Contáctanos

Las manos de Diana

Publicado

el

Hace 15 meses que Diana Ávila se me apareció, y si yo hubiera sabido que se trataba de un sueño, habría tratado de no despertarme.

El 17 de julio de 2016, tenía ella que hacerse visible en el aeropuerto de La Habana donde llegaría procedente de México. Mientras la esperaba, vi arribar decenas de médicos cubanos que regresaban de uno y otro lado del mundo tras de cumplir una misión en apoyo de las poblaciones desvalidas. A lo mejor, Diana era una de esas encantadoras mujeres vestidas de blanco.

No, no era una de ellas. La verdad es que yo no sabía si la iba a reconocer porque hasta entonces solamente habíamos sido amigos telefónicos que levantaban el auricular para escucharse cada noche en uno y otro lado del continente.

Sabía de ella, pero su rostro tenía que inventarlo. La primera vez que leí acerca de ella fue en “Una biografía no autorizada del mundo” de Michael Riordon. (An Unauthorized Biography of the World: Oral History on the Front Lines).

En ese libro conocí el nombre de Diana Ávila Paulette. Socióloga y periodista peruana, era la única latinoamericana entre los diez importantes científicos y luchadores sociales que la Universidad de Columbia había escogido para que describieran cómo es nuestro planeta y cómo lo sufren los más pobres entre los pobres, las mujeres del campo.

Casi tres décadas fuera de Perú hacía explicable que yo no hubiera oído hablar antes de mi compatriota. Una especulación periodística me revelaría en otra ocasión que entre las ONGs más importantes del mundo se hallaba la Consejería de Proyectos para los refugiados latinoamericanos, una entidad internacional cuya directora durante 20 años había sido la peruana Diana Ávila. Algunos observadores creían que esa ONG podía tener muchas opciones para el premio Nobel de La Paz.

Leí más y me enteré que el ámbito de acción de aquella se extendía por toda nuestra desventurada porción de América. En todos los países donde se hubieran sufrido guerras internas, allí estaba la gente de la Consejería.

De entonces para acá, que sabido mucho más de Diana. No trabajaba frente a una computadora en Nueva York ni se hacía publicidad publicando estadísticas. En uno y otro lugar del continente, ha estado ella desafiando abismales carreteras y caminando en busca de las familias desplazadas por los conflictos internos.

Antes de conocerla personalmente, hice amistad con los miembros de una familia que había entrado en los Estados Unidos en busca de los sueños de América.

Como ya lo he contado anteriormente, ellos me hablaron de Diana como de un personaje legendario que –al salir ellos de su devastada Huancavelica- los había ayudado a instalarse en Lima y, con su ONG, les había proporcionado alimentos, ayuda médica. Y lo mismo había hecho en Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia, América del Centro.

En todos estos años, centenares de familias en uno y otro lado del continente se han trasladado desde las montañas hasta las ciudades populosas y brutales en busca de vivir en paz. La vida comenzaba ser distinta para ellos cuando la Consejería llegó hasta sus ámbitos

Acabo de leer unas confesiones de Diana sobre su vida y sobre su tarea en “La ilusión de un país distinto”, un libro en el que Luis Pásara entrevista a destacados representantes de la izquierda peruana. Sé por todo lo que dice ese texto, que Diana ha vivido amando la paz y por eso se ha estado preparando siempre para el combate.

El 17 de julio de 2016, mi preocupación se reveló infundada. Bastó con verle su sonrisa y descubrí que era la misma muchacha a quien había visto en Facebook.

Una dolencia la tiene hoy postrada, pero acabo de conversar con ella. Como lo ha hecho en toda su vida, está luchando. Abrió los ojos y me sonrió, y eso me dio consuelo porque entendí que mi país no será tan desdichado si una sola persona como ella entrega al mundo su corazón generoso.

Mientras ella da la pelea y su corazón resiste, sus ojos miran sin cesar el cielo y sus manos comienzan a habitar para siempre en las mías.

Seguir leyendo
Anuncio

Empresarial

En el Día de la Cerveza, decimos ¡salud! con una BREWDOG

Publicado

en

Seguir leyendo

Política

No existe motivación del Congreso de generar inestabilidad al Gobierno

Publicado

en

No existe motivación del Congreso de generar inestabilidad al Gobierno

El presidente del Con­greso, Manuel Merino, hizo un llamado a la tranquili­dad a los parlamentarios de las diversas bancadas, tras el nombramiento de un nuevo Gabinete Ministerial, y dijo que no existe moti­vación de este poder del Estado para generar algún tipo de desestabilización en el Gobierno.

