Brutal represión en San Marcos

764
0

Alejandro Arteaga

Más de 200 policías ingresaron ayer a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos para recuperar la ciudad universitaria, que fue tomada por los estudiantes en la víspera como reclamo por, según afirman, el atropello de las autoridades de esta casa de estudios.

Un desmedido uso de la fuerza caracterizó la incursión policial que dejó como saldo 20 alumnos detenidos. Con una tanqueta, motos, a pie y con bombas lacrimógenas, los efectivos de la policía ingresaron por las distintas puertas de la Decana de América para empezar la búsqueda de estudiantes. 

La violencia en el operativo mereció el rechazo de estudiantes, padres de familia y hasta congresistas, sin embargo las acciones fueron coordinadas nada menos que por el rector de San Marcos, Orestes Cachay.

Al advertir el inminente ingreso policial, los estudiantes que desde el jueves bloqueaban las puertas con los rostros cubiertos, huyeron con rumbo desconocido. 

La presión de la tanqueta, detrás de la cual había decenas de policías antimotines, hizo ceder el portón de fierro de la ciudad universitaria. Dentro se encontraron llantas con fuerte olor a combustible, carpetas, sillas y otros objetos que obstaculizaban el ingreso.

INTERVENCIÓN BRUTAL
Tras el ingreso de la Policía, la Federación Universitaria de San Marcos – FUSM, se pronunció a través de su cuenta oficial de Twitter, afirmando que la intervención de la PNP al claustro fue “brutal”. 

“Hay 13 estudiantes detenidos. La intervención ha sido brutal, poco más de 150 policías en motos, tanquetas y camionetas han ingresado violentando puertas de las facultades”, denunció la organización estudiantil. 

En efecto, a las 7 de la mañana de este viernes, un numeroso grupo de efectivos policiales ingresó a la universidad de San Marcos con tres tanquetas. 

Los alumnos de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos tomaron la universidad la madrugada de este jueves en medida de protesta por la contratación improvisada de profesores para estudios generales.

La Policía Antimotines se mantuvo en San Marcos hasta la tarde y las clases fueron suspendidas.
La Policía Antimotines se mantuvo en San Marcos hasta la tarde y las clases fueron suspendidas.

EL PROBLEMA
¿Cuál ha sido el problema que ha originado la reacción de los estudiantes y el violento ingreso de la Policía con la anuencia del rector Oreste Cachay?

Según Gerardo Salas, presidente de la Federación Universitaria de San Marcos (FUSM) se decidió tomar la Ciudad Universitaria debido a la negativa de las autoridades universitarias de implementar el curso de Estudios Generales que modifica toda la malla curricular y perjudica a los alumnos.

Explicó que este curso está bien para los “cachimbos” pero afecta a los estudiantes de ciclos superiores. “En mi caso me faltan tres cursos para salir, lo que supone un número de créditos pero con el curso de Estudios Generales se pasa ese número de créditos, se cambia todo, te demoras en terminar la carrera y sobre todo no se puede hacer este tipo de cambios de la noche a la mañana”, explicó Salas.

En este caso estaría la mayoría de alumnos de esta casa de estudios. “Los alumnos y las autoridades hemos sostenido un diálogo al respecto pero todo queda en nada debido a que su decisión ya estaba tomada”, afirmó.

A la pregunta de que la Ley Universitaria disponía la enseñanza del curso de Estudios Generales, Salas dijo que “nosotros estamos de acuerdo con la acreditación universitaria, con la nueva ley pero no puede implementarse algo cuando afecta al alumno”, dijo el dirigente estudiantil.

Abogado de los estudiantes, Javier Quintanilla, en plena intervención.
Abogado de los estudiantes, Javier Quintanilla, en plena intervención.

PROFESORES TAMBIÉN
Este diario conversó con algunos profesores de San Marcos quienes revelaron que también tienen problemas con la gestión de Orestes Cachay por sus sueldos y pensiones. Mañana, un detallado informe al respecto.

Artículo anteriorHay interferencia de poderes
Artículo siguiente“Esperamos recuperar lo justo, nuestra libertad”