Casinos: ¿en línea o físicos?

244
0

Es innegable que los casinos en línea han ido ganando terreno en los últimos años y esto solo parece ser el comienzo. Actualmente, casi dos de cada tres jugadores prefieren las plataformas en línea a los establecimientos físicos. Estas 5 razones podrían explicar la democratización de esta tendencia. Y la perspectiva de que la brecha entre ambas opciones tienda a ensancharse.

Comodidad

No hay dudas de que uno de los principales beneficios que tienen los casinos en línea es la comodidad que ofrece a los jugadores. Poder divertirse cuando y donde uno quiera se acerca mucho a la definición más básica de ‘pasarla bien’. Y esto es algo que Internet ha hecho posible y que resulta particularmente útil para las personas que no tienen un casino físico cerca.

Medios de pago

En la gran mayoría de los casinos físicos se aceptan unas pocas opciones de pago, además del efectivo. Ello implica una restricción nada despreciable para algunos usuarios. En cambio, en los casinos en línea lo normal es que haya una amplia variedad de medios de pago a disposición de sus clientes. Y muchas de ellas son virtuales, algo que para muchos jugadores es una ventaja adicional.

Accesibilidad

Tras las experiencias vividas durante la pandemia, a día de hoy nada garantiza la apertura permanente de los casinos físicos. Estos pueden cerrarse de un día para otro, por tiempo indefinido, sin que los jugadores puedan hacer nada al respecto. En cambio, los casinos en línea siempre están disponibles.

Además, incluso cuando los usuarios están de viaje, pueden disfrutar de un momento de esparcimiento, que quizá también le llene los bolsillos de soles. Es esta accesibilidad es la que hace que muchos usuarios se decanten por la opción online, además, de que pueden obtener bonos sin depósito y muchas más bonificaciones.

Variedad de juegos

Seamos honestos: los casinos físicos generalmente palidecen en comparación con los casinos en línea cuando se trata de la diversidad de juegos ofrecida. Por un tema de espacio físico, les resulta imposible competir con los casinos en línea, ya que estos últimos tienen una gama muy variada de opciones. Que además se renueva y amplia muy a menudo.

Paz

Pedir silencio en un casino físico es algo completamente imposible e incluso podría ser tomado como una falta de respeto o una grosería. Estos establecimientos se caracterizan por ser lugares muy animados y ruidosos. Pero el alboroto y los gritos para un número muy elevado de jugadores, resulta un defecto más que una cualidad.

Con los casinos online la experiencia es completamente diferente, ya que es posible jugar en silencio o con la música o los sonidos de fondo que cada jugador elija. Este es un tema muy delicado. Muchas personas tienen que concentrarse para disfrutar realmente de la experiencia del juego. Y la opción online es la que mejor se ajusta a dichas necesidades. Esto es especialmente evidente cuando se eligen juegos como el Blackjack o el póker, en los que una estrategia bien planificada puede ser la diferencia entre ganar o perder.

Artículo anterior“En el Perú no existe una cultura de atención al paciente amputado”
Artículo siguienteRegiones reciben S/ 10 228 millones