Conecta con nosotros

Germán Alarco Tosoni

Profesor Universidad del Pacífico

 

Impactos de la economía internacional en el Perú post Covid-19

Publicado el

Impactos de la economía internacional en el Perú post Covid-19

El Banco Mundial emitió en abril sus primeras proyecciones sobre los impactos del Covid-19 en la economía mundial para 2020. La mayoría son negativas. El PBI mundial se reduciría en 3%; con una mayor contracción de 7.5% en la Zona Euro, 5.9% en EE.UU. y América Latina con una caída de 5.2%; China crecería 1.2%, pero la previsión anterior era del 6%. En el caso del Perú las previsiones del Banco Mun­dial y el FMI situaban la caída entre 4.5% y 4.7%; una reciente de finales de mayo la estimaba en 6.5%.

Desafortunadamente, todos coinciden en el signo negativo de estas proyecciones; obvia­mente hay diferencias sobre el número preciso. En el Perú las previsiones son en general más negativas, pero se omiten los supuestos; y no se consideran los impactos positivos de las políticas fiscales, monetarias y de ingresos anticíclicas. Quizás también hay interés de algunos por maximizar los resultados negativos para presionar a que las políticas para la contención y reactivación insistan en seguir la ruta de siempre. Les asusta las nuevas propuestas y cualquier ajuste en el modelo económico.

Donde sí hay discusión es sobre lo que ocurrirá en el me­diano y largo plazo. El discurso de los organismos financieros internacionales es obviamente optimista; ya que entre 2021 y 2022 se superarían los proble­mas. Sin embargo, si se revisan detalladamente las tendencias y proyecciones de esas organi­zaciones y de otras la realidad sería diferente.

Es probable que, en el cor­to plazo, cuando se alcance la contención de la pandemia se produzca una recuperación rápida hasta números ligera­mente positivos, pero inmedia­tamente después dominaría un prolongado y bajo crecimiento económico. La desglobalización y ralentización de la economía mundial parecerían ser la carac­terística de los nuevos tiempos. Este escenario obligaría a que el Perú ajuste su modelo de creci­miento y desarrollo económico

No podemos seguir haciendo lo mismo que antes; no solo por nues­tra voluntad sino por la realidad que nos obligaría hacerlo.

CRECIMIENTOECONÓMICO DECRECIENTE

Muchos se ufanan del creci­miento económico de las últimas décadas para afirmar que este modelo neoliberal es plenamen­te exitoso. Están mintiendo o les falta perspectiva de largo plazo. Si se revisan las series estadísticas desde 1950 a 2019 las conclusiones serían diferentes. En el gráfico 1 se muestra la tasa de crecimiento promedio del PBI y PBI per cápita de las 25 principales de economías del mundo.

La tendencia es clara; durante la fase de oro del capitalismo entre los años 50 y finales de los 70 se cre­ció más que en la fase neoliberal iniciada a partir de los años 80. En la primera fase fue de 4.4% anual y en la segunda 2.4%; y de 3.4% y 2.5% respectivamente cuando se mide en términos per cápita. Aho­ra se crece menos que antes, aun­que también hay que reconocer li­geros repuntes a finales del 90 y en los últimos años como resultado de la formación de burbujas en los precios de los activos impulsada por las políticas de Trump. Hacia adelante no debemos olvidar que esta tendencia descendente po­dría agudizarse por el menor cre­cimiento demográfico, el cambio tecnológico que reduce el conteni­do de mano de obra por unidad de producto y sociedades post consu­mistas. (Ver Gráfico 1)

MATERIAS PRIMAS A LA BAJA

El gráfico 2 es útil para demos­trar que no debemos seguir insis­tiendo en producir y exportar más de lo mismo. La diversificación productiva es una necesidad para el Perú. En este se presenta la evo­lución del volumen exportado de productos agrícolas, manufactura, hidrocarburos y productos mine­ros respecto del PBI mundial real de la Organización Mundial del Comercio. De los tres conjuntos de productos el que muestra una ten­dencia creciente son los productos manufactureros.

