y entornos que se han dado cuenta de su responsabilidad en la prevención de la violencia. De esta manera nos enfocamos en la población en conjunto, centrándonos no solo en las víctimas de violencia, sino también los hombres”, señala José David Bardales, Coordinador Nacional de la Línea de Protección de la Fundación Ayuda en Acción.

Algunos jóvenes que forman parte de este programa son: Hilario, joven autoridad en Ollantaytambo (Cusco), que promueve que los temas de masculinidades y distribución de las tareas del cuidado se impartan para el bienestar y desarrollo de toda su comunidad; Álvaro en San Miguel (Cajamarca), estudiante de educación inicial y que desde su instituto promueve campañas contra la violencia y acoso sexual; y Piero en Cura Mori (Piura), quien desde su corta edad promueve la reflexión en su entorno escolar, a través de la radio.

 

Mediante este programa, la Fundación promueve la generación de conocimientos y habilidades para la vida en niños y niñas, el fortalecimiento de los sistemas de protección y respuesta estatal, y la promoción de autonomía económica de mujeres a través de emprendimientos y su profesionalización.

“Para abordar estas Nuevas Masculinidades, hemos tomado en cuenta, la generación de espacios en donde los niños, adolescentes y jóvenes cuestionen la importancia de su participación en las tareas del hogar, de comunicar sus emociones y aprender a controlarlas para resolver conflictos de manera adecuada y sin violencia. De esta manera tendremos adultos empáticos, responsables de sus acciones y de las consecuencias de estas”, sostiene Marisú Palacios, Asesora Nacional de Género de la Fundación Ayuda en Acción.

“Existe muchas maneras de contribuir a la disminución de la violencia contra las mujeres. Desde la Fundación Ayuda en Acción, perseguimos eliminarla a través de estas iniciativas. Sin embargo, es importante reiterar que cada persona, cada uno de nosotros también puede ayudar a erradicar este mal de la sociedad desde su entorno familiar, social, académico y laboral”, finaliza Palacios.

Seguir leyendo

Tendencia

Av. Paseo de la República Nº 5610 Oficina 201 Miraflores - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 782-1772
Copyright © 2021 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.