Tras iniciar una nueva sesión del pleno virtual del Parlamento, Merino agra­deció a todos los congresis­tas por apoyar la defensa que en la víspera realizó al fortalecimiento de la labor parlamentaria, al tiempo de pedir disculpas “por los errores cometidos”.

“Quiero llamar a la tranquilidad a todos los señores parlamentarios; hay muchos medios de comunicación tratando de poner noticias que no son y hay que llamar a la tranquilidad, no hay nin­guna motivación por par­te del Congreso de generar la desestabilización en el Gobierno. Se nombró a un nuevo Gabinete y en horas de la tarde me reuniré con el jefe del Consejo de Minis­tros para programar la fecha para su exposición y el voto de confianza”, dijo.

Asimismo, instó a “en­trar en calma” luego de lo que ocurrió en días pasados cuando se negó la confianza al Gabinete Ministerial lide­rado por Pedro Cateriano, una decisión tomada “por las diferentes bancadas parlamentarias”.

“Reafirmó que aquí no hubo ningún tipo de manipuleo, sino que hay una voluntad de sumar esfuerzos para que todos los peruanos sepan que están representados en el Congreso”, afirmó.

Merino agregó que, por esta razón, los legis­ladores deben revestirse de paciencia para que en estos momentos difíciles se puedan sumar esfuerzos en las actividades congresales como ser fiscalizadores y re­presentar a la población.

Seguir leyendo

Especial

Eusebio Leal y su entrañable relación con el Perú

Publicado

en

Eusebio Leal y su entrañable relación con el Perú

En el verano boreal de 2016 fui designado emba­jador en este el Perú y de inmediato inicié el ciclo de preparación reglamentario, que incluyó un sinnúmero de entrevistas con figuras del gobierno, parlamenta­rios, representantes de ne­gocios, de la cultura y del mundo académico, entre otros.

Las solicitudes de en­cuentros se formularon casi simultáneamente; pero entre las primeras reaccio­nes estuvo la de Eusebio, quien me invitó a visitarlo en su modesta oficina de la llamada Casa Pedroso, una mansión con elementos constructivos entre los si­glos XVII y XX, ubicada en la Avenida del Puerto, frente a la terminal de cruceros Sie­rra Maestra.

No hacía esperar. Res­pondía con exactitud y ele­gancia, incluso si no tenía una definición a mano, como cuando, para los fes­tejos por el 500 aniversario de La Habana, me pidió un compás de espera para for­mular la propuesta de una exposición del proyecto Ca­ral-Supe a cargo de la docto­ra Ruth Shady.

No era el responsable de los actos, sino una Co­misión Organizadora, que debía evaluar las iniciativas, por lo que la definición lle­gó más tarde – positiva por cierto— y puntualmente me lo hizo saber.

Se obligaba a responder con disciplina monacal cada mensaje, a acusar recibo de cada documento o libro que le enviaba, lo que lo hacía un rara avis en el firmamen­to burocrático cubano hasta que hace alrededor de un par de años el aparato esta­tal empezó a desperezarse. En eso coincidían todos mis colegas del servicio exterior cubano.

Profundo conocedor

Pero sospechaba que había algo más, lo que no tardé en con­firmar cuando con su impecable prosa y característica cadencia fue relatando sus impresiones de viajes y lecturas del Perú magnético.

Lo tenía todo en su men­te y se le derramaba en la pala­bra, sin pausas ni cotejos. Me habló por más de una hora de Mariano Ignacio Prado, de los hermanos Leoncio, Justo y Gro­cio, peruanos que lucharon por la independencia de Cuba; de los momentos de confluencia y desencuentros entre ambas na­ciones, de sus amistades en el país, de la Rosa Naútica, la gas­tronomía y la artesanía de di­ferentes rincones de esta vasta geografía.

Y, por supuesto, de Porras Barrenechea, ante quien los cu­banos independentistas – que somos la inmensa mayoría— nos quitamos los sombreros. Le fascinaba el Perú y le tenía un amor entrañable.

Eusebio y San Marcos

Como quien no quiere las cosas, me mencionó a la salida que la Universidad de San Mar­cos lo había propuesto para el Honoris Causa. Me confesó que para él sería un altísimo honor, por lo que no desmayé hasta agotar todos los esfuerzos y ve­rificar que el prestigioso centro educacional completaba los trá­mites.

Cuando se concretó la de­cisión, me dijo que recibiera el título en su nombre, pues los médicos le habían proscrito via­jar, lo que me pareció injusto. De manera que, con la genero­sa comprensión y disposición del Doctor Orestes Cachay, este viajó a La Habana y le invistió con el anhelado título en la prestigiosa universidad de San Gerónimo, cuya reconstrucción lideró el galardonado.

Eusebio atesoró además la Orden El Sol del Perú y la Medalla de la Ciudad de Lima.