El mundo demanda más ma­nufacturas en la medida en que el producto aumenta (tiene una elas­ticidad ingreso mayor a uno). Hay que exportar lo que el mundo ne­cesita. En cambio, en el caso de los hidrocarburos y los productos mi­neros hay una tendencia fluctuan­te y que se convierte en decrecien­te a partir de finales de la primera década del siglo XXI.

Entre los años 50 y 70 el creci­miento económico mundial fue más intensivo en el uso de hidro­carburos y de nuestros productos mineros; también fue ligeramente más intensivo en la década de los 90. El comercio internacional de productos agrícolas fue relativa­mente importante en los años 60, para de ahí estabilizarse y a partir del siglo XXI hay una tendencia ligeramente creciente que estamos aprovechando en el caso de la exportación no tradi­cional de productos agropecuarios. (Ver Gráfico 2)

TLC MENOS EFECTIVOS

El Perú apuesta todo a más comer­cio internacional a través de la firma de Tratados de Libre Comercio (TLC). Efectivamente, los TLC teóricamente abren mercados para nuestra produc­ción. Sin embargo, cuando se evalúan sus impactos en casos concretos como los firmados con EE.UU., China y la Unión Europea hay muchas sorpre­sas.

En primer lugar, a partir de la entrada en vigencia del acuerdo se observa un gran incremento en las importaciones que compensa el creci­miento menos dinámico de las expor­taciones, desequilibrando la balanza comercial. Tampoco hay que omitir que las mayores importaciones de bie­nes sustitutos a los locales impactan negativamente en la producción na­cional; en la manufacturera y agrícola en particular con muchos ejemplos a la vista.

También hay que anotar que esas mayores importaciones no se circuns­criben a bienes de alto contenido tec­nológico; eso ha ocurrido en el caso de China, pero no en el TLC con EE.UU. donde se están importando bienes vinculados a materias primas y otros productos de bajo procesamiento tec­nológico.

Por el lado de las exportaciones también se exporta más bienes alre­dedor de los mismos productos; asi­mismo, por razones independientes a la firma de TLC como en el caso de China donde esta se explica más por su estrategia de inversión extranjera para colocarnos como proveedores de productos mineros y pesqueros.

Se exporta un poco más de produc­tos no tradicionales que igualmente ingresarían con bajos aranceles a la economía receptora. Por último, no hay que olvidar que si bien se in­troducen un mayor número de pequeños exportadores el nivel de fracaso luego de 2 o 3 años es masi­vo de acuerdo a la información del Mincetur.

En el gráfico 3 se muestra que está ocurriendo con el comercio internacional respecto del PBI mundial real desde los años 50 a la fecha. También se observa cual es la aportación marginal de los TLC a nivel a global, misma que se estima como el cociente del valor de las exportaciones mundiales respecto del número acumulado de estos acuerdos regionales o internacionales. Se extraen igual­mente conclusiones interesantes. Del lado izquierdo se observa la desaceleración de la importancia del comercio internacional respec­to del producto mundial. En parti­cular cuando el cociente adquiere valores por debajo de la unidad desde el segundo quinquenio del siglo XXI.

El crecimiento del PBI se está acompañando de un menor creci­miento del comercio internacio­nal. Las economías están mirando relativamente más hacia adentro que hacia afuera. El proceso de des­globalización está en curso y hacia adelante, por la crisis, las econo­mías se cierran y ven más por sus propios intereses.

La otra curva de tendencia de­creciente reflejaría que la firma de nuevos TLC contribuye a crear más comercio internacional, pero este valor es cada vez menor en el tiempo. En los años 60 y 70 se tuvieron los valores máximos de casi US$ 300,000 millones por cada nuevo acuerdo. Ahora en la medi­da en que estos proliferan a nivel internacional generarían menos de US$ 50,000 millones de mayor comercio.

Obviamente, estos resultados son promedio sin contemplar la dimensión y dinámica de las eco­nomías involucradas; menores en el caso del Perú que tiene una par­ticipación de alrededor del 0.25% del comercio y producto mundial. Esta información no debe implicar denostar la importancia del comer­cio internacional y de los TLC, pero es hora de pensar y trabajar en una política comercial estratégica que parte desde la producción. (Ver Gráfico 3).

PROYECCIONES NEGATIVAS

En los gráficos 4 y 5 se mues­tran las proyecciones de los pre­cios internacionales de algunas de nuestras materias primas, en particular del cobre y el oro. Son los estimados del Banco Mundial de octubre de 2019 y abril de 2020 hasta el año 2030. Están en dólares constantes de 2010 presentando la información histórica entre 2010 y 2019.

La data no es alentadora en el caso de nuestro producto em­blemático del cobre (Ver Gráfico 4); tampoco lo sería en los casos del hierro, plata y plomo. Solo mostraría una tendencia ligera­mente positiva en el zinc, pero en ningún caso arribarían a los niveles de precios máximos de los años 2010-2011.

La situación sería ligera­mente diferente para el oro, que también es un metal de refugio. El Banco Mundial prevé un alza durante los primeros años, pero de ahí una marcada tendencia decreciente que nos perjudica­ría especialmente a partir del 2025 (Ver Gráfico 5).

Todas estas proyecciones no serían positivas para nues­tra balanza de pagos, ni para la inversión minera que está claramente correlacionada po­sitivamente con sus precios; asi­mismo, la inversión en general que se asocia a esta sería menor. Por otra parte, una estrategia de producir más tendría un impac­to negativo sobre los precios in­ternacionales como ocurrió por nuestra culpa entre los años 2014 al 2016.

 

ALGO MÁS

El panorama internacional no se ve bien hacia adelante. La diversificación productiva y exportadora es urgente, ampliando nuestra canasta de bienes y servicios. Esta es una tarea que requiere de empresarios y empresas innovadoras; pero también de más y mejor Estado para convocarlas. Asimismo, es forzoso mirar más hacia adentro de nuestra economía y regionalmente, impulsando mayores encadenamientos productivos y mercados internos.

Seguir leyendo
Anuncio

Política

Fiscalía reprograma citaciones a Castillo

Publicado

el

Ministerio Público - Fiscalía de la Nación

La fiscal de la Nación, Patricia Benavides, reprogramó las citaciones al presidente Pedro Castillo para que rinda su declaración indagatoria en las investigaciones preliminares que se le inició por los casos Petroperú y la salida de Mariano González como Ministro del Interior.

La magistrada citó al Jefe de Estado para este viernes 12 de agosto afín de que rinda su declaración indagatoria por las presuntas irregularidades detectadas en la licitación para la adquisición de barriles de Biodiesel B 100 a la empresa Heaven Petroleum Operators S.A, caso conocido como “PetroPerú”.

Seguir leyendo

Política

Reafirman convenio en favor del sector salud

Publicado

el

Pedro Castillo

Durante la ceremonia de reafirmación del convenio para estabilidad de los trabajadores del sector Salud, en Palacio de Gobierno.

Durante la ceremonia de reafirmación del convenio para estabilidad de los trabajadores del sector Salud, en Palacio de Gobierno, el presidente Pedro Castillo llamó a los trabajadores del sector Salud a forjar una sola fuerza a fin de asegurar la atención médica de las familias más vulnerables, en especial, las afectadas por el friaje.

Seguir leyendo

Política

Vicepresidenta Boluarte pide gobernabilidad al Congreso

Publicado

el

Dina Boluarte

La vicepresidenta de la República, Dina Boluarte, pidió al Congreso de la República apostar por la gobernabilidad y permitirle al presidente Pedro Castillo terminar su mandato el 28 de julio de 2026.

En declaraciones a un medio colombiano, señaló que el pueblo peruano los ha elegido por cinco años, así como a los miembros del Legislativo, por lo que llamó a ese poder del Estado a cumplir el mandato que el pueblo les ha dado. “Por eso yo quiero desde acá pedir al Congreso que sea un Congreso que, con ese espíritu democrático, pueda apostar por la gobernabilidad y permita al presidente Pedro Castillo terminar su gobierno el 28 de julio de 2026”, declaró a W Radio.

Seguir leyendo

Hoy escriben

Tendencia

Av. Paseo de la República Nº 5610 Oficina 201 Miraflores - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 782-1772
Copyright © 2021 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.