Agradezco las numerosí­simas expresiones de simpatía que nos han hecho llegar perua­nos de todos los confines. En es­tos días hemos visto manifesta­ciones de admiración profunda. Se le rinde homenaje como gran humanista, culto, orador, cris­tiano, revolucionario, fidelista, historiador, predicador, profeta, maestro, hombre de pueblo.

Todo eso y más fue Eusebio, a quien no podríamos etiquetar. Pero si nos forzaran a hacerlo, tendríamos que apelar a su ape­llido. Fue Leal a su pueblo, a su cultura, a su Revolución.

E l rector de San Marcos, Orestes Cachay, le confiere el Doctorado Honoris Causa de la Decana de América, en La Habana

E
l rector de San Marcos, Orestes Cachay, le confiere el Doctorado Honoris Causa de la Decana de América, en La Habana

Fascinación por el Perú

Oí a Eusebio relatar más de una vez sus impresiones de via­jes y lecturas del Perú magnéti­co. Hablaba sin pausas ni cotejos de los momentos de confluencia y desencuentros. Admiraba a Porras, como todos los cubanos independentistas, que somos la inmensa mayoría. Le fascinaba el Perú y le tenía un amor entra­ñable.

Por todo ello, he recibido y agradecido numerosísimas expresiones de simpatía y admi­ración que nos han hecho llegar peruanos desde todos los confi­nes. Le rinden homenaje como gran humanista, orador, cristia­no, revolucionario, fidelista, his­toriador, predicador, hombre de pueblo.

Todo eso y más fue Eusebio, a quien no podríamos etiquetar. Pero si nos apuraran, tendría­mos que apelar a su apellido. Fue Leal a su pueblo, a su cultu­ra, a su Revolución.

Seguir leyendo

Lo más reciente

Empresarialhace 11 horas

En el Día de la Cerveza, decimos ¡salud! con una BREWDOG

No existe motivación del Congreso de generar inestabilidad al Gobierno No existe motivación del Congreso de generar inestabilidad al Gobierno
Políticahace 15 horas

No existe motivación del Congreso de generar inestabilidad al Gobierno

El presidente del Con­greso, Manuel Merino, hizo un llamado a la tranquili­dad a los parlamentarios de las diversas bancadas, tras...

Eusebio Leal y su entrañable relación con el Perú Eusebio Leal y su entrañable relación con el Perú
Especialhace 15 horas

Eusebio Leal y su entrañable relación con el Perú

En el verano boreal de 2016 fui designado emba­jador en este el Perú y de inmediato inicié el ciclo de...

Regalo ideal para el Día del Niño Regalo ideal para el Día del Niño
Actualidadhace 15 horas

Regalo ideal para el Día del Niño

Una de las fechas más esperadas por los pequeños de casa, es sin duda el Día del Niño, y este...

Homenaje a enfermeras caídas en pandemia Homenaje a enfermeras caídas en pandemia
Políticahace 15 horas

Homenaje a enfermeras caídas en pandemia

Como parte del programa de celebración del mes de la Enfermería, el Colegio de Enfermeros del Perú (CEP) realizará el...

Siguen pagando el bono de 760 soles Siguen pagando el bono de 760 soles
Economíahace 15 horas

Siguen pagando el bono de 760 soles

El Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) informó que aquellos hogares que debieron realizar el cobro de 760 soles...

Primera temporada de pesca de anchoveta culmina 15 de agosto Primera temporada de pesca de anchoveta culmina 15 de agosto
Políticahace 15 horas

Primera temporada de pesca de anchoveta culmina 15 de agosto

El Ministerio de la Producción (Produce) anunció que el próximo 15 de agosto concluirá la primera temporada de pesca 2020...

La reforma educativa continúa La reforma educativa continúa
Políticahace 15 horas

La reforma educativa continúa

La ratificación de Martín Benavides en el Ministerio de Educación significa que la reforma educativa continúa, dijo la exministra Marilú...

Ministerio de Cultura capacita a organizaciones afroperuanas Ministerio de Cultura capacita a organizaciones afroperuanas
Políticahace 15 horas

Ministerio de Cultura capacita a organizaciones afroperuanas

El Ministerio de Cultura capacitó a representantes de organizaciones afroperua­nas de Arequipa, Ica, Lima provincias y Madre de Dios sobre...

Subsidio se reflejará en recibo de agosto Subsidio se reflejará en recibo de agosto
Economíahace 15 horas

Subsidio se reflejará en recibo de agosto

El subsidio para los usuarios por la aplicación del bono Electricidad se verá reflejado en los recibos de luz de...

Anuncio

PUBLICIDAD

Anuncio

Tendencia

Av. Paseo de la República Nº 5610 Oficina 201 Miraflores - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 782-1772
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.